¿Que es el TDAH? Síntomas, Causas y Tratamiento

tdah

El trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), es uno de los trastornos más comunes de la infancia y puede continuar hasta la adolescencia y la vida adulta. Los síntomas incluyen dificultad para mantener la concentración y prestar atención, dificultad para controlar el comportamiento e hiperactividad (exceso de actividad).

 

Causas

Los científicos no están seguros de qué causa TDAH, aunque muchos estudios sugieren que los genes juegan un papel importante. Al igual que otras enfermedades, el TDAH probablemente sea el resultado de una combinación de factores. Además de la genética, los investigadores están estudiando los posibles factores ambientales, las lesiones cerebrales, la nutrición y el entorno social que puede contribuir a que el niño desarrolle TDAH.

Los resultados de varios estudios realizados con gemelos muestran que el TDAH a menudo se da en miembros de la misma familia. Se están estudiando varios genes que pueden hacer que las personas sean más propensas a desarrollar este trastorno.

Conocer los genes implicados podría ayudar a prevenir el trastorno antes de que aparezcan los síntomas. Y además, se podrían crear mejores tratamientos.

Se ha demostrado que los factores de origen hereditario explican en un 80% de los casos la aparición del trastorno. Es decir, la probabilidad de presentar el trastorno es mayor si alguno de los progenitores está afectado (1).

Los niños con TDAH con una versión particular de un determinado gen tienen más delgado el tejido cerebral en las áreas del cerebro asociadas con la atención. Las investigaciones han mostrado que esa diferencia no era permanente y que el cerebro se desarrolla a un nivel normal de espesor. Por tanto, los síntomas del TDAH también mejoran (2).

Algunos factores ambientales se han relacionados con este trastorno. Los estudios sugieren un posible vínculo entre el tabaquismo y el consumo de alcohol durante el embarazo y el TDAH en los niños. Además, los niños preescolares que están expuestos a altos niveles de plomo, pueden tener un mayor riesgo de desarrollar dicho trastorno.

tdah aditivos

Los niños que han sufrido una lesión cerebral pueden mostrar algunos comportamientos similares a los del TDAH. Sin embargo, sólo un pequeño porcentaje de niños con TDAH han sufrido una lesión cerebral traumática.

Una investigación británica indica que es posible una relación entre el consumo de ciertos aditivos alimentarios, como los colorantes y conservantes, y un aumento de la actividad. Se están realizando investigaciones para confirmar estos hallazgos y para aprender más acerca de cómo los aditivos alimentarios pueden afectar a la hiperactividad.

 

Signos y síntomas

La falta de atención, hiperactividad e impulsividad son los comportamientos clave del TDAH. Es normal que todos los niños se muestren desatentos, hiperactivos o impulsivos en ocasiones; pero para los niños con TDAH, estos comportamientos son más graves y se producen más a menudo. Para ser diagnosticado con el trastorno, el niño debe tener síntomas durante 6 o más meses y en un grado mayor que otros niños de la misma edad.

Los niños que tienen síntomas relacionados con la falta de atención pueden:

tdah

  • Se distraen fácilmente, no se fijan en los detalles, se olvidan de las cosas y con frecuencia cambian de una actividad a otra (3).
  • Tiene dificultad para centrarse en una cosa.
  • Se aburren con una tarea después de sólo unos minutos, a menos que estén haciendo algo que les agrade.
  • Tienen dificultad para centrar la atención en la organización y realización de una tarea o aprender algo nuevo.
  • Problemas para completar tareas y a menudo pierden cosas (por ejemplo, lápices, libretas) necesarias para completar las tareas o actividades.
  • No parecen escuchar cuando se le habla.
  • Tienen dificultad para procesar la información de forma rápida y precisa.
  • Problemas para seguir instrucciones.

Los niños que tienen síntomas de hiperactividad pueden:

  • Se mueven mucho cuando están sentados.
  • Hablan sin parar.
  • Tocan y juegan con cualquier cosa que tengan alrededor.
  • Tienen problemas para permanecer sentados durante la cena y la escuela.
  • Están en constante movimiento.
  • Tienen dificultad para realizar tareas o actividades tranquilas.

Los niños que tienen síntomas de impulsividad pueden:

tdah

  • Son muy impacientes.
  • Decir comentarios inapropiados, mostrar sus emociones sin límites y actuar sin pensar en las consecuencias.
  • Tienen dificultad para esperar por cosas que quieren o esperar su turno en los juegos.
  • A menudo interrumpen conversaciones o actividades de los demás.

Los padres y maestros pueden no darse cuenta de los síntomas que muestran falta de atención, ya que a menudo estos niños son silenciosos. Pueden sentarse en silencio en el aula y parecer que están trabajando, cuando realmente no están prestando atención a lo que se está haciendo.

Los niños con problemas de atención pueden llevarse bien con los otros niños. En el caso de los niños con problemas de hiperactividad e impulsividad, por lo general, tienen más problemas para relacionarse.

 

Diagnóstico

tdah

Los niños maduran a ritmos diferentes y tienen diferentes personalidades, temperamentos y nivel de energía. La mayoría de los niños se distraen, actúan de forma impulsiva y hacen esfuerzos para concentrarse en algunos momentos. A veces, estos factores, que son normales, pueden confundirse con el TDAH.

Los síntomas del TDAH suelen aparecer entre los 3 y 6 años de edad. Pero como estos síntomas varían de un niño a otro, el trastorno puede ser difícil de diagnosticar.

El Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) estima que entre el 3% y el 5% de los niños tienen TDAH (4).

Este trastorno afecta cuatro veces más a los niños que a las niñas. Algunos estudios demuestran que el número de niños que son diagnosticados con TDAH va en aumento, pero no está claro por qué.

Los padres pueden notar primero que el niño pierde interés en las cosas antes que otros niños, o que parecen constantemente fuera de control. El perfil de los niños hiperactivos es más fácil de reconocer porque son niños muy inquietos. A menudo, son los profesores los que notan los primeros síntomas, por ejemplo, cuando un niño tiene problemas para seguir las reglas.

No existe ninguna prueba específica para diagnosticar a un niño que tiene TDAH. Sin embargo, un especialista puede recopilar cierta información sobre el niño, su comportamiento y el medio en el que vive, para llegar a un diagnóstico.

El pediatra puede derivarle a un especialista en salud mental con experiencia en este tipo de trastornos. Lo primero que hará será descartar otras causas para los síntomas. Por ejemplo, ciertas situaciones, eventos o condiciones de salud que pueden causar comportamientos en el niño similares a los del TDAH.

Entre el pediatra y el especialista determinarán si un niño tiene TDAH, descartando algunas condiciones médicas, que pueden confundirse con los síntomas de este trastorno. Por ejemplo, las siguientes:

  • Tiene una infección del oído que causa problemas auditivos.
  • Tiene problemas de audición o visión no detectados.
  • Problemas de salud que afectan al pensamiento y el comportamiento.
  • Ansiedad o depresión u otros problemas psiquiátricos que pueden causar síntomas de TDAH.

El especialista también podrá solicitar información de la escuela del niño y los registros médicos con el fin de recabar datos y determinar si el entorno del niño (escuela, hogar) puede resultar estresantes y causar algunos de los síntomas del TDAH.

 

Tratamientos

Los tratamientos actualmente disponibles se centran en la reducción de los síntomas del TDAH. Se pueden incluir medicamentos, diferentes tipos de psicoterapia, educación o formación, o una combinación de tratamientos.

Los tratamientos pueden aliviar muchos de los síntomas del trastorno y los niños pueden tener éxito en la escuela y llevar una vida normal.

Medicamentos

tdah

El más común es un medicamento estimulante y aunque parezca inusual para tratar el TDAH, son medicamentos con un efecto calmante en los niños con este trastorno. Existen muchos tipos de medicamentos estimulantes disponibles. También hay otros no estimulantes que funcionan de manera diferente.

El uso de medicamentos en los niños con TDAH reduce la hiperactividad, la impulsividad y mejora la capacidad para concentrarse, trabajar y aprender.

Estos no se usan en todos los casos, puesto que lo que funciona para un niño no siempre funciona para otro. Además, hay que tener en cuenta que un niño podría tener efectos secundarios con un determinado medicamento.

Los medicamentos estimulantes vienen en diferentes formas, como píldora, cápsula, líquido o parche en la piel. Entre los padres y los médicos se decidirá cuál es la mejor opción para el niño y la dosis que deberá de tomar.

Como cualquier fármaco, existe la probabilidad de tener efectos secundarios. Los más comunes son la pérdida de apetito, problemas de sueño, ansiedad e irritabilidad. La mayoría de los efectos secundarios son menos y desaparecen con el tiempo.

Estos medicamentos siempre deben administrarse bajo supervisión médica para que sean seguros y se obtenga los resultados esperados. Estos no curan el TDAH, pero sí reducen los síntomas durante el tiempo que se toman. Pueden ayudar a un niño a prestar atención y a hacer sus tareas.

Psicoterapia

Se utilizan diferentes tipos de psicoterapia para el TDAH. La terapia conductual tiene como objetivo ayudar al niño a cambiar su comportamiento. Esta puede ayudar a cómo organizar las tareas o completar las tareas escolares. También enseña a un niño a cómo controlar su propia conducta. Aprender a darse recompensas por actuar de una manera deseada, como el control de la ira o pensar antes de actuar, es otro objetivo de la terapia conductual.

Los terapeutas pueden enseñar a los niños habilidades sociales, tales como la forma de esperar su turno, compartir juguetes o pedir ayuda. Aprender a leer las expresiones faciales y el tono de voz en los demás, y cómo responder adecuadamente también puede ser parte del entrenamiento en habilidades sociales.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

tdah

Los niños con TDAH necesitan orientación y comprensión por parte de sus padres y maestros para alcanzar su pleno potencial y tener éxito en la escuela.

Puede que tanto los padres como los niños necesiten ayuda para superar los sentimientos de frustración y culpa, cuando el niño es diagnosticado.

Los padres pueden ser entrenados para aprender a usar un sistema de recompensas y consecuencias que sirve para cambiar el comportamiento de un niño. A los padres se les enseña a dar una respuesta inmediata y positiva a las conductas que se quieren fomentar, e ignorar o redirigir los comportamientos que se quieren desalentar. En algunos casos, el uso de “tiempo muerto o de espera” se puede utilizar cuando la conducta del niño está fuera de control. Esto consiste en retirar al niño de la situación y dejar que se siente solo durante un tiempo corto hasta que se calme.

Compartir actividades placenteras y relajarse con los niños, también puede ayudar en el tratamiento. Además, pueden aprender a estructurar situaciones para que resulten más positivas. Como por ejemplo, limitar el número de compañeros de juego del niño, con el fin de evitar la sobreestimulación. Los padres también pueden aprender las técnicas de control del estrés para hacer frente a la frustración y puedan responder con calma a la conducta del niño.

 

Consejos

  • Programación. Mantener la misma rutina todos los días. Incluyendo el tiempo para hacer la tarea, jugar y otras actividades. Colocar el horario en una zona donde el niño pueda verlo y escriba los cambios en dicho horario con antelación (5).
  • Organizar los objetos de uso cotidiano de forma que cada cosa tenga su lugar.
  • Ser claro y consistente. Los niños con TDAH necesitan reglas consistentes que puedan entender y seguir.
  • Elogiar o recompensar cuando los niños siguen las reglas.

 

Resumiendo
El TDAH es uno de los trastornos más frecuentes en la infancia. La causa exacta se desconoce, pero la genética juega un papel importante. Es un trastorno que no tiene cura, pero sí existen tratamientos para mejorar los síntomas. Es importante realizar un diagnóstico para que el niño reciba el tratamiento adecuado lo antes posible y puede llevar una vida normal. El papel de los padres y los maestros es importante en la mejora de estos niños.

 

Referencias

(1) http://www.fundacioncadah.org/web/articulo/que-causa-y-que-no-causa-el-tdah.html
(2) http://www.nimh.nih.gov/health/topics/attention-deficit-hyperactivity-disorder-adhd/index.shtml
(3) http://www.betterhealth.vic.gov.au/bhcv2/bhcarticles.nsf/pages/attention_deficit_hyperactivity_disorder
(4) http://www.webmd.com/add-adhd/guide/attention-deficit-hyperactivity-disorder-adhd
(5) http://www.cdc.gov/spanish/especialescdc/tdah/

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA