¿Se puede comer tarta de queso en el embarazo?

Cuando estás embarazada tienes que tener en cuenta que el desarrollo y el crecimiento de tu bebé dependerán principalmente de llevar una dieta balanceada. Por lo tanto, tienes que tomar ciertas precauciones en tu alimentación y seguir los consejos de tu médico.

Tu ginecólogo o ginecobstetra te recomendarán que evites cierto tipo de alimentos, pero en ocasiones resulta complicado saber cuáles son. En cuanto a los postres, las embarazadas casi nunca pueden resistirse.

Uno de los más ricos y populares son las tartas de queso – también conocidas como cheesecake – que están preparadas con queso crema y quesos suaves como el queso ricotta y queso mascarpone. Te puede interesar el articulo ¿Se puede comer queso ricotta en el embarazo?

Esta tarta de queso puedes encontrarla tanto fría como de horno. Así que, sin lugar a dudas, representa una increíble opción cuando necesitas calmar los dolores de hambre y los antojos.

¿Se puede comer tarta de queso en el embarazo?

Comer tarta de queso

En primer lugar y de manera general debes saber que las tartas de queso o cheesecakes son seguros para consumir durante el embarazo. Por supuesto, poniendo sumo cuidado a los ingredientes y el procedimiento de preparación.

Si estas tartas son preparadas con quesos autorizados, no existe ningún riesgo para tu bebé o para ti; ya que el riesgo de contraer la bacteria listeria es mínimo. Cabe destacar que esta es la responsable de ocasionar la enfermedad de listeriosis.

Únicamente debes consumir la tarta de queso hecha con leche pasteurizada, puesto que si la comes con leche cruda te expones a la listeria; la cual no es peligrosa para la madre, pero sí para el feto porque puede provocar abortos espontáneos o partos prematuros.

¿Por qué es una buena opción?

Antes que nada debes saber que el principal aporte nutricional de la tarta de queso cuando vas a tener un bebé es el calcio; el cual es indispensable para la mamá y para el feto.

Además de ello, es rica en vitaminas como la vitamina A en forma de retinol que le brinda salud a tu vista. De igual manera, posee proteína que es primordial para el crecimiento y desarrollo de los tejidos y músculos del bebé nonato.

Por otro lado, contiene grasas, las cuales con moderación son importantes para nuestro organismo. Y, finalmente proporciona sodio que es esencial para el crecimiento de tu hijo.

¿En qué forma consumir tarta de queso?

Foma de comer tarta de queso

Lo primordial es que consumas tarta de queso con leche pasteurizada y huevos cocidos. Así que te recomendamos que sea al horno. Por ello, te recomendamos que consumas las siguientes tartas: Cheescake Nueva York, Cheescake sin hornear, pero de manera fría, Cheeseecake vegana y tartas que no utilizan queso crema como base.

Cantidad de tarta de queso que puedes comer estando embarazada

Por lo general, las tartas de queso son un postre bastante alto en calorías. Por esta razón, es necesario que consumas pequeñas porciones o con moderación porque puede resultar contraproducente cuando estás embarazada.

Te recomendamos que no lo comas en exceso porque necesitas llevar un peso saludable, tanto para tu salud como para el desarrollo saludable del bebé.

0/5 (0 Reviews)

DEJA UNA RESPUESTA