Guía para combatir los cólicos del bebé

colicos-lactante

Seguro que hemos escuchado hablar de los cólicos del lactante, de esos períodos en los que el bebé llora sin parar y sin causa aparente.

En el siguiente artículo, te explicamos qué son los cólicos del lactante y algunos consejos que pueden ayudarte a calmar a tu bebé.

¿Qué son?

Los cólicos se dan en bebés a partir de las dos semanas de vida. Estos lloran más de tres horas diarias, más tres días a la semana y durante más tres semanas. El llanto no es producido por un problema médico y la mayoría de los bebés pasan por un período de irritabilidad. Por lo general, desaparece por sí solo a los 3 o 4 meses.

Síntomas

El llanto asociado al cólico generalmente ocurre al final del día y puede durar minutos u horas. Generalmente, termina cuando el bebé cae exhausto o cuando son capaces de eliminar los gases o las heces.

Las manos del bebé pueden estar en un puño, las piernas encogidas y el vientre puede estar un poco hinchado.

Causas

colicos-lactante

Se desconoce la causa exacta del cólico y por ello no hay una manera de evitarlo. Pero sin embargo, los bebés con cólico tienden a ser inusualmente sensibles a la estimulación.

Algunos tienen más molestias de gases intestinales. Otros lloran porque tienen hambre, o bien, por haber comido demasiado. A veces, el llanto es producido por la intolerancia a ciertos alimentos o proteínas en la leche materna o en la preparada.

Cuando las personas que rodean al bebé están preocupadas o ansiosas, el bebé puede llorar más. Por eso, es importante mantener la calma.

Tratamiento

Lo primero que debe hacer es asegurarse de que su bebé no tiene un problema médico. Para ello, es necesario acudir a su pediatra y que le realice las pruebas necesarias, con el fin de descartar cualquier anormalidad.

Si el llanto se debe a los cólicos, hay que tener en cuenta que para ayudar a su bebé debe identificar y evitar las cosas que desencadenan los episodios de llanto. Y también es importante conocer lo que más reconforta a su bebé.

Cada bebé es diferente y es probable que lo que le consuele a uno, no sirva con otro. Así que deberá probar varias cosas diferentes y prestar atención a aquello que parece ayudar a calmar al bebé.

colicos-lactante

Durante la lactancia materna, la alimentación de la madre puede influir en los cólicos del bebé. Para ello, debemos evitar ciertos estimulantes como la cafeína y el chocolate. Al igual que los productos lácteos y los frutos secos, puesto que pueden estar causando reacciones alérgicas en el bebé.

También se recomienda evitar el consumo de ciertos alimentos como el brócoli, la col, los frijoles y otros alimentos que producen gases.

Las leches preparadas tienen distintas fórmulas. Si su bebé tiene cólicos, podría probar a cambiar de leche, puesto que pueden deberse a la intolerancia de alguno de los componentes.

Si la madre está dando el pecho y toma algún medicamento deberá consultarlo con un médico. Los medicamentos también pueden pasar al bebé y ser los causantes de los cólicos.

Debemos controlar la alimentación del bebé, evitar la sobrealimentación o alimentarlo demasiado rápido.

También, es importante que los bebés estén en un ambiente relajado, puesto que pueden sentir ansiedad y esto podría empeorar los episodios de llanto.

Consejos 

Cada bebé es diferente y por ello, debemos probar varias cosas hasta encontrar lo que mejor funciona con nuestro bebé. Aquí algunos ejemplos:

  • Crear un entorno relajado, con música suave y una luz tenue, puede contribuir a que el bebé esté más relajado.
  • El masaje infantil o las caricias, también pueden ayudar a que tú bebé se calme.
  • Evitar que varias personas intenten calmar al bebé a la vez. Esto podría generarle más ansiedad y alterarlo más, es preferible que tan solo una persona se encargue de esta tarea durante un episodio de llanto.
  • Pasear al bebé en su cochecito, también puede ayudar a calmar el llanto.
  • Arroparlos con una manta y sostenerlo en brazos, podría funcionar, ya que el bebé sentirá su contacto y comenzará a calmarse.

 

Resumiendo
Los cólicos del lactante se dan en la mayoría de los bebés. Estos lloran sin consuelo durante varias horas y varios días a la semana. Es importante descartar cualquier problema médico. Desaparecen por sí solos a los 3 o 4 meses. Pero para sobrellevar este período mejor, es necesario conocer aquello que más reconforta a nuestro bebé y en ocasiones, hacer algunos cambios en la alimentación del bebé.
COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA