¿Qué son los defectos del tubo neural?

tubo neural

Los defectos del tubo neural, son defectos del nacimiento en el cerebro, columna vertebral y la médula espinal. Estos se producen en el primer mes de embarazo, incluso antes de que la mujer sepa que está embarazada.

El tubo neural normalmente se convierte en el cerebro y la médula espinal del bebé. Comienza siendo una cinta pequeña y chata que durante el primer mes de embarazo se transforma en un tubo. Cuando este tubo no se cierra bien, es cuando se habla de defectos del tubo neural. Estos pueden causar problemas graves e incluso la muerte del bebé.

Los más comunes son la espina bífida, la anencefalia y la hidrocefalia:

 

1. Espina bífida

defectos del tubo neuralLa espina bífida es el defecto del tubo neural más frecuente. En este caso, la columna vertebral no llega a cerrarse del todo y la médula espinal sale por la columna vertebral.

En ocasiones, este problema puede tratarse con cirugía antes o después del nacimiento. Sin embargo, los niños pueden presentar parálisis en las piernas y problemas para controlar el esfinteres.

La espina bífida puede causar discapacidades físicas y mentales que pueden ser leves o graves. Según el Centro para el control y la prevención de enfermedades (CDC), esto dependerá de:

  • El tamaño y localización de la apertura en la columna vertebral.
  • Si está afectada una parte de la médula espinal y los nervios.

 

2. Anencefalia

En la anencefalia, gran parte del cerebro y el cráneo no se desarrollan, por lo que faltan partes importantes. Por lo general, los bebés nacen sin vida o mueren poco después del nacimiento tras unas pocas horas de vida.

Esta ocurre cuando la parte superior del tubo neural que forma el cerebro no se cierra del todo. Además, los fetos afectados pueden tener otros defectos congénitos en la cabeza y en la cara, y en otras partes del cuerpo.

[quote_box_center]Según la web “Nacer sano”, es 3 veces más probable que las niñas tengan anencefalia.[/quote_box_center]

 

3. Hidrocefalia

La hidrocefalia es cuando hay exceso de líquido en el cráneo y esto hace que se hinche el cerebro. Según añaden en la web “Kidsheatlh”, si la hidrocefalia no se trata puede provocar lesiones cerebrales, pérdida de capacidades mentales y físicas e incluso la muerte. Sin embargo, si se diagnostica y el niño/a recibe el tratamiento adecuado, el pronóstico es bueno.

[quote_box_center]La incidencia mundial de los defectos del tubo neural oscila entre 1-8 casos por cada 10.000 nacidos vivos. [/quote_box_center]  

¿Cuáles son las causas?

tubo neuralSe desconoce la causa exacta. Sin embargo, se considera que la genética y el medio ambiente, juegan un papel importante. De manera que, los padres pueden transmitir a sus hijos defectos congénitos a través de los genes.

Algunas sustancias que se encuentran en el medio ambiente, como la contaminación del aire, el plomo y el humo del cigarro, pueden perjudicar al feto durante el embarazo.

Además, desde la web “babysitio, mencionan otras causas que pueden causar estos defectos congénitos. Incluyen:

  • Aplicar rayos X durante el embarazo.
  • Asfixia en el momento del parto.
  • Infecciones intrauterinas como la rubéola o la toxoplasmosis.
  • Enfermedades genéticas.
  • Déficit de ácido fólico en la dieta de la madre.
  • Además, la edad de la madre también se ha asociado con los defectos del tubo neural; siendo más probables en mujeres menores de 18 años y mayores de 35 años.

 

Factores de riesgo 

Según informa el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano (NIH), hay ciertos factores que aumentan la probabilidad de que el feto desarrolle defectos en el tubo neural.

Esos factores incluyen:

 

1. Obesidad de la madre

Los resultados de un meta-análisis realizado por investigadores de la Universidad de Newcastle (Reino Unido), publicado en la revista americana “Journal of the American Medical Association” (JAMA), concluyeron que afrontar un embarazo con un índice de masa corporal superior a 30, supone un 87% más de riesgo de que el bebé nazca con un defecto del tubo neural. 

Por lo tanto, es recomendable bajar de peso antes de quedar embarazada en el caso de que se tenga obesidad.

 

2. Diabetes de la madre

defectos del tubo neuralLa diabetes no controlada también se ha relacionado con una mayor incidencia en defectos del tubo neural del bebé.

Por ello, es importante tratar la diabetes y llevar un control de los niveles de azúcar en el sangre antes y durante el embarazo.

 

3. Medicamentos

Algunos medicamentos para tratar las convulsiones, como el tratamiento de la epilepsia también se ha relacionado con un mayor riesgo de defectos del tubo neural del bebé.

Esto sucede con el ácido valproico, que según “Natalben” se ha demostrado que el uso de este fármaco durante los primeros meses de embarazo produce defectos del tubo neural en el 1-2% de los casos.

 

4. Historial médico de defectos de tubo neural

defectos del tubo neuralEsto quiere decir que, en el caso de que en la familia haya habido algún bebé con defectos en el tubo neural, el riesgo de que suceda nuevamente aumenta.

Por ejemplo, en la web “Nacersano” explican que, si una pareja tiene un niño con este problema tiene el 4% de probabilidades de tener otro bebé con el mismo problema. En el caso, de haber tenido 2 niños afectados, el riesgo aumenta, siendo del 10% de probabilidades.

 

¿Cómo se diagnostica?

Los defectos en el tubo neural del feto pueden diagnosticarse antes del nacimiento del bebé.

Como explican en la web “Infogen”, entre la semana 14 y 19 de embarazo, se realiza un análisis de sangre, con el fin de detectar la alfa-feto proteína. Si los valores de dicha proteína son altos, el estudio se completa con una ecografía, que a partir de la semana 14 diagnostica con certeza estas enfermedades

 

El tratamiento

La anencefalia no tiene tratamiento y su evolución es la muerte del recién nacido.

En el caso de la hidrocefalia, se puede colocar una válvula que permite drenar el exceso de líquido cerebral. Pero, puede darse algún tipo de retardo mental si hubo alguna lesión en la corteza cerebral.

La espina bífida. en ocasiones, puede ser tratada con cirugía antes o después del nacimiento del bebé. Sin embargo, es probable que los niños con espina bífida puedan tener parálisis en las piernas y problemas para controlar el esfínter (ir al baño).

Hay que tener en cuenta que: 

 

¿Qué puedes hacer para prevenir?

tubo neuralLos defectos del tubo neural se han relacionado con déficit alimentarios, especialmente de ácido fólico.

Se ha demostrado que tomar ácido fólico antes del embarazo, puede disminuir la probabilidad de estos defectos congénitos hasta en un 70%.

Por ello, se recomienda tomar ácido fólico desde que se toma la decisión de tener un bebé. 

Por lo general, se recomienda tomar 400 mcg de ácido fólico al día antes de la concepción. Pero, cuando existen antecedentes familiares de enfermedades en el tubo neural la dosis de ácido fólico será mayor.

El ácido fólico también puede encontrarse en algunos alimentos, pero por lo general, con la comida no se llega a la cantidad mínima recomendada.

El doctor Ernesto Fabre, jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Lozano Blesa de Zaragoza, advierte que “Si se siguieran las recomendaciones de la toma adicional de ácido fólico dos o tres meses antes del embarazo, podrían prevenirse 2 de  cada 3 casos de defectos del tubo neural.

En el siguiente vídeo puedes ver una explicación gráfica de la formación del tubo neural y los defectos del mismo. 

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA