¿Qué es un embarazo de alto riesgo? – Causas y Tratamiento

embarazo de alto riesgo

Un embarazo de alto riesgo es aquel que tiene más posibilidades de desarrollar complicaciones durante la gestación y el puerperio (después del parto).  En estos  casos, tanto la mujer como el bebé deben someterse a un control más completo, para evitar posibles riesgos.

Se estima que un 10% de los embarazos son de alto riesgo, las causas pueden ser muy variables y pueden ocurrir antes, durante o después de la gestación.

Se considera embarazo de alto riesgo cuando el riesgo de enfermedad o muerte antes o después del parto es mayor de lo habitual, tanto para la madre como para el bebé. 

 

Causas o factores de riesgo

embarazo de alto riesgoEn ocasiones un embarazo de alto riesgo es el resultado de una condición médica que estaba presente antes de la concepción. En otros casos, se debe a una condición médica que se desarrolla durante la gestación.

Pero además, hay que tener en cuenta otros factores como los medioambientales y el estilo de vida de la mujer.

En cualquier caso es importante identificar las condiciones que aumentan la probabilidad de que un embarazo sea de alto riesgo para disminuir las consecuencias.

Algunos de los factores que pueden contribuir a que un embarazo sea de alto riesgo son:

 

Factores médicos

embarazo de alto riesgoAlgunas enfermedades crónicas pueden hacer que la mujer tenga un embarazo de alto riesgo.

Entre estas enfermedades se incluyen: presión arterial alta, diabetes, obesidad, hipotiroidismo o hipertiroidismo, enfermedades inmunitarias, trastornos mentales, cáncer, problemas del corazón o las enfermedades de transmisión sexual, entre otras.

Además, haber tenido un parto prematuro, un bebé con bajo peso al nacer o una cesárea, también puede aumentar el riesgo de que suceda lo mismo en embarazos posteriores.

Otros factores de riesgo incluyen antecedentes familiares de enfermedades genéticas o aborto espontáneo.

Vamos a detallar las enfermedades crónicas más frecuentes, según la Revista Biomédica Medwave:

 

1. Diabetes

Las mujeres que tienen diabetes antes de quedar embarazadas, tienen entre 2 y 3 veces más riesgo que las no diabéticas de presentar complicaciones durante el embarazo como aborto espontáneo, malformaciones congénitas, preeclampsia o parto prematuro.

Controlar la diabetes antes de la concepción reducirá el riesgo de malformaciones fetales y abortos espontáneos. Por tanto, es importante que las mujeres con esta condición médica planifiquen su embarazo.

 

2. Hipertensión arterial

embarazo de alto riesgoEn este caso, el objetivo se centra en normalizar los valores de la presión arterial antes de concebir.

Además, hay que evaluar el tratamiento que se sigue, ya que algunos medicamentos están contraindicados durante el embarazo por sus efectos adversos para el feto.

 

3. Asma

El asma es una de las enfermedades más frecuentes en las mujeres en edad fértil. Se han realizado estudios entre pacientes asmáticas y no asmáticas y no existen diferencias significativas en el desarrollo de complicaciones en el embarazo, como la preeclampsia, muerte fetal, partos prematuros, retardo del crecimiento del útero o malformaciones congénitas.

Sin embargo, los síntomas de las mujeres con asma pueden empeorar durante el embarazo, sobre todo cuando se trata de pacientes con asma moderada o severa.

 

4. Fenilcetonuria

Se trata de una enfermedad metabólica que se transmite genéticamente. La enzima fenilalanina hidroxilasa se ve altera y produce un aumento de los niveles de fenilalanina.

[quote_box_right]La fenilalanina se encuentra en el edulcorante artificial (aspartamo), los productos lácteos, carne, pescado, huevos, frutos secos o cereales.[/quote_box_right]

Las mujeres afectadas deben iniciar antes y durante el embarazo, una dieta estricta sin fenilalanina ( se debe comer sobre todo frutas, verduras y hortalizas) para prevenir abortos espontáneos, malformaciones cardíacas congénitas, bajo paso del bebé al nacer, microcefalia y retraso mental.

 

5. Enfermedad tiroidea

embarazo de alto riesgoLa alteración del tiroides puede provocar alteraciones del desarrollo neurológico del feto.

Las pacientes con esta enfermedad, deben controlar con frecuencia su función hormonal, ya que la dosis de medicamentos debe ser ajustada durante el embarazo.

 

6. Epilepsia

Tanto la enfermedad como los medicamentos usados para controlar la epilepsia, pueden causar complicaciones durante el embarazo.

[quote_box_right]Consulta siempre con tu médico antes de tomar o de cesar un medicamento.[/quote_box_right]

Por lo general, los médicos recomiendan mantener la dosis mínima de medicación e incluso retirar la medicación si no se han tenido crisis en los últimos 2 o 3 años.

 

Estilo de vida y factores medioambientales

embarazo de alto riesgoLa edad de la madre es uno de los factores que aumento el riesgo de que el embarazo sea de alto riesgo. De manera que, el riesgo aumento cuando la mujer embarazada tiene menos de 15 años o más de 40 años. 

Lo mismos sucede en el caso de las mujeres muy delgadas o con sobrepeso.

Es importante, tener un peso normal antes de quedar embarazada si se quieren minimizar los riesgo de embarazo de alto riesgo.

En este apartado también hay que incluir el estilo de vida de la mujer. Se debe tener en cuenta que fumar, beber alcohol y consumir drogas, puede poner cualquier embarazo en riesgo.

 

Complicaciones durante el embarazo

Hasta ahora hemos mencionados factores que se dan antes del embarazo; pero también hay algunas condiciones que se dan durante la gestación y que pueden hacer que un embarazo sea considerado de alto riesgo. Entre ellas se incluyen:

diabetes gestacional

  • Problemas en el útero, el cuello uterino o la placenta
  • Demasiado, o bien,  poco líquido amniótico
  • Crecimiento fetal restringido
  • Parto prematuro
  • Incompatibilidad de grupos sanguíneos madre-bebé.

 

¿Qué puedes hacer?

embarazo de alto riesgoCuando un embarazo es considerado de alto riesgo la mujer embarazada llevará un seguimiento más completo y una serie de cuidados especiales. Además, hay ciertas medidas que puedes tomar para disminuir las complicaciones.  

 

1. Cita preconcepcional

embarazo de alto riesgoEn esta consulta se pueden identificar las condiciones sociales y médicas que tenga la paciente antes del embarazo.

Es importante que la salud de la madre sea óptima antes del embarazo. Por ello, el especialista te dará algunas pautas si tienes algún factor de riesgo, como tomar alguna vitamina prenatal, dejar de fumar o alcanzar tu peso ideal antes de quedar embarazada.

[quote_box_center]Cuando se realizan estas consultas preconcepcionales se pueden identificar los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de tener un embarazo de alto riesgo y por tanto, se pueden reducir las complicaciones en la madre y el bebé.[/quote_box_center]

 

2. Atención prenatal regular

Realizar las visitas prenatales regularmente ayudará a los médicos a detectar posibles complicaciones y controlar tu salud y la del bebé.

embarazo de alto riesgoEs importante, que acudas al médico desde que sepas que estás embarazada, esto ocurre normalmente en el primer trimestre de gestación. Sin embargo, hasta el 30% de las mujeres inicia su control prenatal en el segundo trimestre, lo que dificulta la detección precoz de malformaciones congénitas.

En los embarazos de alto riesgo se llevará un seguimiento con un mayor número de visitas. Esto dependerá del tipo y severidad de la enfermedad o condición, que hace que el embarazo se considere de alto riesgo.

Consulta prenatal: por lo general, se controla el peso, tensión arterial, edemas o varices, se mide la altura del útero, exploración cervical y ecografías, entre otras pruebas. 

 

3. Dieta saludable

alimentacion embarazoDurante el embarazo se debe aumentar la ingesta de alimentos con ácido fólico, calcio, hierro y otros nutrientes esenciales.

Su médico puede recomendarle una vitamina prenatal para cubrir las necesidades básicas, pero no olvides que también tienes que comer alimentos nutritivos y saludables.

 

4. Evitar el estrés y la actividad física intensa

El estrés y la ansiedad durante el embarazo pueden afectar negativamente al bebé, pudiéndose desarrollar complicaciones como, un parto prematuro, bajo peso al nacer, aborto espontáneo, obesidad o asma.

yoga para embarazadasPara reducir el estrés puedes practicar yoga o ejercicios de relajación. Estos te ayudarán a controlar la respiración y además, te serán útiles en el momento del parto.

Por otro lado, cuando se realiza una actividad física muy intensa el aporte de oxígeno al útero disminuye, con lo que el feto no recibe el oxígeno que necesita y esto puede causar complicaciones en su desarrollo.

[quote_box_center]De cualquier modo, si se realizan actividades físicas de alta intensidad, estas no deben sobrepasar los 15 minutos y se deben evitar cuando el clima es húmedo y demasiado cálido.[/quote_box_center]

 

5. Aumento de peso en el embarazo

Tienes que ganar el peso adecuado, ni más ni menos. Esto tendrá beneficios para ti y para la salud de tu bebé.

aumento de peso en el embarazoEl aumento de peso, dependerá de cada mujer, ya que aquellas mujeres con sobrepeso no tendrá que aumentar tanto de peso.

Si aumentas más peso del que debes pueden darse complicaciones como, diabetes gestacional, hipertensión o preeclampsia. Y los bebés tienen un mayor riesgo de padecer obesidad y/o diabetes en el futuro.

Además, empeora algunos síntomas del embarazo como las varices, las hemorroides o los dolores de espalda y piernas.

 

6. Evitar el tabaco, drogas y alcohol

Estas sustancias puedes afectar a la salud del feto y además, pueden hacer que el embarazo sea de alto riesgo.

fertilidadCuando la mujer embarazada toma alcohol, este puede atravesar la placenta y entrar en la corriente sanguínea del bebé. Esto puede ocasionar aborto, muerte fetal, malformaciones, parto prematuro o bajo peso al nacer.

El tabaco no solo afecta a la salud de la madre, sino que también tiene consecuencias negativas para la salud del feto, pudiendo provocar muerte fetal, aborto, parto prematuro y bajo peso al nacer.

[quote_box_center]¡Recuerda! El humo del cigarrillo también puede afectar a tu salud y a la del bebé. [/quote_box_center]

La ingesta de drogas o medicamentos no prescritos por el médico, puede ocasionar problemas graves en el feto. Es importante no consumir drogas ilegales durante el embarazo y consultar con un médico cada vez que necesites tomar un medicamento.

 

7. Estudio genético

El médico puede sugerir un estudio genético para conocer la probabilidad de que el bebé tenga alguna malformación genética.

anemia-embarazoEstos estudios tienen un precio elevado, pero si te lo puedes permitir y hay señales que indican que el feto puede tener alguna malformación genética, es recomendable que te lo hagas.

De esta manera, si todo sale bien podrás disfrutar de tu embarazo sin sufrir la ansiedad de pensar que algo puede estar mal.

Algunas mujeres tienen un riesgo mayor cuando se quedan embarazadas después de los 35 años o si ya ha tenido un bebé con una deformación congénita al nacer. En estos casos, es aconsejable realizar las pruebas genéticas con los que se descartan trastornos genéticos, como el Síndrome de Down.

embarazo de alto riesgo

Con los avances que se han hecho en medicina la mayoría de los embarazos de alto riesgo tienen un final feliz. Por lo general, lo único que los diferencia de un embarazo normal es la necesidad de llevar un seguimiento y control más exhaustivo y completo para detectar posibles complicaciones y actuar en consecuencia.

En algunos casos, la mujer embarazada puede ser hospitalizada para llevar un control más completo y tratar las complicaciones que se dan durante la gestación.

Hay que tener en cuenta, que durante el embarazo siempre prevalece la salud y vida de la mujer. Esto quiere decir, que si la vida de la madre corre peligro se interrumpirá el embarazo.

 

Resumiendo
El embarazo de alto riesgo es aquel en el que hay un riesgo mayor del habitual de que se den complicaciones tanto en la mujer como en el feto. Por lo general, estos embarazos tienen un buen pronóstico y no te debes alarmar si tu médico te dice que tienes un embarazo de alto riesgo. Eso sí, debes llevar un seguimiento y control más exhaustivo para identificar y tratar las posibles complicaciones.

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA