6 Errores ridículos de las madres primerizas durante el primer año del bebé

madre y bebe

Es probable que la concentración de hormonas durante el embarazo, te haga ser un poco ingenua y pensar que lo tienes todo controlado. Que aunque no tengas experiencia en esto de la maternidad con toda la información que has leído está muy preparada y todo te resultará llevadero.

Aquí tienes 6 errores ridículos que cometen las madres primerizas durante el primer año del bebé y que entenderás solo cuando te conviertas en madre:

 

1. Presumir de todos los libros, artículos o revistas que has leído

embarazada leyendoSon muchas mujeres que desde el momento en que se enteran que están embarazadas comienzan a recopilar libros, revistas o artículos en internet, sobre el embarazo y la crianza. Los leen una y otra vez, comparan información y consultan las dudas en nuestro queridísimo “google”.

Antes de que nazca el bebé puedes considerarte una experta en el cuidado del cordón umbilical, la lactancia materna o cómo aliviar los cólicos del bebé. Te sientes preparada y lista para poner todo lo aprendido en práctica, pero la práctica suele ser bien diferente y cuando te ves en algunas de estas situaciones puedes bloquearte, llamar a tu madre o llorar porque no sabes qué hacer.

Nadie nace aprendido, pero las mujeres tienen un instinto natural para cuidar de sus hijos. La mayoría de las veces solo hace falta seguir esos instintos para que las cosas salgan bien, otras, las irás aprendiendo a medida que pasan los días con tu bebé.

 

2. Suponer que todo el mundo te quiere ayudar

maternidadPor lo general, siempre se recibe un poco de ayuda por parte de la familia y amigos durante las primeras semanas. Pero ellos tienen su vida y obligaciones y no pueden ayudarte de forma indefinida. Con el tiempo te tendrás que hacer cargo de tu bebé tú sola (y tú pareja, si la tienes).

Por eso es importante que desde el principio comiences a encargarte de los cuidados de tu bebé, porque sino el día que te encuentres sola no sabrás cómo hacerlo y te sentirás insegura.

Acepta la ayuda de tus familiares durante las primeras semanas, pero es preferible que ellos te ayuden con otras tareas no relacionadas con el bebé como, la limpieza de la casa, lavar ropa o preparar comidas.

 

3. Creer que puedes ser madre sin ningún esfuerzo

madre y bebeEsta creencia puede ser infundada por los libros y revistas de los que te hablaba en el punto uno. En muchos casos te hacen creer que si sigues sus horarios y hacen las cosas tal y como ellos te dicen ser madre será una tarea fácil. Sin embargo, cada bebé es un mundo y cada familia es diferente. Lo que funciona para unos no tienes que funcionar para otros y por eso lo que dicen en los libros difícilmente harán que tu maternidad sea más fácil.

No te preocupes si tu casa está patas arriba, tu nevera vacía y tus antiguos vaqueros todavía los tienes que guardar en el fondo del armario. Con el tiempo aprenderás a organizarte y a habituarte a la vida con un hijo, pero esto no será una cosa que pase de la noche a la mañana y mucho menos que aprendas incluso antes de ser madre.

 

4. Recuperar tu figura con la lactancia materna

aumento de peso en el embarazoEs cierto que la lactancia materna ayuda a bajar de peso más rápidamente, pues se estima que solo con darle el pecho a tu bebé pierdes alrededor de 500 calorías. Sin embargo, esto no es algo milagroso y tendrás que comer bien y hacer ejercicio físico si quieres recuperar tu figura.

Es difícil sacar tiempo para realizar alguna actividad física, pero tan solo salir a pasear con el bebé a paso ligero puede ayudarte a perder peso y sentirte mejor contigo misma en menos tiempo.

 

5. Crees que tu vida social no tendrá cambios

amigasDurante el embarazo no paras de decir que cuando nazca el bebé seguirás quedando con tus amigas y podrás salir a restaurantes, conciertos o ir de tiendas. ¡¡ERROR!! Tu vida social cambia inevitablemente, tienes un bebé recién nacido que necesita cuidados constantemente. Además, lo único que querrás cuando tengas algo de tiempo libre, será descansar, o tal vez, poner una lavadora o darte una ducha de media hora. Estas pequeñas cosas te harán inmensamente feliz y olvidarás tus días cantando y bailando en el concierto de tu cantante favorito, al menos por un tiempo.

 

6. Te niegas a admitir que no sabías lo que estabas haciendo

madre tristeLa maternidad es algo intenso, lleno de altibajos, momentos en los que no sabes cómo actuar y que te sientes perdida porque tu quieres lo mejor para tu hijo, pero no sabes si lo que estás haciendo es lo mejor para él.

Es normal que te niegues a admitir que no sabías lo que hacías en un momento dado y equivocarse forma parte de ser madre. Es difícil saber al 100% que lo que hacemos es lo correcto, pero esto sucede no solo en la maternidad sino en otras áreas de nuestras vidas.

 

Nadie dijo que ser madre fuera fácil y aunque dicen que los bebés vienen con un pan debajo del brazo, no vienen con un libro de instrucciones. Disfruta de la maternidad y no olvides que cada niño es diferente. 

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

6 Comentarios

  1. Jajjaja alguno me suena…si. La 2 no, esa tenía claro que no la quería. SOy muy independiente, no me gusta que se metan en mi vida o me hagan las cosas, y con el niño sabía que vendrían las “resabiadas” a decirme que hacer. Así que por esa parte no tuve ayuda porque ni la pedí ni la acepté. Bueno, jugaba con algo de ventaja porque tengo experiencia con bebés, así que me vi capaz y la verdad es que lo fui.
    Mi vida social ha cambiado..para mejor!!! Ahora salgo más y hablo con más gente que antes jeje. Pero es que tampoco éramos muy de salir de terrazas, cañas o por la noche. No lo soliamos hacer.
    Un saludillo!!

    • Hola!! Gracias por tu aportación. La verdad es que cada una cometes errores diferentes y más que errores, cosas que pensábamos e imaginábamos de otra manera y que no tienen nada que ver con lo que pasa cuando llega el bebé.
      Es cierto, que si no tenías una gran vida social, ahora con un hijo te obligas un poco a salir, llevarlo al parque, paseos, etc. En cierta forma tu vida social puede mejorar.

      Un saludo!!!

  2. Hola, qué cargado de verdad este artículo! Aunque yo nunca leí nada la verdad con el primero y andaba más que perdida, jeje, pero bueno para el segundo espabilé y a parte ya tenía la experiencia….
    Las madres somos únicas y casi todas caemos en lo mismo, no crees!? Porqué será?
    Un saludo!

    • Hola Caro, tienes razón al decir que cada madre es única, pero aún así cometemos en general los mismos errores. ¡Cosas de madre primeriza!
      Un saludo y gracias por tu comentario 😉

  3. Es verdad lo de los artículos por que yo soy madre primeriza y lei mucho sobre los bebes y con el mío nada me a funcionado cada bebe es diferente y nos enseña a ser madre de diferente manera y si nos cambia la vida de muchas maneras pero ser madre es una bendición tan grande que solo lo entiende el día que vemos el rostro de nuestro bebe por primer vez

    • Hola Rocio, cuanta razón tienes, cada bebé es diferente y lo que funciona con uno no funciona con otro, por mucho que lo hayas leído en varios artículos. Un saludo y gracias por seguirnos

DEJA UNA RESPUESTA