Qué es la placenta y para qué sirve

38 semanas de embarazo

La placenta juega un papel crucial durante el embarazo. Sin embargo, pocas mujeres conocen para que sirve o los factores que pueden afectar a este desconocido órgano.

La placenta es un órgano que se desarrolla en el útero durante el embarazo. Se forma de las mismas células de las que nacerá el bebé, óvulo y espermatozoide. Esta estructura proporciona oxígeno y nutrientes al bebé en crecimiento y elimina los productos de desecho de la sangre del feto.

[quote_box_center]A través de la placenta, también se pueden pasar sustancias tóxicas que afectan al feto, como las drogas o el tabaco. Por ello, no se recomienda el consumo de cualquier tipo de droga, beber alcohol o fumar, durante el embarazo.[/quote_box_center]

La placenta se adhiere a la pared del útero y el cordón umbilical la une al bebé. En la mayoría de los casos, suele situarse en la parte superior del útero. Es un órgano compartido entre el bebé y la madre, y a través de él circulan partículas en ambas direcciones. Sin embargo, no existe contacto entre la sangre del bebé y la de la madre.

En la web del “Parto es nuestro”, describen algunas características y funciones de la placenta. Entre ellas, comentan que dicho órgano comienza a formarse en la segunda semana de embarazo y se desarrolla hasta el tercer o cuarto mes, cuando ya está formada totalmente.

Pueden darse ciertas complicaciones con la placenta durante el embarazo y aunque es poco frecuente debes conocerlas.

 

Problemas más comunes en la placenta

Según la Clinica Mayo, los problemas más comunes incluyen desprendimiento de la placenta, placenta previa, placenta adherida o placenta retenida.

placenta

 

Desprendimiento de la placenta

Cuando la placenta se desprende de la pared interna del útero antes del parto, ya sea parcial o totalmente.

Esto puede causar diversos grados de sangrado vaginal y dolor o calambres. El bebé podría verse privado de oxígeno y nutrientes y por ello, en algunos casos es necesario adelantar el parto (parto prematuro).

 

Placenta previa

Cuando la placenta cubre parcial o totalmente el cuello uterino, la salida del útero. Esta condición es más común durante los primeros meses del embarazo y se puede resolver por sí sola cuando el útero comienza a crecer.

La placenta previa puede causar sangrado vaginal antes o durante el parto. Si la condición continúa durante el parto, suele ser necesario un parto por cesárea, o bien, una cesárea programada.

 

Placenta adherida o accreta

Cuando los vasos sanguíneos de la placenta crecen demasiado y se encuentra muy adherida a la pared del útero. Esto puede causar sangrado vaginal durante el tercer trimestre del embarazo y la pérdida severa de sangre después del parto.

El tratamiento puede requerir un parto por cesárea seguido de la eliminación quirúrgica del útero (Clínica Mayo).

 

Placenta retenida

Cuando la placenta no se desprende dentro de los 30 a 60 minutos después del parto. Esta condición puede darse porque la placenta se queda atrapada o porque sigue unida a la pared uterina.

Si no se trata, una placenta retenida puede causar una infección grave o pérdida de sangre potencialmente mortal en la madre.

 

Signos y síntomas

Hay algunos síntomas y/o signos que pueden aparecer cuando hay algún problema con la placenta. Es necesario, consultar con un médico si presentas alguno de ellos:

  • Sangrado vaginal
  • Dolor abdominal
  • Dolor de espalda severo
  • Contracciones uterinas rápidas

 

Factores que afectan a la placenta

Hay factores que pueden afectar a la salud de la placenta, algunos se pueden evitar y otros no. Entre ellos, se incluyen los siguientes:

placenta

  • La edad de la madre. Algunos problemas de la placenta son más comunes en mujeres de más de 40 años.
  • Rotura prematura de la membrana. El bebé está rodeado por una membrana llena de líquido, llamada saco amniótico. Cuando este saco se rompe antes de lo previsto, pueden surgir problemas en la placenta.
  • Alta presión sanguínea. La presión arterial alta puede afectar a la placenta.
  • Embarazo múltiple. Existe un mayor riesgo de problemas con la placenta en los embarazos múltiples.
  • Cirugía uterina previa. Cuando se ha sometido a una cirugía del útero, como una cesárea o extirpación de fibromas, hay un mayor riesgo de que surjan problemas en la placenta.
  • Problemas con la placenta en embarazos anteriores.
  • Abuso de sustancias, como las drogas y el cigarro.
  • Trauma abdominal. El riesgo de ciertos problemas en la placenta aumenta cuando hay un golpe u otro traumatismo en el abdomen.

 

¿Cómo y cuándo se expulsa la placenta?

placentaCuando el parto es vaginal, la placenta también sale por vía vaginal en lo que se conoce como la tercera etapa del parto. Este momento es conocido como alumbramiento. 

Es posible que se le pida a la mujer que empuje una vez más para expulsar la placenta. Este proceso normalmente dura unos 5 minutos, aunque en algunos casos se pueden tardar hasta 30 minutos o más.

[quote_box_right]Nunca se debe tirar del cordón umbilical para que la placenta salga.[/quote_box_right]

Según Michel Odent, el proceso podría tardar hasta 28 horas sin implicar riesgo de hemorragia. Es importante que la mujer no sangre, que el útero se contraiga y que se le de el tiempo necesario sin traccionar ni manipular (web netmoms).

Cuando se realiza una cesárea, el médico quitará la placenta del útero durante el procedimiento.

[quote_box_center]Cualquier fragmento de placenta debe ser retirado del útero para prevenir el sangrado y la infección.[/quote_box_center]

 

Datos curiosos

placenta

  • La placenta segrega las hormonas durante el embarazo.
  • El nivel de flujo sanguíneo hacia el útero es de unos 500-700 ml por minuto, esto permite que el bebé reciba los nutrientes necesarios para su desarrollo.
  • La placenta es la encargada de producir la hormona del embarazo (hormona gonadotropina coriónica humana), que es la que indica que estás embarazada cuando realizas un test de embarazo y la que hace que el embarazo siga adelante.
  • La comida que la mujer come no va directamente al bebé, sino que se divide en partículas de proteínas y nutrientes que atraviesan la placenta.
  • La placenta pesa entre 1/2 kilo y 1 kilo (babycenter). Peso que perderás inmediatamente después del parto.
  • Los bebés no respiran líquido amniótico. El oxígeno les llega a través del cordón umbilical que está conectado a la placenta.
  • Hace de barrera para frenar sustacias nocivas para el bebé, como los virus, parásitos o bacterias. Aunque como se mencionó anteriormente, algunas sustancias como el alcohol, el cigarro o las drogas, pueden atravesar la placenta. Además, algunos virus como la toxoplasmosis o la listeria.

 

Resumiendo
La placenta es un órgano desconocido, pero sin embargo, es el encargado de proteger y nutrir al feto en crecimiento. Existe la posibilidad de que sen complicaciones en la placenta durante el embarazo. A pesar, de que estas son poco frecuentes, es importante tener en cuenta los síntomas y acudir al médico cuando estos se presentan. 
COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA