15 semanas de embarazo – Cambios en la piel

15 semanas de embarazo

En la semana 15 se sentirá más relajada, los primeros síntomas han desaparecido y el riesgo de aborto se reduce. Su vientre comenzará a crecer y en este momento será más consciente de que está embarazada.

Unos hábitos de vida saludable ayudarán a el desarrollo del feto y a que usted se sienta con más energía.

 

Cambios en la mujer

Los cambios físicos de la mujer comienzan a ser más notables, ya que el vientre estará más abultado. Puede notar sus piernas cansadas y dolores de espalda si permanece de pie mucho tiempo.

15 semanas de embarazo

En el vientre puede comenzar a aparecer una línea de color marrón que suele ir del ombligo al pubis. Se le llama línea de alba y desaparece después del parto. Estos cambios son producidos por un cambio en la melanina. Esta sustancia está en la piel y se libera sobre todo cuando se toma el sol. Durante el embarazo la liberación de melanina se produce incluso sin exponerse al sol, pero los cambios serán más notables si hay exposición al sol. Por eso es necesario utilizar protección solar.

Puede notar que sus zapatos le aprieten y que su talla aumente durante el embarazo. Sus pechos también aumentarán de tamaño y los notará más sensibles y en ocasiones doloridos.

Las hemorragias nasales pueden ser frecuentes, aunque usted nunca haya presentado una. Por lo general, desaparecen por sí solas. No debe alarmarse, simplemente sentarse y esperar a que pare.

Si durante las primeras semanas en su cara aparecieron espinillas (acné) puede notar que comienzan a desaparecer. Es posible que su piel esté más grasa y necesite cambiar su crema hidratante en el embarazo.

Los cambios en la piel y el vello son normales. Se puede notar un aumento del vello y la aparición de pequeñas verrugas en el abdomen, además de lunares, pecas y manchas en la cara.

15 semanas de embarazo

Sus hábitos de sueño pueden cambiar y es probable que necesite cambiar su postura al dormir y adoptar otra que le resulte más cómoda.

Muchas mujeres optan por una almohada alargada que puedan colocarla entre las piernas y les sirve de gran ayuda a la hora de dormir.

La acidez estomacal es un síntoma frecuente y puede durar todo el embarazo. Si cuida su alimentación puede aliviar la acidez. Además, comer comidas pequeñas y frecuentes, comer despacio, evitar las cenas demasiado tarde y no acostarse inmediatamente después de comer, puede ayudar con este síntoma. Si desea tomar un antiácido debe consultar con su médico, ya que algunos pueden estar contraindicados durante el embarazo.

 

Desarrollo del bebé

15 semanas de embarazo

A las 15 semanas de embarazo el feto mide entre 93 y 104 milímetros de largo y pesa aproximadamente 50 gramos, se puede comparar con una manzana. Continúa creciendo rápidamente y se parece cada vez más a un bebé.

Las orejas y los ojos están más desarrollados, y el lanugo (capa de vello fino) cubre todo el cuerpo. A medida que el cuello se extiende y la barbilla se vuelve más prominente, la cabeza queda más definida.

La piel se está desarrollando pero sigue siendo muy delgada. Puede comenzar a aparecer el pelo de la cabeza y las cejas. Los folículos pilosos empiezan a generar los pigmentos que dan color al cabello del bebé.

Los huesos son cada vez más densos porque tienen más calcio y los músculos siguen creciendo y fortaleciéndose. Al final de esta semana, el bebé podría ser capaz de mover los dedos de las manos y los pies (hacer un puño o chuparse el dedo). En los dedos comienza a aparecer unas rallas que darán lugar a la huella dactilar. El hígado produce la bilis y el páncreas empieza la producción de insulina.

Las piernas son más largas que los brazos, las uñas ya se han formado y las articulaciones y extremidades pueden moverse. El sistema circulatorio y el urinario funcionan de forma normal y respira líquido amniótico, con lo que comienzan a trabajar sus pulmones.

Cuando no duerme el bebé se mueve constantemente, aunque es probable que todavía no pueda sentirlo hasta semanas después.

 

Dieta y ejercicio

Durante el embarazo es importante seguir una dieta equilibrada y sana. Es normal que su apetito aumente a partir de estas semanas y sienta la necesidad de comer alimentos dulces y con altos contenidos en grasa, intente controlar estos impulsos para evitar subir demasiado peso.

15 semanas de embarazo

Puede comer un puñado de nueces entre horas para reponer vitaminas y nutrientes, además de saciar el apetito.

Los frutos secos son una excelente fuente de proteínas, magnesio, vitamina E y vitaminas del grupo B (1). Además, algunos estudios han demostrado que un puñado de nueces al día puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca en un 35 %.

Hay algunos alimentos que se deben evitar o al menos reducir su consumo. Algunos como los productos lácteos sin pasteurizar o carnes crudas pueden tener bacterias que pueden ser transmitidas al bebé. Leer más sobre alimentos prohibidos durante el embarazo.

Es importante mantener una rutina diaria de ejercicios, como caminar, nadar o clases de yoga, durante el embarazo. Además, hay algunos ejercicios que pueden mejorar el dolor de espalda y la flexibilidad de la mujer como:

Balanceo pélvico: colocada de pie y con las manos en las caderas, mover la pelvis de adelante hacia atrás y luego en círculo completo, manteniendo la parte superior del cuerpo inmóvil.

15 semanas de embarazo

Caderas: sentada en el suelo con las piernas cruzadas o trate de sentarse con la espalda en vertical y las plantas de los pies juntas, y lo más cerca posible del cuerpo. Luego empujar las rodillas hacia el suelo.

Ejercicios de suelo pélvico: este ejercicio puede realizarlo durante el embarazo y después del parto. Estos sirven para fortalecer esta zona con el fin de prevenir o evitar la incontinencia urinaria.  Más información en el siguiente enlace.

 

Consejos

15 semanas de embarazo

  • Evitar las infecciones urinarias, bebiendo mucha agua y limpiándose adecuadamente (de delante hacia atrás). Las infecciones son comunes durante el embarazo y aunque no presentan un riesgo mayor, pueden ser incómodas. Consulte con su médico si cree tener una infección urinaria.
  • Debido a que las piernas y los pies se hinchan durante el embarazo y los dolores de espalda son muy frecuentes. Se debe evitar el uso de zapatos de tacón alto, al igual que aquellos totalmente planos.
  • El peso que puede haber subido en estas primeras 15 semanas oscila entre 2 y 3 kilos. En el caso de tener un embarazo múltiple el aumento de peso puede alcanzar los 5 kg. Para una mujer con un peso normal se recomienda subir entre 10 y 14 kg en todo el embarazo (2). Realice ejercicio diariamente y evite alimentos muy calóricos y con alto contenido en grasa.
  • El seguimiento y la atención durante el parto puede ser llevado por una matrona. Si esta es su decisión es el momento de buscar una que le asesore. Puede interesarle el “Parto en el agua”
  • Es normal que a las mujeres embarazadas se le olviden las cosas con frecuencias. Por eso, es recomendable hacer listas y anotar todas las citas, la lista de la compra, etc.

 

Resumiendo
Los cambios físicos en la mujer comienzan a ser más notables y puede notar que su ropa le aprieta. Intente usar ropa cómoda y que no presione la zona del vientre. El feto continúa creciendo rápidamente y cada vez parece más un bebé, aunque todavía es muy pequeño. Llevar una dieta saludable es necesario para el desarrollo del bebé y el ejercicio físico ayudará a que no suba demasiado de peso y además facilitará el momento del parto.

 

Referencias

(1) Universidad estatal de Louisiana

(2) Organización Mundial de la Salud – OMS

Fetal medicine Barcelona – http://inatal.org

http://www.essentialbaby.com.au

http://similac.com/pregnancy

http://www.huggies.com.au

El embarazo, semana a semana

http://www.netmoms.es/revista/embarazo

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA