Aborto espontáneo: causas, síntomas y tipos

aborto espontaneo

El aborto espontáneo o involuntario es aquel en el que el embarazo se interrumpe por la pérdida del feto. Esto suele suceder durante el primer trimestre y según la APA (Asociación americana del embarazo), entre el 10 y el 25% de todos los embarazos terminan en aborto involuntario (1).

Las causas del aborto espontáneo pueden variar de una mujer a otra, y en algunos casos, se desconocen. Es importante conocer los signos y los factores de riesgo que se han asociado a los abortos involuntarios, con el fin de prevenirlos.

 

Síntomas

Los síntomas pueden variar dependiendo de la etapa del embarazo en la que ocurra el aborto. En ocasiones, la mujer no llega a saber que está embarazada porque el aborto se da en las primeras semanas.

Estos son algunos de los síntomas que advierten de un aborto espontáneo (2):

aborto espontaneo

  • Dolor de espalda, puede ser leve o intenso.
  • Manchado espeso.
  • Sangrado vaginal en forma de coágulos.
  • Dolor abdominal intenso.
  • Calambres.

Si tiene varios de estos síntomas deberá acudir a su médico lo antes posible.

 

Causas

Las causas del aborto involuntario no están claras. La mayoría de ellos se producen en el primer trimestre de embarazo y se deben a anomalías cromosómicas en el feto.  Muchos de estos problemas cromosómicos ocurren por casualidad y no están relacionados con la salud del padre o de la madre.

Sin embargo, los abortos espontáneos también pueden ser causados por otros factores:

aborto-espontaneo

  • Infecciones de la mujer.
  • El embrión o el feto se desarrolla de forma anormal. Esto sucede por casualidad cuando el óvulo fertilizado se divide y crece. Por ello, es poco frecuente que en futuros embarazos ocurra lo mismo. Esta es una de las causas más frecuentes de aborto involuntario (3).
  • La exposición a altos niveles de radiación o agentes tóxicos.
  • Problemas hormonales.
  • Anomalías uterinas, como tejido cicatrizal o fibromas uterinos, pueden causar aborto involuntario después del primer trimestre.
  • Las mujeres con bajo peso o con sobrepeso, tienen un mayor riesgo de aborto espontáneo.
  • Haber tenido más de un aborto involuntario seguido.
  • Enfermedad renal grave de la mujer, enfermedad cardíaca congénita y enfermedad del tiroides.
  • La diabetes no controlada.
  • Ciertos medicamentos.
  • Malnutrición grave de la embarazada.
  • Edad. Las mujeres tienen un mayor riesgo de tener un aborto involuntario a medida que envejecen. Algunos estudios muestran que el riesgo de aborto es de entre el 12 y el 15% para las mujeres de 20 años, pero se eleva al 25% en mujeres de 40 años (4).

 

Tipos de aborto

Hay diferentes tipos de aborto involuntario (3):

1. Amenaza de aborto involuntario. Se produce sangrado con o sin cólicos y el cuello uterino permanece cerrado. Aproximadamente, la mitad de estas amenazas terminan en la pérdida del feto. Pero, también hay casos en los que el sangrado se retiene después de un tiempo de reposo y el embarazo continúa con normalidad.

2. Aborto involuntario inevitable. Aumenta el sangrado y el cuello del útero comienza a abrirse. En este caso, no hay probabilidad de que el embarazo pueda continuar.

3. Aborto involuntario incompleto. No se expulsan todos los tejidos del útero después de la muerte fetal. En este caso se requiere tratamiento médico para eliminar los restos que pudieran quedar y evitar hemorragias o infecciones. Este tipo de aborto puede derivar en un aborto séptico si se infectara el tejido fetal o placentario que permanece en el útero (5).

4. Aborto involuntario completo. Cuando después de la muerte del feto todos los tejidos salen del útero, no hay dolor, el sangrado disminuye y el cuello del útero comienza a cerrarse. Por lo general, no se precisa ningún tratamiento.

5. Aborto retenido. El embrión muere, pero no se elimina el saco gestacional durante semanas o incluso meses. Es necesario tratamiento para eliminar todo el contenido del útero (legrado).

 

Factores de riesgo

La mayoría de los abortos se deben a causas naturales. Sin embargo, hay ciertos factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de un aborto involuntario.

aborto espontaneo

  • Edad. Las mujeres mayores de 35 años tienen un mayor riesgo de tener un aborto involuntario. Además, la edad del padre también puede desempeñar un papel importante.
  • Enfermedades crónicas. Las mujeres con alguna enfermedad crónica, como la diabetes no controlada, tienen un mayor riesgo de tener un aborto espontáneo.
  • Problemas uterinos o cervicales. Ciertas anormalidades uterinas o en los tejidos del cuello del útero.
  • El consumo de drogas, tabaco y el abuso de bebidas alcohólicas.
  • Peso. El bajo peso o el sobrepeso también se han relacionado con un mayor riesgo de aborto espontáneo.
  • Exposición a la radiación.
  • Consumo excesivo de cafeína.
  • Aborto involuntario anterior. Según la APA, las mujeres que han tenido un aborto involuntario anterior tienen un  25% de probabilidad de volver a tener otro aborto. Hasta el 5% de las mujeres embarazadas tienen dos abortos consecutivos y el 1% sufren tres o más seguidos (6). Sin embargo, la mayoría de las mujeres pueden tener embarazos exitosos a pesar de haber tenido uno o más abortos involuntarios.

 

Resumiendo
Los abortos involuntarios son más frecuentes de lo que se cree. Se desconoce la causa exacta que los provoca pero hay varios factores que juegan un papel importante. La mayoría de las mujeres pueden tener un embarazo normal después de tener un aborto espontáneo. 

Referencias

(1) http://americanpregnancy.org/pregnancy-complications/miscarriage/
(2) http://www.healthline.com/health/miscarriage#RiskFactors5
(3) http://www.plannedparenthood.org/health-info/pregnancy/miscarriage
(4) http://www.webmd.com/baby/guide/pregnancy-miscarriage
(5) http://www.bebesymas.com/embarazo/abortos-naturales-causas-y-tipos-de-aborto
(6) http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/pregnancy-loss-miscarriage/basics/risk-factors/con-20033827

 

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA