Los beneficios de prolongar la lactancia

lactancia prolongada

La lactancia materna es el mejor alimento que el bebé puede tener durante los primeros 6 meses de vida. Pero y después de los 6 meses ¿sigue siendo beneficiosa la lactancia materna? ¿hasta cuándo puede un bebé ser amamantado?  

La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha publicado un artículo “con la intención de informar al público general, a los profesionales sanitarios y no sanitarios y, muy especialmente, a las familias con hijos lactantes, para difundir algunas consideraciones sobre la lactancia en niños mayores o prolongada”.

  • Aclaración: En este caso, “prolongar” no quiere decir alargar las cosas más allá de lo normal. De hecho, muchas madres lactantes, como Louma del blog de Amor maternal, en el que cuenta además su opinión sobre este tema, se muestran en desacuerdo con el uso de “lactancia materna prolongada”, en lugar de “lactancia materna”.

 

lactancia prolongadaEn algunas culturas, la lactancia “prolongada” es algo habitual, pero no sucede lo mismo en los países occidentales, donde ver a un niño con más de 1 año mamando del pecho de su madre es algo infrecuente y algunos llegan a considerar que hasta obsceno.

Por lo tanto, las madres que deciden continuar con la lactancia materna después de los 6 meses de edad de su bebé, en ocasiones se encuentran con barreras y/o rechazo en la sociedad, ya sea por parte de familiares y amigos o los mismos profesionales sanitarios.

El pediatra y autor del libro “Bésame mucho. Cómo criar a tus hijos con amor”, Carlos González, reclama en una entrevista (fragmento extraído de la Asociación de apoyo a la lactancia materna y crianza con apego en Valencia – SINA):

[pull_quote_center]Sin duda, el mayor problema al que se enfrentan las madres que desean prolongar la lactancia es la presión social. Si salieran todas del armario nos daríamos cuenta de que son muchísimas. Hay que respetarlas. [/pull_quote_center]

 

Otras culturas:

La duración de la lactancia materna es considerada “normal” en niños mayores en las siguientes culturas. Esto son algunos ejemplos que nos da Eulália Torra, asesora de lactancia materna de la Asociación Alba.

lactancia prolongada
En Filipinas es normal la lactancia materna en niños mayores y las mujeres no necesitan esconderse.
  • 3 a 4 años (sociedades del siglo XX en las que no se han diseminado fórmulas artificiales)
  • 1 año (pueblos de Samoa)
  • 1-2 años (tribus armenias)
  • 2-3 años (aborígenes australianos)
  • 3-4 años (habitantes de Groenlandia)
  • 5 años (pueblos hawaianos)
  • 7 años (pueblos esquimales)

 

¿Cuándo se debe destetar a un niño/a?

Es a comienzos del siglo XX cuando se comienza a usar leche artificial y se generaliza el destete prematuro de los bebés. Las marcas comerciales comparaban la leche artificial con la leche materna e incluso se llegó a creer que la leche artificial tenía más beneficios que la materna para los bebés.

Sin embargo, según la AEP, son muchas asociaciones científicas las que recomiendan que la lactancia materna sea el único alimento del bebé hasta los 6 meses de edad, y después que se complete con otros alimentos, al menos hasta los 12-24 meses, pudiendo mantenerla todo el tiempo que la madre e hijo deseen.

[quote_box_center]La paleofisiología y antropología establecen que la edad del destete espontáneo en el Homo sapiens sapiens ocurre entre los 2,5 y 7 años de edad. [/quote_box_center]

Conclusión…

  • No se ha establecido una edad para destetar al niño/a. Esto debe ser una decisión entre la madre y su hijo.

 

Beneficios

lactancia prolongadaAl contrario de lo que se creía, en un estudio realizado en el 2005 y publicado en la revista Pediatrics, se concluyó que la leche materna no pierde sus propiedades con el tiempo e incluso, a partir del año, la cantidad de grasa en la leche aumenta con respecto a los primeros meses. Un bebé mayor de un año que es amamantado cubre un tercio de sus necesidades calóricas y proteicas diarias.

Además:

  • Los niños siguen disfrutando de los beneficios inmunológicos de la leche materna, y por tanto, sufren menos infecciones.
  • Según la Dra. Ana M. Parrilla, los niños mayores que amamantan tienen menos enfermedades y cuando se enferman, éstas tienen una duración más corta cuando se compara con niños que no han sido lactados.
  • Las ventajas de la lactancia materna no son sólo a corto plazo, sino años después.
  • Menor incidencia de algunos tipos de cáncer (como la leucemia infantil), de enfermedades metabólicas y autoinmunes (diabetes tipo1).
  • Mejor desarrollo emocional y psicosocial.
  • Menor incidencia de maltrato infantil.
  • Mejor relación con los padres en la adolescencia.
  • Mejor salud mental en la vida adulta.

 

Además, también existen beneficios para la madre, como un menor riesgo de diabetes tipo 2, cáncer de mama y de ovario, hipertensión e infarto de miocardio.

La lactancia materna es una fuente de salud presente y futura. A mayor duración mayor es su beneficio potencial.

 

Testimonios

lactancia prolongada

Cada día son más las mujeres que deciden prolongar la lactancia materna. Son mujeres luchadoras y orgullosas de haber continuado con la lactancia materna más allá de lo que en muchas culturas es considerado “normal”.

Es el caso de Vivian, que en su blog “nace una mamá”, cuenta cuáles son las razones para continuar con la lactancia más allá de los 6 meses de vida del bebé:

1. El vínculo que se crea entre la mamá y el bebé.

2. Los beneficios de la leche materna.

3. Favorece el sistema inmune.

4. La lactancia es una aliada en la crianza, enseña a los niños a dar y recibir. Le brinda consuelo y lo tranquiliza.

Estas 4 razones son más que suficientes para amamantar al bebé, pero además, con la lactancia materna se disminuyen las probabilidades de los siguientes riesgos, citados en el blog “Con P de pediatría”:

lactancia-materna

  • Problemas gastrointestinales, la leche materna es más fácil de digerir.
  • Los niños que se alimentan con leche de fórmula tienen mayor riesgo de padecer obesidad y sobrepeso.
  • Enfermedades alérgicas.
  • Peor desarrollo neurológico.
  • Mayores tasas de hospitalización en bebés no lactantes.

 

Por otro lado, Marta, en su blog “Peque felicidad”, cuenta algunos mitos sobre la lactancia materna que ella con su propia experiencia ha ido descubriendo que son totalmente falsos. Como que la leche después de un año no alimenta, que no se produce leche suficiente, que el niño será insociable o que cuando aparezcan los primeros dientes del pequeño puede morder el pecho.

Y para finalizar, la Dra. Alejandra Gutiérrez, cuenta su experiencia con la lactancia prolongada con su segunda hija en un artículo muy recomendado que puedes leer aquí. Me quedo con su conclusión acerca de este tema:

[pull_quote_center]Al final, cuando la leche se vaya, sé que mi pecho quedará lleno de los momentos que le dediqué en verdadero cuerpo (hormonas incluidas) y alma, porque en el fondo eso es la lactancia, tiempo, tiempo detenido para una madre con su cría en brazos mientras el mundo entero sigue su imparable curso… El tiempo es lo único seguro que tenemos mientras vivimos, y como no es posible ahorrarlo yo he decidido derrocharlo a manos llenas en lo más valioso que tengo, mis hijos.[/pull_quote_center]

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA