15 Secuelas del embarazo que no conocías

 

 

No sé si os ha pasado a vosotras, pero tener una peque correteando por casa, no es la única secuela que me ha quedado del embarazo.

No solo hablo de estrías y flacidez, sino de otro tipo de cosas. Al principio pensé que aún me estaba recuperando del parto, pero cuatro años ya empieza a ser sospechoso. Así que me he puesto a  investigar, como hago siempre, y he descubierto todo tipo de “regalos” que nos deja el embarazo.

Con esto no pretendo desanimarte, todo lo contrario. Lo que quiero es que descubras que no estás sola y que a muchas también nos pasa.

 

1.Estrías

Empecemos por las más obvias. Tengo estrías en el pecho, alrededor del ombligo, en las caderas y en el culete. Parece que me haya arañado un gato. Durante el embarazo me eche todo tipo de cremas, sobre todo aceite de almendras dulce, pero nada. Ahí están blancas y cada vez más finitas, pero creo que tengo compañeras de por vida.

 

 

secuelas

 

2.Flacidez

Antes de quedarme embarazada, tenía la barriga planita y bastante firme. Ahora tengo la piel flácida, por mucho peso que intente perder. También mi pecho vio tiempos mejores. Ahora está “triste”, o como dicen por aquí, parecen dos “pimientitos asados”. No es que sea una cosa horrorosa, pero no está igual.

 

 

secuelas2

 

 

3.Línea nigra o línea alba

Es esa línea que te sale desde el pubis y sube en dirección al ombligo. En teoría se va tras el parto, pero tarda. A mí me tardó muchísimo. No sé precisaros cuanto pero ya empezó a preocuparme y consulté con el médico. Me dijo que el remedio era la paciencia. Y al final se fue. Intenta que no te de el sol y se irá antes.

 

 

secuelas3

 

 

4. Contracturas

Siempre he tenido contracturas en la espalda y desviación de columna siempre me hizo tener tendencia a sufrir ciática, pero desde el embarazo ha ido a peor. Entre el sobrepeso propio de los últimos meses y después el llevar a mi hija en brazos, o estar constantemente agachada ara cogerla, acabo todos los días dolorida.

Por lo visto, la solución es reforzar la musculatura y hacer ejercicios de estiramiento. Nada, que no me libro del gimnasio.

 

 

secuelas4

 

 

5.Cicatrices

Que no las vea, no significa que no las sienta. Mi parto fue natural, pero con episiotomía. Las que la habéis sufrido, sabréis a lo que me refiero. Esa incomodidad, esa sensación de que ahí hay algo. Vamos, que es incómodo.

Por no hablar de lo que tienen que sentir las mujeres que han sufrido una cesárea.

Las cicatrices son molestas, pican, duelen, pero bueno, son la marca de lo increíbles que somos.

 

 

cesarea1 (2)

 

 

6.Celulitis

Siempre he tenido tendencia a tener celulitis, pero desde el embarazo se me ha disparado. Para combatirla sigo todas las recomendaciones que puedo: ejercicios, dieta sana, evitar ciertos alimentos… Así que crucemos los dedos.

 

secuelas5

 

 

7.Incontinencia urinaria

A mí, personalmente, no ha sido una incontinencia como tal. Pero sí, alguna vez me he reído o tosido con mucha fuerza y he notada como si se fuese a escapar algo, pero reaccioné a tiempo y no. Pero la incontinencia urinaria es muy normal entre mujeres que han tenido varios partos, o tras una cesárea. La vejiga desciende y eso nos provoca la incontinencia.

En los casos más leves, los ejercicios de refuerzo del suelo pélvico, como los ejercicios kegel,  pueden solucionarlo.

 

secuelas6

 

 

8. Molestias al mantener relaciones sexuales

Supongo que será la episiotomía, pero retomar las relaciones sexuales fue un poco complicado. Pero con paciencia y comunicación, todos los problemas se acaban salvando.

 

 

sexo-postparto-6(1)

 

9.Problemas estomacales

Esto me llamó mucho la atención. Tras el parto, comencé a notar que había ciertos alimentos que ya no me gustaban e incluso que me caían mal. Mi estómago estuvo más sensible un tiempo y volví casi a la normalidad, pero hay cosas que todavía no como.

 

 

secuelas7

 

 

10.Pérdidas de memoria

Siempre he sido muy despistada  y tal vez sea el cansancio, pero desde que soy madre me tono un poco más “torpona”. Se me van cosas, me expreso peor (“Tráeme eso que está allí en ese sitio”),… no sé. Puede que sea sólo que me quedé sugestionada por culpa de un artículo que leí hace mucho tiempo. Decía que las madres perdíamos neuronas durante le embarazo y el parto. Unos dicen que es cierto, otros que es mentira,… ¿Qué opináis vosotras?

 

 

secuelas8

 

 

11.Taquicardias

Yo, afortunadamente, no he sufrido de taquicardias como consecuencia del embarazado, pero sé de madres que sí las han sufrido. Si es tu caso, ve a tu médico y consúltale.

 

secuelas9

 

 

12.Hipertiroidismo

Tampoco está en mi lista, pero los cambios hormonales asociado a el embarazo pueden alterar tu tiroides y provocarte hipertiroidismo. A las mujeres que lo sufren, se les suele aconsejar no volver a quedar embarazadas hasta que no controlen el problema.

 

 

secuelas10

 

13.Anemia

Esta es otra de las secuelas típicas del embarazo. Ya sea de forma natural, o si has tuvieron que hacerte transfusiones durante el parto, puede que te hayas quedado baja en hierro. Tal vez tu médico te mande un tratamiento para aumentar tu nivel de hierro en sangre para ayudarte. Si no es así, siempre puedes ayudarte con una dieta rica en hierro.

 

secuelas11

 

 

14. Brote de psoriasis

Si tienes psoriasis, es muy normal que tras la maternidad sufras un brote. Tal vez por el estrés de tu nueva condición, por los cambios en tu vida, los productos del bebé, las hormonas,… Hay varias cosas que pueden alterarlo, pero, está alerta.

 

 

secuelas12

 

15. La secuela mas bonita…

Ya sé que os he estado enumerando un sinfín de problemas y cosas que ninguna mujer quiere oír. Tal vez, si aun no eres madre, te hayas asustados, pero NO LO HAGAS. Por muy dolorida que esté mi espalda, por mucho que eche de menos comer salmorejo, por muy triste que haya quedado mi pecho. Jamás cambiaría nada de eso por mi pequeña.

 

secuelas13

COMPARTIR
Profesora y madre de una hija. Soy una gran apasionada de la lectura y la escritura que espera ayudar a otras madres compartiendo mis experiencias, aciertos y errores.

DEJA UNA RESPUESTA