8 semanas de embarazo – La cara del bebé

8 semanas de embarazo

A solo 4 semanas de terminar el primer trimestre, durante la semana 8 también es importante cuidarse y evitar toxinas, virus o sustancias químicas que podrían dañar al bebé. No tiene que vivir en una burbuja, pero sí cuidarse y mantenerse saludable.

Llevar unos hábitos de vida saludable y una alimentación sana y equilibrada ayudará a prevenir ciertas complicaciones durante el embarazo.

Cambios en la mujer

En la mujer los cambios físicos pueden comenzar a partir de esta semana. El útero comienza a aumentar de tamaño y aunque no tenga un vientre abultado, puede que note que su ropa queda más ajustada en la zona de la cintura, pechos o muslos.

Síntomas

A medida que el útero crece es normal que sienta calambres o una sensación similar a las contracciones. Es algo normal, solo debe preocuparle si va acompañado de sangrado vaginal.

Si usted presenta sangrado en cualquier momento del embarazo deberá consultarlo con su médico. Si dicho sangrado se da en las primeras semanas puede ser señal de un aborto involuntario. Sin embargo, en los primeros meses puede darse manchado ligero y poco abundante. Por otro lado, cuando el sangrado se da en fases más avanzadas del embarazo, puede indicar un problema con la placenta. En cualquier, caso consulte con su médico.

8 semanas de embarazo

Es muy probable, que rechace algunos alimentos y tenga antojos de otros algo atípicos. Algunas mujeres anhelan cosas no comestibles, como tiza o arena. Obviamente deberá poner límites a sus antojos si este es su caso.

Es común, que a las mujeres embarazadas les sangre la nariz repentinamente. Eso se debe al aumento de la hormona progesterona, que hace que los vasos sanguíneos, los llamados capilares, se dilaten. También puede producir más mucosidad y sentir congestión nasal.

El sangrado de las encías también es frecuente durante el embarazo. Esto debería mejorar después del nacimiento del bebé, si continua deberá consultar con su médico.

Durante el primer trimestre las mujeres embarazadas, se sienten más cansadas de lo habitual y quizás necesiten reducir su ritmo de actividad. Si realiza ejercicio físico puede bajar la intensidad y la duración del mismo, pero es importante incorporar el ejercicio a la rutina diaria. Las mujeres que aumentan demasiado peso durante el embarazo pueden tener partos más difíciles y otras complicaciones.

Puede comenzar a experimentar dolor en la espalda. Estos dolores vienen y van durante todo el embarazo y se deben al aumento del útero haciendo presión en su espina dorsal.

8 semanas de embarazo

El estreñimiento es una de los síntomas más incómodos y puede durar todo el embarazo. Este es causado por la hormona del embarazo que ralentiza el sistema digestivo.

Se recomienda beber mucha agua y aumentar la ingesta de alimentos ricos en fibra. Algunos alimentos como las ciruelas, melocotones, nectarinas, espárragos, brócoli, coles, espinacas y otros vegetales de hoja verde, pueden ayudar con este problema.

Aborto involuntario

Lo más probable es que su embarazo se desarrolle con normalidad. Pero, debe ser consciente de que existe la posibilidad de aborto involuntario. Esto es más frecuente durante el primer trimestre, después la posibilidad de aborto disminuye. Por lo general, se diagnostica cuando hay un sangrado vaginal que puede durar días o incluso semanas.

No existe un procedimiento o medicamento que pueda prevenir un aborto involuntario, a menudo se produce porque hay algún problema con el desarrollo del bebé o con los niveles de hormonas de la madre. Se estima que el 15% de los embarazos pueden terminar con un aborto involuntario. (1)

Pruebas especiales en el embarazo

8 semanas de embarazo

Si usted es una persona sana, menor de 35 años y no tiene problemas hereditarios genéticos en su familia, es poco probable que necesite someterse a alguna prueba extra durante el embarazo.

Estas pruebas sirven para detectar precozmente anomalías que se consideran de riesgo. De esta manera, usted podrá decidir si continuar o no con su embarazo.

A pesar de que puede que no necesite realizarse ninguna de ellas, es recomendable que conozca las pruebas disponibles. Algunas de ellas son las siguientes (2):

  • Examen del suero materno: se realiza entre la semana 11 y 14 y sirve para diagnosticar defectos en el tubo neural y alteraciones cromosómicas, incluyendo el síndrome de Down.
  • Biopsia Vellositaria: se extrae una pequeña muestra de tejido de la placenta y se determina si el bebé tiene alteraciones cromosómicas o genéticas. Esta prueba se hace entre las semanas  10 y 12, antes que la siguiente, la amniocentesis.
  • Amniocentesis: el médico extrae un poco de líquido amniótico de la placenta. Se analiza para medir los niveles de proteínas del bebé, que pueden indicar ciertos defectos de nacimiento, como síndrome de Down y problemas genéticos como fibrosis quística o enfermedad de Tay-Sachs. Generalmente se realiza entre las semanas 15 y 18, después de haber pasado por otras pruebas de detección.
  • Ecografías: se realizará al menos una en cada trimestre que también servirán para detectar anomalías en el bebé.

 

Desarrollo del bebé

8 semanas de embarazo
Embrión – 8 semanas de embarazo

El bebé sigue creciendo rápidamente y puede medir entre 14 y 20 milímetros de largo. La cabeza en esta etapa es más grande en comparación con el resto del cuerpo, representa alrededor del 25% de la totalidad del cuerpo.

La cara comienza a tomar forma, frente, nariz, mejillas, mandíbulas, labios, barbilla, etc. Al final de la semana estarán formadas las fosas nasales y se podrá observar la punta de la nariz. Las partes internas y externas del oído están desarrollándose, aunque todavía el bebé no puede oír.

Los brazos siguen creciendo y pueden doblar el codo, que se acaba de formar. Los dedos de manos y pies aún no son visibles, pero siguen desarrollándose rápidamente.

Las válvulas del corazón se pueden distinguir y los pulmones se están formando y los bronquios comienzan a diversificarse. También comienza a formarse el esqueleto.

Esta semana el bebé puede comenzar a realizar pequeños movimientos involuntarios, pero usted no los notará, porque es demasiado pequeño.

 

Dieta y ejercicio

A medida que su cuerpo comienza a cambiar es importante que ajuste la dieta y el ejercicio. Es necesario llevar unos hábitos de vida saludable, que incluyan una dieta sana y equilibrada y ejercicio físico moderado.

8 semanas de embarazo
El consumo excesivo de cafeína puede afectar al bebé

La mayoría de los médicos coinciden en que el consumo de alimentos y bebidas con cafeína deben limitarse. Se sugiere reducir el consumo de cafeína a 200 mg por día. Esto sería lo equivalente a dos tazas de café soluble (3).

Según ACOG, la Asociación Dietética Americana y la FDA, los edulcorantes artificiales se deben usar con moderación.

Los ácidos grasos omega-3 son un componente importante para el desarrollo del cerebro y neurológico del feto. Estos pueden encontrarse en el pescado, pero debe evitar consumir pescados de gran tamaño porque contienen altos niveles de mercurio que pueden dañar al bebé.

Los productos lácteos se deben incluir en la dieta diaria, pero estos productos siempre deben estar pasteurizados. La leche sin pasteurizar puede contener listeria y esta bacteria puede atravesar la placenta y afectar al bebé.

Lees más acerca de “Los alimentos prohibidos en el embarazo”

 

Consejos

8 semanas de embarazo

  • Quizás necesite invertir algo de dinero en un sujetador cómodo y una talla mayor, ya que es normal que aumenten de tamaño y estén más sensibles.
  • Intentar que los días sean más relajados e intente descansar. Evitar tener jornadas maratonianas que la dejen agotada.
  • Muchas parejas esperan hasta este momento para dar la noticia a familiares y amigos. Aproveche para recabar información de aquellos que ya han sido padres.
  • Visitar al dentista y llevar una higiene bucal adecuada. Durante el embarazo es frecuente el sangrado e inflamación de las encías.
  • Desde las primeras semanas se puede comenzar a realizar los ejercicios de suelo pélvico que ayudarán a fortalecer la musculatura de la vagina. Además, de facilitar el momento del parto, puede prevenir contra la incontinencia urinaria en un futuro.

 

Resumiendo
En la semana 8 todavía se están desarrollando los principales órganos y sistemas del feto. Por ello, es importante llevar unos hábitos de vida saludable y evitar el consumo de sustancias que puedan causar daño al bebé. Comenzar a cuidarse desde las primeras semanas le ayudará a prepararse para el resto del embarazo. Realizar ejercicio físico y además ejercitar el suelo pélvico puede servir de gran ayuda en el momento del parto. A pesar, de que aún no son visibles los cambios físicos, usted comenzará a ser más consciente de su embarazo y los cambios hormonales pueden hacer que tenga cambios de humor repentinos y se sienta más irritable.

Referencias

(1) Rev Obstet Gynecol. 2009 – http://www.ncbi.nlm.nih.gov

(2) Centros para el control y la prevención de enfermedades – http://www.cdc.gov

(3) Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos

http://www.essentialbaby.com.au

http://www.birth.com.au

http://www.huggies.com.au

http://www.netmums.com

http://similac.com

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA