Las 3 etapas del parto natural

etapas del parto

Los síntomas del parto son la primera pista de que el embarazo está llegando a su fin. Es importante saber diferenciar entre las señales reales que indican que el parto comenzará en las próximas horas, y los signos que no lo son, como las contracciones de Braxton Hicks, ya que están pueden aparecer desde el segundo trimestre de embarazo y no son una señal de que el parto se acerca.

En ocasiones, pueden comenzar a aparecer síntomas semanas antes del nacimiento del bebé. Como que aumenta el flujo vaginal o la pérdida del tapón mucoso, estos son signos de que el parto comenzará en cualquier momento en las próximas semanas.

El miedo y los nervios son normales en el momento del parto. Una manera de prepararse para este momento es conocer y aprender acerca de todo el procedimiento. Saber qué es lo que va a suceder puede ayudarle a estar más preparada y tranquila cuando comience el parto. La mujer está preparada genéticamente para este momento y el cuerpo sabe cómo responder a cada señal. Sin embargo, saber lo que va a suceder ayudará a sentir cierta seguridad y confianza en sí misma.

La duración del parto dependerá de cada mujer. Todos los partos son distintos, incluso la misma mujer puede tener partos diferentes. Por lo general, la duración del parto de las madres primerizas es de unas 14 horas, aunque puede alargarse o a cortarse mucho más. Cuando las mujeres ya han dado a luz previamente, la duración por lo general es menor, alrededor de las 8 horas (1).

El parto natural se puede dividir en tres etapas. Estas son comunes a todas las mujeres y van desde que se comienza a dilatar hasta la expulsión de la placenta.

  1. Primera etapa. La dilatación y el borramiento del cuello uterino.
  • Fase temprana.
  • Fase activa.
  • Fase de transición.
  1. Segunda etapa. Momento de empujar y del nacimiento del bebé.
  2. Tercera etapa. La expulsión de la placenta.

 

Primera etapa : Dilatación y borramiento del cuello uterino.

Esta primera etapa puede ser la más larga y puede durar incluso días. Se puede dividir en 3 fases:

1. Fase temprana o latente

El cuello uterino se dilata de 0 a 3-4 centímetros. Este es el primer paso y puede durar entre 6 y 10 horas en las madres primerizas, aunque la duración puede variar.

etapas del parto

El comienzo del parto puede ser sutil y casi no darse cuenta, o bien, más doloroso y dramático, sucede de manera diferente para cada mujer.

En algunas mujeres, el cuello uterino se dilata hasta 3 centímetros sin sentir contracciones previas. En otros casos, las mujeres pueden tener fuerte contracciones que no cambian su dilatación en absoluto. Sin embargo, por lo general, en la fase temprana comienza el borramiento del cuello uterino (adelgazamiento del cuello uterino) y la dilatación hasta 3 centímetros; esto puede durar un periodo de horas o días.

Las contracciones pueden ser leves e irregulares, cada 5 o 30 minutos y con una duración de entre 30 y 45 segundos. Se puede romper la bolsa de líquido amniótico durante esta fase, o bien, puede ocurrir más adelante.

2. Fase activa

En esta fase el cuello uterino se dilata hasta los 4 o 7 centímetros. En este momento, es cuando se comienza a preparar para el parto y la mujer comienza a trabajar de forma más intensa. Si aún no ha acudido al hospital o centro elegido para el nacimiento del bebé deberá de hacerlo en esta etapa.

Algunos médicos y matronas usan la regla 4-1-1, es decir contracciones cada 4 minutos, con 1 minuto de duración y durante más de 1 hora (2).

etapas del parto

Esta fase puede durar un promedio de 3 a 6 horas para las madres primerizas y la mitad del tiempo para las mujeres que ya hayan tenido partos previos.

Las contracciones en esta fase son más constantes y aumentan de intensidad y frecuencia gradualmente. Pueden darse cada 3 o 5 minutos. Los dolores pueden estar centrados en la zona lumbar, el abdomen o los muslos, y pueden ser lo suficientemente intensos como para que sea difícil hablar.

Si aún no ha expulsado el tapón mucoso, puede ocurrir en esta etapa y por eso, es normal que aumente la cantidad de secreción vaginal de color rosado o marrón.

En esta fase debe vaciar la vejiga y mantenerse hidratada. Si ha aprendido técnicas de respiración es el momento de ponerlas en práctica, a pesar de que es normal estar nerviosa y con cierto miedo al parto, controlar la respiración le ayudará a mantenerse relajada.

Si ha decidido optar por usar anestesia local (epidural), es probable que se la administren en esta fase.

3. Fase de transición

etapas del parto

El cuello uterino se dilata y alcanza los 8-10 centímetros. Esta última fase de la primera etapa puede durar desde unos 20 minutos hasta 2 horas para las madres primerizas.

Las contracciones en esta son generalmente intensas y en intervalos de 1 a 3 minutos, pueden durar entre 60 y 90 segundos (2). La fatiga, los temblores y las náuseas, son comunes en esta fase, debido a que el cuerpo hace un gran esfuerzo para alcanzar la dilatación completa y el borramiento del cuello uterino.

Puede que sienta la necesidad de empujar en este momento, pero no debe hacerlo hasta que su médico le indique. Es importante esperar a que el cuello del útero esté completamente dilatado para comenzar a empujar.

En esta fase debe centrarse en las técnicas de respiración y relajación aprendidas en las clases preparto. El personal médico también le dará consejos útiles para resistir la tentación de empujar y relajarse.

Algunas mujeres tienen un pequeño descanso antes de la siguiente etapa. En este momento las contracciones pueden espaciarse y ser menos regulares (2).

 

Segunda etapa: Empujar y nacimiento

La segunda etapa comienza cuando el cuello uterino está completamente dilatado. Tiene una duración aproximada de entre 1 hora y media y 2 horas para las madres primerizas. En las mujeres que han tenido partos previos, esta etapa puede durar desde unos pocos minutos a 2 horas (3).

etapas del parto

Las contracciones continúan en esta etapa, aunque pueden darse en intervalos más largos (con menor frecuencia). El médico le dará el visto bueno para que comience a empujar. Algunas mujeres pueden experimentar náuseas y vómitos. Al comenzar a empujar puede sentir que cada vez le falta más el aliento y se sienta más fatigada. Es posible que sienta dolor intenso alrededor de la zona vaginal y en el perineo, ya que la cabeza del bebé comienza a verse.

Se pueden tomar diferentes posiciones para empujar. Consulte con su médico o matrona e intente adoptar la postura que le resulte más cómoda en esta fase.

Si el médico considera necesario realizar una episiotomía es probable que se la realice en este punto. Se trata de una pequeña incisión entre la vagina y el recto para ensanchar la apertura vaginal y facilitar la salida del bebé. Se puede prevenir la episiotomía con el masaje perineal. Más información en “Masaje perineal paso a paso”.

Intente empujar y respirar cuando el personal médico le indique. Cuando salga la cabeza y los hombros del bebé el trabajo más duro ya está realizado, el resto del cuerpo saldrá fácilmente sin apenas esfuerzo y finalmente, podrá conocer a su bebé.

 

Tercera etapa: Expulsión de la placenta

Después del nacimiento del bebé, rápidamente hay que expulsar la placenta. Esto puede durar desde unos pocos minutos a una media hora.

Young beautiful woman with a newborn baby after birth

El médico o matrona puede pedirle que empuje para expulsar la placenta, o realizarle un suave masaje en la zona baja del vientre para ayudar a que la placenta se despegue y sea expulsada. Puede experimentar calambres y dolor durante este proceso, pero apenas será consciente de ello ya que puede tener a su recién nacido en brazos. El útero se contrae y puede sentir contracciones si no han utilizado anestesia, eso sucede para facilitar que la placenta se separe y sea expulsada de forma natural. Colocar al recién nacido en el pecho de la madre propicia una liberación de oxitocina en el organismo de la mujer que favorece la contracción del útero y por tanto, la separación de la placenta (4).

Si tras media hora la placenta no ha sido expulsada es necesario que sea extraída por un especialista para evitar una hemorragia postparto. Esta será revisada para examinar su aspecto y si ha salido en su totalidad.

Si se le ha realizado una episiotomía o ha tenido algún desgarro, se le darán los puntos de sutura necesarios, se limpiará la zona y ya podrá descansar y disfrutar de su bebé.

 

Resumiendo
El parto es un momento importante para toda mujer y es normal que estén asustadas y piensen que ellas no podrán hacerlo o que no sabrán empujar de forma correcta. Conocer las distintas etapas del parto puede ayudar a que se sienta más segura y pueda centrarse en las técnicas de respiración y relajación para controlar el dolor. La primera etapa hace referencia al momento en que el útero comienza a dilatarse y las contracciones comienzan a ser más frecuentes y regulares. En la segunda etapa, es cuando la mujer debe estar más tranquila y seguir las indicaciones del personal médico. Tendrá que empujar y verá la cara de su bebé por primera vez, por tanto, es el momento más emocionante. En la tercera y última etapa, el objetivo es la expulsión de la placenta. Esta, en la mayoría de los casos es expulsada de forma natural. Para ello, se le puede pedir que cambie de postura o colocar al bebé en su pecho para propiciar la contracción del útero a través de la liberación de oxitocina, y así hacer que la placenta se separe y sea expulsada

etapas del parto

Referencias

(1) http://www.parents.com/pregnancy/giving-birth/labor-and-delivery/labor-childbirth-phases/
(2) http://pregnancy.about.com/od/laborbasics/ss/stagesoflabor.htm
(3) http://www.givingbirthwithconfidence.org/p/bl/et/blogid=16&blogaid=693
(4) http://www.crecerfeliz.es/Parto-y-Maternidad/El-parto/Asi-se-expulsa-la-placenta/Asi-se-expulsa-la-placenta

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA