13 Molestias poco conocidas en el embarazo

molestias en el embarazo

Hay algunos síntomas que son muy comunes en las mujeres embarazadas y que prácticamente cualquier persona conoce. Como las náuseas, vómitos, dolor de espalda, etc.

Sin embargo, existen algunas molestias que no son tan conocidas, pero que algunas mujeres las padecen durante la gestación. Hoy nos centraremos en esas molestias que nadie comenta, pero que pueden resultar embarazosas.

 

1. Pérdidas de leche

molestias en el embarazoLa hinchazón de los pechos es uno de los primeros síntomas de embarazo y está asociado al aumento de hormonas como la progesterona, estrógenos, relaxina y la prolactina. Esta última, es la más importante en la lactancia, ya que estimula la producción de leche en las glándulas mamarias.

El aumento de dicha hormona puede provocar que se den pérdidas de leche incluso antes de que nazca el bebé, alrededor del cuarto o quinto mes de embarazo.

Estas pérdidas son normales e indoloras para la mujer.

[quote_box_center]A pesar de que forma parte de un proceso natural, como es la lactancia materna, no todas las mujeres pierden leche en el embarazo.[/quote_box_center]

Esta leche que segrega el pecho, se llama calostro. Es un líquido amarillento y pegajoso, que será el primer alimento del bebé. Estas pérdidas de calostro son más frecuentes en la última etapa del embarazo.

No es una molestia grave, aunque puede resultar incómodo sentir el pecho húmedo. Además, la leche puede traspasar la ropa y puede ser embarazoso si se produce en público. Para ello, puede utilizar discos para la lactancia materna en tu sujetador.

 

2. Sangrado de las encías

El sangrado en las encías durante el embarazo, está causado por el aumento del flujo sanguíneo y los cambios hormonales.

molestias en el embarazoSi notas que tus encías están irritadas y sensibles y sangran cada vez que te cepillas los dientes o te pasas el hilo dental, es probable que tengas “gingivitis”.

Esto es un problema común durante el embarazo, pero que hay que tratarlo para evitar complicaciones, como por ejemplo, un parto prematuro.

Otros factores que pueden influir en el sangrado de las encías son:

  • Los cambios en el pH de la saliva, puede ocasionar sangrado e inflamación de las encías.
  • Malos hábitos alimenticios.
  • Malos hábitos de higiene bucal, como no cepillar los dientes de forma correcta, no usar hilo dental, no visitar al dentista, etc.
  • Mala nutrición y deficiencias vitamínicas.

 

¿Qué puedes hacer?

  • Es fundamental tener una buena higiene bucodental y una dieta equilibrada.
  • Cepillarse los dientes después de cada comida.
  • Revisiones con el especialista.

 

3. Pérdidas de orina

Uno de los síntomas más frecuentes es la micción frecuente, es decir, cuando existe la necesidad de ir con frecuencia al baño. Pero por otro lado y menos conocidas, están las pérdidas de orina o incontinencia urinaria.

molestias en el embarazoPor lo general, durante el embarazo las pérdidas de orina ocurren cuando la vejiga está llena y se realiza algún esfuerzo físico, o bien,  se estornuda, tose o ríe a carcajadas.

La incontinencia aparece como consecuencia de la presión que ejerce el útero en la vejiga y la disminución de la capacidad de esta.

De manera que, cuanto más avanzado esté el embarazo más frecuentes serán estas pérdidas de orina.

Además, hay que tener en cuenta que debido al peso que tiene que soportar el suelo pélvico, este se ve debilitado y es más complicado contraer los músculos para aguantar la orina.

Por eso, los ejercicios de kegel, son tan importantes durante la gestación. Estos ayudan a fortalecer la musculatura perineal y la capacidad de contracción, evitando las pérdidas de orina y una pronta recuperación de la zona después del parto.

 

4. Hemorragias nasales

Otras de las molestias poco conocidas en el embarazo, son las hemorragias nasales. Estas son comunes en esta etapa y por lo general, no es un motivo de preocupación.

molestias en el embarazoEn el embarazo estas hemorragias están causadas como consecuencia del aumento de flujo sanguíneo.

La circulación sanguínea en las embarazadas aumenta entre un 30% y 50%. Aumento que es necesario para mantener la placenta y para el desarrollo del bebé.

Este aumento de sangre hace que los vasos sanguíneos de la nariz se lesionen o se rompan, dando lugar a la hemorragia nasal.

Para detener una hemorragia nasal:

  • Debes sentarte.
  • Mantener la cabeza en alto.
  • Presionar los orificios de la nariz durante 5 o 10 minutos.
  • Colocar hielo sobre la nariz puede ayuda a que los vasos sanguíneos se contraigan.
  • Evitar sonarse durante las próximas horas después de la hemorragia.

 

5. Exceso de sudoración

El exceso de sudoración es una de las molestias más incómodas durante el embarazo, sobre todo en el tercer trimestre.

[quote_box_center]La sudoración puede volverse más abundante y con un olor más fuerte.[/quote_box_center]

Según Onmeda, estos cambios se deben a ciertas modificaciones fisiológicas en la mujer gestante.

molestias en el embarazo1. La mujer retiene más líquidos y estos son eliminados a través del sudor.

2. Aumenta el flujo sanguíneo, con lo que se produce una dilatación de los vasos sanguíneos y esto provoca un incremento de la temperatura corporal y por tanto, mayor sudoración.

3. Debido a las alteraciones hormonales el olor del sudor es más fuerte.

 

Hay ciertas medidas que puedes tomar si has notado un exceso de sudoración durante tu embarazo. Entre ellas se incluyen:

  • Usar ropa de tejidos naturales como el algodón o el lino.
  • Además, la ropa holgada, también ayudará a evitar irritaciones en la piel causadas por el roce del sudor y la tela.
  • Ducharse tantas veces como lo necesites, usando geles de baño que no sean agresivos para la piel.
  • Mantenerse hidratada, tomando al menos 2 litros de agua cada día.
  • Evitar las temperaturas altas.

 

6. Aumento de la salivación

El exceso de salivación durante los primeros meses de embarazo es una molestia común. Está asociada a las náuseas, frecuentes también en el primer trimestre. Estas pueden hacer que tragues menos saliva, de manera que se acumula en la boca.

Se desconoce la causa exacta del aumento de salivación, pero los cambios hormonales pueden tener algo que ver con esta molestia.

Si sientes un aumento de la salivación puede ser debido a que tú cuerpo está produciendo más saliva, porque estás tragando menos, o bien, una combinación de ambas. Hay poca cosa que puedas hacer para tratar esta condición, pero algunas mujeres han notado mejoría con lo siguiente:

molestias en el embarazo

  • Cepillarse los dientes y usar enjuague bucal varias veces al día.
  • Comer cantidades pequeñas varias veces al día.
  • Tener una botella de agua a mano y dar pequeños sorbos a lo largo del día.
  • Masticar chicle sin azúcar.
  • Si puedes, traga el exceso de saliva, pero si esto te produce más náuseas, escúpela en un pañuelo.

 

7. Indigestión

Es habitual que las mujeres embarazadas sufran indigestión en el segundo y tercer trimestre de gestación. La indigestión es cuando te sientes con el estómago muy lleno, hinchada o con gases, o bien, tienes acidez.

molestias en el embarazoA pesar, de que esta molestia es más común al final del embarazo por la falta de espacio, también puede darse en el primer trimestre.

El aumento de hormonas como progesterona y relaxina, ralentizan los movimientos gastrointestinales, teniendo como consecuencia digestiones más pesadas.

 

Hay que tener en cuenta algunos consejos para aliviar estas molestias:

1. Evitar comidas pesadas, con muchas grasas, frituras o picantes.

2. Controlar el aumento de peso en el embarazo, puesto que un mayor volumen hace que el estómago esté más oprimido y por tanto, más probabilidades de sufrir problemas de indigestión.

3. Comer cantidades pequeñas, pero varias veces al día.

4. Masticar bien los alimentos para facilitar la digestión.

5. Evitar las bebidas con gas.

6. No acostarte inmediatamente después de las comidas.

 

8. Ronquidos

Es posible que durante el embarazo tu compañero de cama se queje de tus ronquidos. Y es que esta es otra de las molestias menos conocidas de este período.

molestias en el embarazoLos ronquidos son más frecuentes en el tercer trimestre, se estima que alrededor del 30% de las mujeres roncan en algún momento de su embarazo.

Esta molestia ocurre cuando las vías respiratorias se obstruyen y hace que no puedas respirar de forma adecuada. Por eso, es normal que además, tengas la nariz congestionada.

Hay algunos factores que aumentan la probabilidad de que ronques en el embarazo:

  • Aumento excesivo de peso durante el embarazo.
  • Obesidad en el embarazo.
  • Tener el cuello más ancho.
  • Asma relacionada al embarazo.

 

9. Gases

El aumento de gases en el embarazo es muy frecuente. Sin embargo, esta molestia es poco conocida, quizás porque es un tema vergonzoso. Pero la verdad, que pueden resultar realmente incómodos y dolorosos.

molestias en el embarazoSe considera que la principal causa es el aumento de la hormona progesterona, que ralentiza los movimientos intestinales.

Por otro lado, también influye el tamaño del útero que desplaza y comprime los intestinos.

¿Qué puedes hacer? 

1. Cuidar tu alimentación y la forma en la que preparas la comida.

Evita los edulcorantes artificiales.

Limita el consumo de alimentos que causan gases, como la col, el brócoli o las legumbres.

Come porciones pequeñas, varias veces al día.

Añade fibra a tu dieta. Esta ayuda a combatir el estreñimiento y con ello, los gases.

Evita comer rápido. Mastica bien los alimentos.

2. Hacer ejercicio físico

Pasear después de cenar.

Diferentes posiciones para sentarte. Colocar las piernas en alto, hará que el bebé ejerce menos presión en la zona abdominal.

Usar ropa holgada.

 

10. Manchas en la piel

molestias en el embarazoLas manchas en la piel son muy comunes en las mujeres embarazada. También se le conoce como cloasma gestacional. Se trata de manchas oscuras que aparecen sobre todo en la zona de la frente, mejillas, nariz y zona superior de la boca.

Se estima que durante la segunda mitad del embarazo el 70% de las mujeres desarrollan manchas de tono marrón y difusas, sobre todo en la cara.

Esta causado por los cambios hormonales que se dan en el embarazo, pero además, tiene un fuerte componente genético.

Las personas más afectadas son las de piel oscura, ya que están predispuestas a producir más melanina. Además, el sol puede empeorar el cloasma y por ello, es fundamental usar protección total y evitar tomar el sol.

En algunos casos, no puede prevenirse, pero generalmente, las manchas mejoran o desaparecen después del parto.

 

11. Más vello corporal y facial

El aumento de vello corporal y facial, es normal durante el embarazo. Está causado por la producción de las hormonas androgénicas (masculina) que se produce sobre todo en el primer trimestre de gestación.

molestias en el embarazoPara eliminar el exceso de vello se pueden utilizar las tradicionales pinzas de depilar, cera o bien, máquinas eléctricas.

Se deben evitar decolorantes químicos o cremas depilatorias, ya que los componentes son absorbidos a través de la piel y aunque no hay estudios que indiquen que puedan afectar al bebé, es recomendable prevenir y abstenerse de su aplicación.

La depilación por láser no afecta al bebé, pero sin embargo, puede dejar manchas en la piel debido a los cambios hormonales que se dan durante el embarazo.

La mayoría del vello desaparecerá de 3 a 6 meses después del parto.

 

12. Picor en la piel

[quote_box_right]Los altos niveles de estrógenos también pueden ser responsables de este picor.[/quote_box_right]

El picor en la piel del abdomen es una molestia que se da al menos en el 20% de las embarazadas. La picazón ocurre cuando el vientre se extiende y puede presentarse en todo el cuerpo o solo localizado en el abdomen.

molestias en el embarazoPara prevenir el picor, evita darte duchas o baños de agua caliente que resecan la piel. Usa siempre jabones suaves y cremas sin perfumes.

Además, usar ropa holgada y evitar las temperaturas altas, puede ayudar a prevenir la picazón.

Por lo general, el picor en la piel no afecta a la salud del bebé, pero si este es insoportable es recomendable que consultes con tu médico, porque puede estar relacionado con alguna condición que precise de atención médica.

 

13. Crecen los pies

Confirmado, los pies crecen en el embarazo.

molestias en el embarazoSegún un estudio realizado por el Departamento de Ortopedia de la Universidad de Iowa y publicado en “American Journal of Physical Medicine & Rehabilation”, concluyen que el 70% de las embarazadas sufre cambios permanentes en sus pies.

Se estima que el pie puede crecer entre 2 y 10 milímetros, es decir, entre medio y un número más de calzado. Este aumento es más evidente en el primer embarazo.

Durante el embarazo, la mayoría de las mujeres sufren la hinchazón de pies, causada por la retención de líquidos. Esta hinchazón desaparece después del nacimiento del bebé.

Entonces ¿cómo crece el pie de forma permanente?

Las causas están relacionadas con el aumento de peso y el incremento de algunas hormonas.

En el embarazo aumenta la concentración de la hormona relaxina, que es la que actúa en las articulaciones, para que estas sean más flexibles y facilite el paso del bebé por el canal del parto. Pero la relaxina también afecta a los ligamentos del pie y provoca una reducción en el arco plantar, con lo que el pie se expande a lo largo.

Además, el incremento de peso de la embarazada, contribuye a favorecer la expansión del arco plantar.

¿Cómo prevenirlo?

  • Los expertos aconsejan no caminar descalza durante el embarazo.
  • No usar zapatos planos, es preferible aquellos con un tacón bajo y que sean flexibles.
  • No aumentar excesivamente de peso.

 

Resumiendo
Hay síntomas del embarazo que son más conocidos que otros. Los arriba mencionados los sufren muchas mujeres, pero sin embargo, pocas son advertidas de estas incómodas y en ocasiones, vergonzosas molestias. Si presentas algunas de ellas no debes preocuparte, estas son normales y por lo general, no afectan a la salud del feto. Es recomendable, que consultes con tu médico, ya que este te puede aconsejar que hacer para mejorar estos síntomas. 
COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA