28 madres hablan sobre la Lactancia materna prolongada

lactancia prolongada

A pesar de ser una parte natural de la maternidad, la lactancia sigue siendo un tema que genera muchas dudas a las madres primerizas. En la actualidad, es uno de los temas que causa más controversia y hay diferentes opiniones que se alejan unas de otras.

Las madres nos sentimos solas cuando tomamos la decisión de prolongar la lactancia materna y la gente intenta confundirnos con falsos mitos sobre el hecho de alimentar a nuestros hijos más allá de los 6 meses de edad. Por eso, he decidido investigar sobre este tema con el fin de resolver la pregunta final:

¿ Hasta cuándo podemos amamantar a nuestros hijos/as?

La leche materna es el mejor alimento que puede recibir un bebé, de hecho, es el único alimento que necesitará durante los primeros seis meses de vida y son muchas las instituciones que recomiendan la lactancia materna exclusiva durante este período, entre ellas la Asociación Española de Pediatría y la Organización Mundial de la Salud.

Sin embargo, siguen existiendo grandes barreras para que la lactancia materna se pueda llevar a cabo con éxito, más si la madre decide prolongar la lactancia.

[quote_box_center]En muchos casos es difícil para la madre encontrar el equilibrio entre atender las necesidades de su hijo y cumplir con el resto de sus obligaciones, sobre todo las laborales.[/quote_box_center]

 

lactancia maternaEs por eso que, ahora que nos encontramos en la Semana Mundial de la Lactancia Materna, cuyo tema este año es la conciliación del trabajo y la lactancia, he querido conocer la opinión de expertos y madres sobre la lactancia materna prolongada.

En este ámbito, contamos con la opinión de la psicóloga perinatal y psicoterapeuta Diana Sánchez, que además es madre de dos hijos y que nos ofrece su punto de vista profesional sobre este tema.

 

[pull_quote_center]Una gran cantidad de mujeres destetan a sus bebés antes de lo que a ellas les gustaría por desconocimiento o por falta de colaboración del entorno de la madre.[/pull_quote_center]

 

Así lo afirman algunas de las madres y lo confirma Diana cuando nos habla sobre las dificultades más comunes que enfrentan las madres primerizas con la lactancia:

lactancia materna

“Las dificultades al inicio pueden ser muy variadas, desde las dificultades con el agarre, la postura, que pueden derivar en grietas, hasta posibles mastitis (con el consiguiente dolor). La ingurgitación mamaria es otra posible dificultad.

También es muy común que al inicio las madres se pregunten si (a pesar de no tener estas dificultades) se está haciendo bien, si está mamando el bebé mucho, o poco.”

Para mi el mayor escollo es que se enfrentan a algo totalmente nuevo, y a veces con muy poca ayuda por parte de la gente que las rodea, ya que hasta hace poco la lactancia no era algo habitual en nuestro entorno.”

 

En ese sentido Diana resalta la importancia del padre y de la familia para poder llevar a cabo una lactancia exitosa:

lactancia-materna

“El padre y la familia son fundamentales. Para poder criar un hijo, nadie ha dicho que lo pueda hacer una mujer sola.

La crianza es preciosa, la lactancia también, pero es necesario que nos demos cuenta que entonces el resto de las cosas tienen que seguir haciéndose, la casa, la comida, la compra… y por lo tanto, necesitamos apoyo logístico y por supuesto apoyo amoroso”.

El padre, y el resto de la familia suponen el sostén necesario para una madre que ahora está 24 horas dedicada a un bebé que la necesita a ella, y sólo a ella, si está dando el pecho.

 

Pero no solo el apoyo del entorno y de los profesionales es importante. También son muchas las madres primerizas preocupadas por si el estrés o la ansiedad pudieran traerles problemas con la lactancia, pero Diana es muy clara en este aspecto, para el alivio de muchas:

lactancia materna

“No existe evidencia de esto, ya que de ser así, las mujeres en situaciones de guerra, o hambruna extrema no podrían dar el pecho. Y sabemos que en países como Nigeria, Siria las mujeres no dejan dar el pecho.

El sistema que pone en marcha la lactancia es muy, muy potente, y quizá puede verse algo afectado, pero la inhibición del mismo suele venir más por falta de estimulación del mismo.”

 

Finalmente, he querido conocer la opinión de Diana, desde su punto de vista como experta, sobre la lactancia materna prolongada, su duración y si es conveniente llevarla a cabo:

lactancia prolongada

“Me parece que hablar sobre los beneficios de la lactancia materna, es algo que no es necesario. Existe ya multitud de evidencia científica sobre los beneficios a nivel físico y psicológico de la lactancia maternal.

Yo no soy quién pare decir si debe prolongarse o no, pero la OMS, UNICEF, y la AEPED son claras. Lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses mínimo, y luego con alimentación complementaria hasta los 2 años, y que la mamá y el bebé quieran.

A partir de estas directrices, creo que es claro. Siempre que mamá y bebé quieran, la lactancia materna es beneficiosa. Y no existe un sólo estudio científico que demuestre que la lactancia materna prolongada es perjudicial para madre o bebé.”

 

¿Qué se dice de la lactancia materna prolongada?

lactancia maternaComo esta semana está dedicada especialmente a la lactancia, quiero presentaros también el punto de vista de algunas madres que han vivido de formas diferentes la lactancia maternapara mostrar desde una perspectiva amplia que no hay una respuesta concreta a muchas de las preguntas que surgen, pero que con sentido común y con una buena asesoría, cada madre encontrará la fórmula que mejor se adapte a ella y a su bebé.

Marta de La agenda de mamá“Tuvimos unos comienzos muy difíciles.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]“Yo estoy a favor de la lactancia materna, lo que no implica que esté en contra de otro tipo de lactancias. Creo que -si se puede y se desea-  dar de mamar a un hijo es el mejor regalo para ambos, pero cada madre hace lo que cree que es mejor y no por elegir una vía distinta a la mía voy a considerarla ni mejor ni peor madre.Cuando me quedé embarazada tenía claro que quería intentarlo. Pensaba que no podía ser tan complicado, que somos mamíferos y es algo innato en nuestra especie. Sin embargo, tuvimos unos comienzos muy difíciles. Tras visitas semanales al hospital durante algo más de tres meses por una mastitis puerperal que se complicó, nadie daba un duro por nuestra lactancia, casi ni yo misma. Nunca pensé que llegaríamos a los seis meses de lactancia exclusiva y ¡fíjate! De aquello ya han pasado más de dos años que han merecido totalmente la pena.Llegar hasta aquí no ha sido algo premeditado, simplemente nos hemos dejado llevar. Las instituciones recomiendan llegar al menos hasta los dos años, pero yo creo que es una decisión muy intima que debe tomarse entre una mamá y su bebé. ¿Cuándo destetar? Cuándo la situación deje de ser cómoda para ambas. Los estudios dicen que en el humano la edad de destete está entre los 2.5 y los 7 años, así que -si nada lo impide- aún nos queda “teta” para rato.”

[/spoiler]

Mónica de Desmadreando: “Lo normal debe de ser el respeto.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]Al recibir la invitación de ofrecer mi visión sobre este tema lo primero que hice fue negarme. ¿Cómo voy a hablar de la lactancia materna prolongada si ni siquiera pude instaurar una lactancia exitosa? Sin embargo, es cierto que todos tenemos una opinión creada sobre el tema. En mi caso, a favor. Desde pequeña “mamé” que lo mejor para criar un niño sano era dar de mamar. El biberón estaba muy mal visto por mi madre y por ende a mi me parecía “un instrumento del mal”. En cuestiones de “tiempo” nunca se me dijo la duración de este acto. Ni siquiera había pensado en cuánto debe durar una lactancia materna “normal”. Esta duda me hizo llamar a mi madre para preguntarle hasta cuándo me amamantó y para mi sorpresa fueron sólo 9 meses. ¿Por qué paraste mamá? ¡Porque me mordías hijita! Y no lo vi mal.Para mi, lo normal era dar teta el tiempo que se pudiera; pero dos hijos, muchos años después y dos lactancias maternas fracasadas me han enseñado que lo normal no es una regla aplicable para todos. En mi maternidad “lo normal” ha sido el biberón. Yo no logré lo que tanto quería, lo que tanto me enseñaron, pero si logré una nueva visión: lo normal debe de ser el respeto. Si una madre logra dar el pecho a la primera o con mucho esfuerzo ¿importa el tiempo? Si la madre tiene que incorporarse al trabajo y debe complementar ¿es malo? Si la madre decide continuar la lactancia hasta que el hijo lo decida ¿es anormal? Lo juicios de valor se estipulan con base a la normalidad. ¿Y quién la define?En general, los pediatras no recomiendan utilizar el biberón después del año y aún así hay madres que les dan bibi hasta los cinco años y no veo portadas de revistas famosas escandalizadas con un niño mayor bebiéndose un biberón en el regazo de su madre. ¿El hecho de ofrecer el pecho a un niño mayor tiene otras connotaciones? Si. El niño decide y el bebé no. En esa diferencia radica el que nos “asuste”, nos “disguste” o incluso nos “asombre” ver a un niño mayor desabrochando la blusa de la madre para alimentarse.

Ser madre me ha enseñado muchísimo pero sobre todo he aprendido a que la normalidad no tiene cabida en este tema: cada niño y cada madre son un universo. De haber logrado una lactancia exitosa no sé de cierto cuánto tiempo hubiese continuado, pero ¿de qué sirve suponer? De nada. Dos hijos y muchos biberones después he aprendido que una madre siempre dará lo mejor a sus hijos, como pueda, cuanto pueda…

[/spoiler]

Rory de Mamá contemporánea: “Busca un buen obstetra que sea pro-lactancia.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]“La lactancia es una de las etapas más hermosas dentro de la maternidad. Yo he amamantado prolongadamente a mis dos hijos, a Chris por 18 meses y a Chloé por 26 meses.¡No te rindas, no te escondas!  Por más que otros te critiquen, estás haciendo lo correcto en seguir tu instinto maternal que es el de darle lo mejor a tu retoño. Y créeme que que no hay nada que te haga sentir más orgullosa que poder decirle al mundo que has amamantado a tus hijos.Para mi estos son puntos importantes acerca de este tema.

En el momento que sepas que estas embarazada busca un buen obstetra que sea pro-lactancia. Si tu médico te entrega folletos, muestras o cupones de formula ya eso es un mal indicio y te recomiendo que busques otro.

Rodéate de personas positivas que te apoyen, evita en lo posible el uso del biberón, relájate, toma mucha agua, aliméntate bien, no olvides tus vitaminas y duerme lo suficiente. Con un cuerpo fuerte y descansado vas a producir más leche. No tengas miedo de delegar responsabilidades ni de pedir ayuda.

Respeta las decisiones personales de otras madres en caso de que decidan utilizar formula o alguna tipo de alimento artificial y no darle pecho a su bebé. La lactancia debe ser un proceso natural y no forzado ni obligado.”

[/spoiler]

Esther de 39 semanas y…“Cada una entiende un tiempo por “prolongada”.
[spoiler show=”Leer su opinión”]“No puedo decir que esté a favor o en contra de la lactancia materna prolongada, porque cada una entiende un tiempo por “prolongada”. Para mi lo más importante es que hagas lo que te pida el cuerpo, que tomes tus propias decisiones y que no te desanimes si no consigues tus objetivos. Porque a veces no se hace lo que se quiere, sino lo que se puede y no por ello eres peor o mejor madre. Esto no es una “competi”, disfruta de la lactancia mientras puedas y quieras.”
[/spoiler]

María de Madres Cabreadas: “Me extenué física y psíquicamente al tener que atender también a otros dos niños y mi trabajo.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]“Di el pecho a mis tres hijos, pero sólo el último fue LM prolongada hasta los 14 meses.Disfrutaba dando el pecho tanto, que todavía lo echo de menos, y cuando lo veo llorar, me dan ganas de ofrecérselo. Es algo mágico, no comparable a nada, y creo que si algo grande he hecho en la vida es amamantarlos a todos.

Pero mi experiencia es que me extenué física y psíquicamente al tener que atender también a otros dos niños y mi trabajo. Además, mi pequeño padecía de reflujo gastroesofágico, y se despertaba por las noches cada dos por tres.

La experiencia de cada mujer va a depender de sus circunstancias y de cómo sea el bebé. Un bebé tranquilo, sano, junto con una madre tranquila, quizá sean el binomio perfecto para una LM prolongada ideal. Mi caso no fue así porque yo soy de naturaleza nerviosa también, y no lograba descansar. Mi matrimonio y mi familia se resintió.”

[/spoiler]

María José de Con los niños en la mochila: “Estar informada es lo único que realmente nos ayuda a tomar la decisión de una forma libre, fundamentada y consecuente.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]”Creo firmemente que la lactancia materna prolongada es muy beneficiosa tanto para los bebés como para las madres, de hecho yo la he practicado con mis tres hijos. El mayor estuvo mamando durante sus primeros 9 meses de vida, la mediana mamó hasta los 15 meses y el pequeño hasta cumplidos los dos años. Pero, sobre todo, pienso que lo más importante de todo, más allá incluso de los beneficios que aporta para la salud, tanto física como emocional, es que los dos disfrutéis de la experiencia. Dar de mamar a tu pequeño debe ser un momento mágico, especial. Amamantar debe hacerte sentir feliz. Y si una madre, sea por la circunstancia que sea decide dejar de amamantar a su bebé habrá tomado igualmente la decisión correcta. Así de sencillo. Si tú, como madre, te sientes feliz tomes la elección que tomes, tu bebé se sentirá feliz y eso es lo único que importa.Considero que lo mejor es amamantar a demanda a tu hijo todo el tiempo que ambos queráis. No existe un tiempo máximo para hacerlo. Mientras sigas sintiéndote a gusto, mientras sigas disfrutando de dar el pecho, continúa. Cuando llegue el momento de dejar la lactancia, lo sabrás, sin ninguna duda.

Eso sí, tan solo aconsejaría a cualquier futura mamá que, antes de tomar cualquier decisión, se informe bien de todo y pida ayuda si la necesita. Estar informada es lo único que realmente nos ayuda a tomar la decisión de una forma libre, fundamentada y consecuente. A veces, esa información, ese apoyo pueden marcar la diferencia, hasta el punto de conseguir (como me ocurrió a mi) que la lactancia materna prolongada sea todo un éxito.”

[/spoiler]

Alejandra de La aventura de mi embarazo: “Alimento, calor y consuelo en un solo acto y sin complicaciones.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]”Dos maternidades, una tercera a punto de ser estrenada y una amplia experiencia con la lactancia materna me ayudan a ver este tema con cierta perspectiva. Esta experiencia me dice que no hay nada en contra de mantener la lactancia materna de manera prolongada.Para mi ha sido sin duda lo más cómodo de la maternidad: alimento, calor y consuelo en un solo acto y sin complicaciones. No ha influido en absoluto en el desarrollo de mis hijos, ni en mi vida al margen de ellos; mis hijos han crecido sanos, son independientes y autónomos, extrovertidos, comen de maravilla y duermen aún mejor; yo he desempeñado mi vida laboral, he salido cuando he querido, viajado y disfrutado sin que la lactancia materna haya supuesto ningún impedimento para ello.

Además me ha permitido alargar la etapa de bebé de mis hijos, con lo rápido que crecen viéndolos corretear, hablar y hacer por sí solos, en los momentos teta recuperaba (y recupero) al que ha sido mi bebé. ¡No cambio esos momentos por nada!

Hay muchos mitos y prejuicios entorno a la lactancia materna prolongada que no son más que eso. Lo mejor, ignorarlos y disfrutar de la experiencia mientras mamá y bebé quieran, que son los únicos que deben decidir cuánto debe durar.”

[/spoiler]

Kitty de Amor de batmami: “Dar el pecho es algo completamente natural por lo que no hay que tener prisa en el destete.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]”Todas conocemos los múltiples beneficios de la lactancia materna en el desarrollo de nuestros bebés, además del vínculo que se crea entre la madre y su criatura. Somos mamíferos y para mi dar el pecho es algo completamente natural por lo que no hay que tener prisa en el destete. No todos los bebés son iguales, ni todas las lactancias se viven de la misma manera. Después de tener dos hijos he podido comprobar que cada bebé marca su tiempo, siempre que la madre se encuentre cómoda y no suponga un problema, la lactancia puede ser prolongada y perfecta. En mi segunda maternidad he descubierto una lactancia relajada, sin insomnio y sin tener que dar pecho cada hora y media. Ahora que mi bebé ha cumplido 8 meses seguimos como el primer día y no dudo en hacer durar este momento hasta que mi bebé y yo creamos conveniente. La lactancia prolongada no será un problema si nos sentimos cómodas con nosotras mismas y con nuestra familia/pareja, sin miedo al qué dirán y si vemos que nuestros hijos crecen felices tomando el mejor alimento que les podemos ofrecer. “[/spoiler]

Lydia de Padres en Pañales: “Es algo sano y natural, aunque se haya olvidado.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]“¿Lactancia prolongada sí o no? Pues no sé. No me declino por un sí rotundo. Estoy viviendo ahora mi segunda lactancia. Creo que todos los bebés tienen que ser alimentados con lo mejor, para mí, para la OMS, lo mejor es la lactancia materna.La lactancia con mi hija mayor tuvo comienzos difíciles, poco peso, muchos dolores, pero muy buena ayuda, gracias a la cual la lactancia duró 13 meses. Hubiera durado más si no me hubiera quedado embarazada y mis energías no se hubieran agotado. No la veía mayor como para dejar de darle el pecho, pero una cosa llevó a la otra y fue un destete sin lágrimas.

Ahora, tras 5 meses de lactancia materna, tampoco veo el fin, si será a los 13 meses, o a los 25… Veo otras mamás que siguen dando el pecho a niños de 2 o 3 años, los niños están sanos y felices, siguen con la lactancia porque a ambos les hace felices y es algo sano y natural, aunque se haya olvidado. ¿Tendré una lactancia prolongada? No lo descarto, será como surja, no hay nada planeado.”

[/spoiler]

Lee de babytribu.com: “Cuando dejé de dar la teta fue una decisión mía y a mi parecer creo fue suficiente para ellas.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]“La lactancia materna prolongada es un vínculo de unión eterna y absoluta entre el bebé y su mamá, estoy totalmente a favor y también respeto a quienes no deciden darla a su bebé. En mi caso di lactancia a mi primera hija hasta los 10 meses, fue lactancia mixta y tuve mucho miedo porque los 3 primeros días de nacida no pude atender a mi bebé porque me vi muy mal de salud, pero de igual manera al tercer día, mi hija se enganchó a la teta y de allí sin problemas. Con la segunda bebé también le di lactancia hasta los 11 meses y fue maravilloso.Cuando dejé de dar la teta fue una decisión mía y a mi parecer creo fue suficiente para ellas, no hubo malos ratos, ni me reclamaron teta, creo que fue más fácil porque era lactancia mixta y ya estaban acostumbradas también a la fórmula, además de comer casi de todo.

Para las mamás que dan el pecho varios años, las admiro y las respeto… arriba la teta!!!”

[/spoiler]

Susana y MC de Trucos de mamás: “Cada madre vive en un entorno con diferentes circunstancias y puntos de vista  que deben ser respetados.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]Susana: “Disfruté de la lactancia materna con mis hijos hasta que tuvieron seis meses. La incorporación al trabajo impidió seguir con ella aunque lo habría hecho hasta que hubiesen cumplido un año.En muchos momentos me sentí culpable de no haber podido seguir con la lactancia, sobre todo por el hecho de disfrutar ese vínculo irrepetible con ellos.”

MC: “En mi caso estuve dando el pecho a mi primer hijo hasta que cumplió casi un año, sobre todo porque quería hacer todo lo que estuviese en mi mano para evitarle posibles enfermedades. Justo entonces me quedé embarazada y dejé de darle el pecho ya que en aquellos momentos la  información que encontré sobre si debía o no seguir la lactancia era contradictoria.”

Creemos que antes de juzgar unas u otras actitudes con respecto a la lactancia, tenemos que tener en cuenta que cada madre vive en un entorno con diferentes circunstancias y puntos de vista  que deben ser respetados, tanto si se quiere prolongar la lactancia como si se decide no hacerlo.

[/spoiler]

Pilar de Mamás Full Time: “Defiendo la lactancia materna como la forma de alimentación más sana para el bebé.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]”No soy de poner etiquetas ni condiciones.Soy madre de dos hijos y los dos han crecido con lactancia materna. Los dos han superado esos seis meses de lactancia materna en exclusiva que recomienda la OMS. El mayor prácticamente dobló ese tiempo y estuvo lactando prácticamente el año, el pequeño un poco más porque estábamos más tiempo juntos por culpa o gracias, a no tener que ir a trabajar fuera de casa.

Defiendo la lactancia materna como la forma de alimentación más sana para el bebé pero es que además, se sabe que también es muy positivo para la madre, para su salud (en el momento y de cara al futuro) y su recuperación.

Pero esto es una decisión que se toma a medias, entre dos, la madre y el bebé y si por cualquier causa uno de ellos no está cómodo, no es feliz, no le aporta todo lo que debería, se buscan soluciones donde las haya aunque sea dentro de un biberón, no hay ningún problema.

En mi caso la curiosidad de mis hijos por probar otro tipo de alimentos fue haciendo que la lactancia materna fuera poco a poco dejando sitio a las cucharas y a los tenedores, sin prisa y sin traumas.”

[/spoiler]

Neus de Explorando la maternidad: “A veces me siento la rara.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]Imagino que si existe debate sobre la lactancia materna prolongada, debe ser porque todavía hay mucho desconocimiento e información contradictoria sobre este tema.¿En qué momento se puede considerar que ya se ha excedido “el tiempo reglamentario”? ¿A partir de cuándo se considera que la lactancia deja de ser necesaria o imprescindible?  ¿A partir de los 6 meses? ¿Del año? ¿De los dos años?

Yo sigo dando el pecho a mi hijo de cuatro años y medio… y hace ya mucho tiempo que me encuentro con reacciones de sorpresa e incredulidad cuando alguien descubre que sigue tomando teta.

Y es verdad que a veces me siento “la rara”, y  creo que a estas alturas ya no se trata de si es beneficiosa o no (que existe evidencia científica al respecto), sino que ambos lo hemos decidido así.

Así que me gusta pensar que la lactancia materna prolongada nos ofrece una oportunidad de normalización, hace visibles otras opciones, y proporciona cierto sostén a aquellas mamás que amamantan a sus hijos (tengan la edad que tengan) y se sienten fuera de lugar, obligadas a esconderse, a mentir o incluso a destetar “contra su voluntad”.

[/spoiler]

Eva de Skulls, Rock N’ Babies: “No he sido una madre de teta a demanda constante.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]“Yo estoy a favor de la lactancia materna, lo de prolongada pues lo va a decidir el niño y su madre, porque hay miles de condicionantes que van a decidir su duración. En mi caso yo di el pecho a mi hijo hasta los 18 meses; tomé la decisión de dejarlo porque acababa bastante agotada y adelgacé 10kg y él ya básicamente usaba la teta para jugar y pegarme bocaos. Salvo cuando era muy bebé que le di a demanda, le daba las tomas que le tocaban, no he sido una madre de teta a demanda constante  -además al incorporarme al trabajo no podía permitírmelo, me llevaba el sacaleches al trabajo y mientras yo estaba en la oficina le daban un bibe de mi leche- pero sí creo que es muy bueno que al menos el primer año y medio-dos años la leche materna forme parte de la alimentación del niño. Mientras se pueda lo veo genial pero si alguna madre por la razón que sea no puede tampoco creo que haya que acusarla de mala madre.”[/spoiler]

Sheyla de El alma y la lactancia al descubierto: “Una desinformación y falta de apoyo total me llevó al abandono de la lactancia.”

[spoiler show=”Leer su opinión”]“Cuando comencé con la lactancia con Alma nunca me imaginaría que llegaríamos hasta el punto en el que estamos, 31 meses de lactancia maravillosa!! Con Abel (hace 12 años) no estaba informada ni era asesora de lactancia por lo cual era difícil saber si lo que me decían los médicos era correcto, y por ello solo le di 1 mes de lactancia materna. Como veis una desinformación y falta de apoyo total me llevó al abandono de la lactancia.La lactancia con Alma tengo que decir que ha sido placentera por ambas partes ya que ella noto que le gusta y yo me quité esa espinita también de la anterior lactancia frustrada. Simplemente el notar esas miradas que te echa cuando toma teta y te dice que está rica tu leche, hace que cada día te levantes con una gran sonrisa. Mucha gente cuando te ve dándole pecho se queda mirando sorprendida porque dicen que es muy mayor y eso ya es “vicio” pero es algo que seguro que poco a poco cambiaremos y la lactancia materna será “lo normal” aunque aún queda mucho por cambiar en esta sociedad. Se que es lo mejor, es lo natural y ambas estamos a gusto. El día que decida dejar de tomar pecho posiblemente me cueste ya que he notado un vínculo super fuerte con ella, pero ante todo debemos respetar sus ritmos y dejar que ellos decidan. Yo por mi parte he cumplido con las recomendaciones de la OMS jejeje pero aún esperaremos al momento destete hasta que Alma realmente quiera.

Os animo a todas a informaros realmente sobre los múltiples beneficios que da la lactancia materna de forma prolongada, que todas podemos dar el pecho el tiempo que podamos y queramos/quieran nuestros hijos y que la lactancia no solo es darles pecho, darles alimento, sino calor y cariño.”

[/spoiler]

Leticia de Esto no es como me lo contaron: “Mantener la lactancia me ha supuesto muchos esfuerzos, tanto físicos como mentales.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]”¿A qué nos referimos cuando hablamos de lactancia materna prolongada? Dependiendo de nuestro interlocutor la definición será una u otra.  Organismos internaciones como la OMS se refieren a la que va más allá de los 2 años mientras que las madres de nuestro entorno puede que hablen de la que va más allá de las 16 semanas (el periodo de descanso maternal contemplado en la ley). En la actualidad mi hijo tiene 30 meses, por tanto nosotros estamos en fase de lactancia materna prolongada en todos los supuestos.No os negaré que mantener la lactancia me ha supuesto muchos esfuerzos, tanto físicos como mentales. Estar pendiente de no olvidar el sacaleches o la leche extraída, levantarme antes y acostarme más tarde para poder extraer un poco más pero, después de lo vivido, si tuviera otro hijo lo volvería a hacer exactamente igual.

La lactancia materna es el patrón de alimentación normal para los bebés. Nosotros, mientras que amamantar no me incomode o moleste, mantendremos la lactancia hasta que llegue el destete espontáneo, que es la situación ideal ya que el niño pequeño no sufre.”

[/spoiler]

Ana de Mamá oveja: “Creo que la madre no debiera intervenir en el proceso de destete.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]” No estoy a favor ni en contra de la lactancia prolongada. Creo que se da espontáneamente entre un hijo y su madre. Hay hijos que lo alargan todo lo posible y otros que se destetan solos de forma más temprana. En ambos casos pienso que la madre es más bien una acompañante de la lactancia de su hijo. Creo que la madre no debiera intervenir en el proceso de destete, a no ser que esté realmente aburrida y desganada de dar el pecho. Mi hijo con casi cuatro años está prácticamente destetado, pero aún me pide cogerse al pecho alguna vez.Paciencia y confiar en la madre naturaleza. No sé cual será el límite, pero yo personalmente no pasaría de los cinco años. A nivel antropológico, las madres humanas en otras culturas amamantan a sus hijos mucho más tiempo que en nuestra aséptica cultura occidental.”

[/spoiler]

Lai de Así piensa una mamá: “La desteté al año por desconocimiento.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]“Mi primera hija me enseñó a luchar por la lactancia materna. No era hábil con la succión y todos decían que por mi leche no subía bien de peso. Pero luchamos por esa lactancia y la mantuvimos hasta el año (y ella no subía de peso ni con dos raciones de puré, así que no era mi leche)La desteté al año por desconocimiento que una lactancia aun más prolongada era posible y beneficiosa; y por los comentarios de que “ya era mucho”.

Mi segunda hija me enseñó a disfrutar de la lactancia, a vivirla de forma relajada, sin horarios, sin estrés. Ella lactó 18 meses y se destetó cuando quiso, a su ritmo.

Aprendí que la lactancia crea un vínculo madre/bebé muy importante, además de entregar innumerables beneficios. Para mi gusto, sin horarios es aun mejor. Y debería seguir hasta que madre y bebé decidan, sin presiones. Solo ellos saben cuando es el momento.”

[/spoiler]

Verónica de El gran gugú: “La leche materna no es la única “pócima” para el pequeño en su desarrollo.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]“Lo primero que diría sobre este tema es que lo recuerdo como una experiencia muy placentera. Que dar el pecho para mí representaba vivir momentos muy íntimos y especiales con cada uno de mis, por entonces, dos bebés. Creo con todo que es un tema complejo que puede analizarse desde muchas perspectivas. La científica se me escapa, francamente, no soy médico, pero modestamente diré, a tenor de lo que hacen expertos, pediatras y el propio sentido común, que la leche materna es un manantial de defensas y propiedades y que todo el tiempo que la reciba el bebé le irá bien, tanto si es por seis meses como por 36. Ahora bien, el sentido común también me dice que a medida que el pequeño comienza a ingerir fruta y verdura fresca, proteína vegetal y animal de buena calidad, etc. crecerá sano y robusto. La leche materna no es la única “pócima” para el pequeño en su desarrollo.En consecuencia, hay que ver también la perspectiva personal. Cada madre y entorno materno es un mundo. Y no podemos menospreciar el ámbito sociolaboral que nos rodea a cada una. ¿Que las circunstancias nos permiten prolongar la lactancia? Genial ¿Que no? Pues no pasa nada, seguiremos velando por cuidar a nuestro bebé, por supuesto.”

[/spoiler]

Miriam de Batallitas de mamá: “Ninguna madre debe de sentirse presionada ni para dar de mamar, ni para dejar de hacerlo.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]”Hablar sobre la lactancia materna siempre es un reto. Ninguna madre debe de sentirse presionada ni para dar de mamar, ni para dejar de hacerlo. Mi opinión es clara, estoy a favor de la lactancia materna, por lo múltiples beneficios que aporta a la salud del bebe y de la madre, tanto a nivel físico como afectivo o mental. ¿Durante cuanto tiempo? Eso también lo tengo claro, hasta que o la madre o el bebe no quieran continuar. Me hubiera encantado que a mi me hubieran explicado que a veces los problemas aparecen cuando ya llevamos meses dando de mamar y que ninguna lactancia es igual que otra. Con mi hijo mayor fue un “sacrificio”, suena mal pero así fue, tenía una meta, llegar a los seis meses de lactancia materna exclusiva, para introducir el gluten y disminuir al máximo posible el riesgo de celiaquia, pero fueron meses duros, mi hijo sólo quería un pecho, tuvimos varias crisis de lactancia y yo no paraba de tener mastitis y obstrucciones. En cambio con el pequeño tuve una lactancia maravillosa, que me regaló momentos inolvidables. En ambos casos estuve ocho meses. Creo que lo mejor es informarnos muy bien antes de tomar una decisión y pedir ayuda siempre que surja un problema, porque algunos tienen una solución sencilla.”[/spoiler]

Verónica de La Vera Donna: “Mi esposo ha sido mi mejor apoyo, aunque debo reconocer que no es fácil.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]”Cuando supe que estaba embarazada, decidí investigar sobre la lactancia materna y me convencí, la lactancia materna es lo mejor para el bebé, a demanda, sin horarios ni tiempos absurdos, sin utilizar aplicaciones que me dijeran cuánto tiempo había durado el bebé en cada pecho y cuándo tocaba la siguiente toma. Lo dejé fluir, pensé en seguir las recomendaciones de la OMS y dar el pecho hasta los dos años, luego, me di cuenta que un destete respetuoso y pactado es lo mejor. Mi esposo ha sido mi mejor apoyo, aunque debo reconocer que no es fácil. En ocasiones es agotador, hay que tener muchas ganas y fuerza de voluntad. La lactancia a demanda, no solo me ha regalado momentos únicos con mi bebé, es también calma, consuelo, y tranquilidad en esos momentos en que no sabes como actuar. Me ha permitido estar tranquila en esos períodos en que come menos, la teta es el mejor alimento. Es un analgésico natural, una forma de dormirle plácidamente. Sé que pronto llegará el momento del destete, por lo que veo, él mismo lo irá haciendo, por ahora disfruto de este momento de intimidad y absoluta entrega mamá-bebé”.[/spoiler]

Roser de Mamá en Massachusetts: “La lactancia es una decisión muy personal de la madre.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]”Mi primer hijo nació el 2007 y el segundo el 2009. En esa época, se daba mucha importancia a que las madres dieran el pecho a sus hijos. Se veía como natural y sano. Así pues, decidí darles el pecho. El momento de dar el pecho es un momento mágico, te une como madre a tu bebé, sientes una gran dependencia emocional de esta pequeña cosita que ocupa todo tu tiempo y con el que disfrutas y sufres a la vez, puesto que él es totalmente dependiente tuyo.¿Cosas buenas? la lactancia materna es una decisión propia y tú decides hasta cuanto tiempo quieres darle el pecho. Es un momento muy íntimo (aunque el momento íntimo se desarrolle en la plaza del pueblo) y sientes que estás haciendo lo mejor para tu hijo, aunque te surjan millones de dudas.

¿Cosas malas? La mastitis, el hecho de no poder moverte muy lejos de tu hijo puesto que debes darle el pecho unas horas determinadas, el daño que te hacen los pechos al no cumplir horarios y el hecho de no saber calcular si come o no lo suficiente.

¿Qué recomiendo? Creo que la lactancia es una decisión muy personal de la madre. En esta decisión influyen la familia, la ginecóloga, la enfermera, las campañas a favor o en contra… Creo que la madre que opta por la lactancia materna debe saber que quiere hacerlo. El tiempo, la situación laboral y familiar, el bebé y su propio cuerpo le marcaran las pautas a seguir.”

[/spoiler]

Leticia de Mamás a tiempo completo: “Un día volvió del colegio y me dijo: “mamá, ya me he hecho mayor, dejo la teta”.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]“Yo con la lactancia he tenido “suerte”. A pesar de que con el mayor sufrí 3 meses y medio de cólicos (no pegábamos ojo), y todo el santo día enganchado a la teta, tuve la suerte de que mi madre me animó y ayudó muchísimo. Un día, de repente, con 15 meses, empezó a rechazar la teta, yo no entendía el por qué….y el por qué era que estaba de nuevo embarazada y se destetó el solito.Con el segundo todo fue más fácil, a pesar de sufrir varias mastitis, seguí adelante, tan adelante que se destetó el solito también, pero con más de 3 años 0_0

Un día volvió del colegio y me dijo: “mamá, ya me he hecho mayor, dejo la teta”

Ahora, cuando nazca mi chiquitilla en octubre, mi intención es darle teta hasta que quiera, pero ver venir; nunca se sabe como irá la cosa.

Pienso que no hay que forzar, ni crearse falsas expectativas, ni mortificarse por no poder dar el pecho. Yo, simplemente me dejo llevar.

Para mí, todas las opciones son respetables.”

[/spoiler]

Liliana de  Mamá Preciosa: “Para la madre es una etapa difícil, pero vale la pena por el niño.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]“Hola, mi nombre es Liliana Méndez, tengo 33 años y soy madre de un niño de 5 años al cual le di pecho tres años.Estoy muy a favor de la lactancia materna prolongada y les contaré por qué. Pienso que no en vano se han escrito miles de artículos y se siguen haciendo descubrimientos sobre esto, de cómo son los niños en comparación a otros, cuando han recibido mayor cantidad de leche materna.

Alimenté a mi hijo sólo con leche materna hasta los 6 meses, luego simultáneamente a sus primeras comidas seguí dando el pecho así. Hasta que cumplió 3 años.

Para la madre es una etapa difícil, pero vale la pena por el niño. Tuve muchos dolores de espalda. Pero creo que si tienes la oportunidad es importante.

Soy feliz porque mi hijo ha podido disfrutar un tiempo más de los nutrientes que pude ofrecerle.

Creo que se debe poner en una pesa los beneficios que se pueden dar a los niños o nuestra comodidad. No cambiaría esos días por nada, mi hijo es un niño sano y muy inteligente, aunque eso lo sacó más de mis genes, ja ja ja.

No dejes de dar pecho a tu hijo, es vital para su vida y crecimiento; ademas el apego de madre-hijo es precioso. ¡Dios lo ha hecho todo perfecto!”

[/spoiler]

Virginia de Señor bebé: “No lo alargaría más de 12 meses.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]“Antes de nada, reivindico el respeto de cada madre para decidir si quiere dar o no el pecho a su hijo. Una vez que una mujer apuesta por la lactancia como la mejor forma de alimentar a su hijo, está claro que existen circunstancias que se escapan y no siempre una madre puede decidir hasta cuándo dar el pecho a su hijo –y hablo por mi experiencia personal–. Así las cosas,  si las circunstancias lo permiten y una puede jugar con el calendario, considero que, como mínimo, lo ideal sería mantener la lactancia materna hasta los seis meses de edad, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). Superada esa edad, la madre puede decidir alargar la lactancia para mantener ese contacto especial con su hijo.  Sin embargo, personalmente, no lo alargaría más de 12 meses. No estoy a favor de alargar la lactancia en exceso. Creo que el destete es algo que hay que hacer cuando el niño aún no es demasiado mayor, pues creo que eso favorece tanto al desarrollo personal del niño como a la recuperación total de la madre. No obstante, insisto, lo importante es que cada mujer estime lo que es mejor para ella y su retoño sin que el resto dé sus opiniones al respecto si no han sido solicitadas.”[/spoiler]

Nuria de Con gorro… y a lo loco: “El acompañamiento, la calma y la confianza fueron vitales.”
[spoiler show=”Leer su opinión”]“Tengo el pecho muy pequeño. La preocupación de mi madre era si iba a tener suficiente leche! A mi hija, para su sorpresa, le di el pecho durante 14 meses. Por suerte, acerté a dar con una comadrona en sintonía conmigo. El acompañamiento, la calma y la confianza fueron vitales. En el momento en que me quedé de nuevo embarazada, mi hija no quiso más.Al bebé que venía en camino lo perdimos y tuvieron que pasar más de 6 años hasta que volví a tener ocasión de amamantar a otra persona. Un niño esta vez (que todavía mamaría si le hubieran dejado). Tenía dos años cumplidos cuando el período de lactancia terminó y en este caso fui más bien yo la que lo di por finiquitado.

La segunda lactancia duró más, pero tengo que decir que sin la primera, la segunda tal vez no hubiera existido. Porque hasta que se regularizó y se curaron mis heridas en el pecho, sufrí mucho (mucho más que con la primera). Si no hubiera sabido de primera mano (por esa primera experiencia) que la cosa podía funcionar TAN bien, probablemente habría tirado la toalla antes de lograrlo.”

[/spoiler]

Elena de La guinda del limón: “Mi experiencia con la lactancia materna no fue del todo buena, por la mala información o asesoramiento”
[spoiler show=”Leer su opinión”]“Mi hija Daniela nació por cesárea, rompí aguas y la niña no estaba encajada en el canal del parto, por lo que no ayudaba a nacer.Al ser cesárea la subida de la leche tardo más que si hubiera sido parto natural y sus primeros días estuvo alimentándose con biberón y lo poco que salía de mi pecho. En una de las visitas de las matronas a mi habitación me dijeron que mi pezón no era bueno para dar el pecho y me recomendaron a dar el pecho con pezonera y esto fue lo peor que pudieron hacer. Ese momento  fue crucial en la lactancia de mi bebe, en vez de recomendarme eso, tendrían que haber invertido unos minutos en enseñarme a dar de mamar, pero no lo hicieron y mi experiencia con la lactancia no fue muy buena.

Yo seguía intentando dar el pecho, cuando son tan pequeños la pezonera es un horror, tienen que hacer más esfuerzos para sacar leche, mi bebe se enfadaba y lloraba, yo me ponía nerviosa y terminaba por darle el biberón.

Al poco me salieron grietas, por mucho que me los cuidé terminaron agrietándose y cada toma era un auténtico calvario.

Luego vinieron los cólicos de lactante, a mi bebé no le gustaba ponerla tumbada para comer, bien fuera con el pecho o con el bibi, tenía que tomar sentada, suponíamos, tanto su pediatra como yo que eran cólicos.Me sentía fatal porque no era capaz de dar el pecho a mi hija, las hormonas hacen mucho mal y acudí a la matrona para pedirle ayuda. Tomamos la decisión de darle solo pecho, sin pezoneras, cada mínimo dos horas y que fuera sólo pecho, se pusiera la bebé como se pusiera, se enfadaba muchísimo porque quería su biberón, no tenía que hacer esfuerzo ninguno. Pude soportar 4 días y me rendí.

Finalmente le di lactancia mixta hasta que mis pechos fueron dando cada vez menos leche.

Afortunadamente mi niña se ha criado muy bien, pero siempre me he quedado con la cosa de no haber disfrutado de la lactancia, creo que no estuve bien asesorada, eso fue el origen de todo.

Estoy plenamente de acuerdo con la lactancia y la lactancia prolongada, la leche materna es el mejor alimento que un bebe puede tomar, infinitamente superior a las leches de fórmula por los nutrientes que lleva, porque además cada día es de un sabor y porque ese momento, sólo lo pueden disfrutar dos, el bebé y la mamá. Los humanos somos mamíferos y como tal hemos de mamar, ¿cuánto tiempo? Por el estrictamente necesario y el tiempo sólo lo deciden dos personas, las que están involucradas, el bebé o la mamá.

Mi experiencia con la lactancia materna no fue del todo buena, por la mala información o asesoramiento, lo único que me llevo de no haber dado mucho tiempo el pecho, es que el papá pudo disfrutar también de esos momentos, dando el bibi a su hija. ¿Si tuviera otro bebé? Sin duda optaría por lactancia materna, sin pezonera desde el primer día y su tuviera algún problema, iría a los grupos de asesoramiento y ayuda a la lactancia que existen en los centros de salud. Me gustaría poder decir algún día, que disfruté de la lactancia como muchas madres hacen.”

[/spoiler]

 

Quiero agradecer a todas las madres con las que he contactado por sus amables respuestas, en especial a Diana por compartir con nosotras su opinión profesional y a todas aquellas que han aceptado compartir su punto de vista y su experiencia personal para realizar esta compilación. ¡Muchas gracias a todas!

Y tú, ¿cómo vives o viviste la lactancia de tus pequeños? ¿Qué consejo le das a las madres primerizas para que tengan una lactancia exitosa? Cuéntanos tu opinión o comparte tu experiencia.

lactancia materna

COMPARTIR
Como no existe la academia donde enseñen a ser la madre perfecta, busco formas innovadoras de ayudar a madres jóvenes a vivir una maternidad plena, ayudándolas a comprender las etapas del desarrollo del embarazo, el parto y la crianza de los hijos. Lo más importante es disfrutar de cada instante, el aprendizaje viene con la experiencia.

12 Comentarios

  1. Me encantan todas las experiencias! Yo apenas llevo tres meses de lactancia con mi nena y aunque de momento todo va muy bien me preocupa la vuelta al trabajo. No acabo de acostumbrarme al sacaleches y no sé si podré tener suficiente reserva para darle cuando yo no pueda estar todo el día en casa.

    Espero poder dar el pecho a mi niña por mucho tiempo más!

  2. Yo tenía mucho miedo de no poder amamantar a mi hijo porque mi mamá no pudo hacerlo ni conmigo ni con mi hermano, además de que tuvo partos muy difíciles.

    Mi embarazo fue de riesgo y tuve muchos problemas durante los primeros meses. Pero después del cuarto mes parece que mi “caraotica” decidió quedarse tranquilo dentro de mi barriga y todo fue mucho mejor. Luego del parto tuve dificultades para dar el pecho pero tuve una matrona excelente que tuvo mucha paciencia conmigo y después de insistir mucho las cosas empezaron a ir mejor.

    Ya hace un año y medio de eso y sigo dando la teta a mi niño. Es maravilloso!

  3. Es un gran consuelo leer tantas experiencias de lactancias prolongadas. Yo llevo dos años y medio con la LM de mi hijo pequeño, y ahora mismo la presión del entorno es terrible, todo el mundo se mete conmigo. No pasa día sin que desee darle un puñetazo en la nariz a alguien. Así que me viene genial para el ánimo leer estas esperiencias!

  4. Mi peque y yo llevamos compartiendo esta experiencia 15 meses y él solo a su ritmo ha decidido cuando necesita la teta y cuando no. El ritmo va disminuyendo a medida en que el se hace más independiente y seguro pero sabe que mami siempre está para protegerle con o sin la teta … Creo que apartir de que se alimentan por otros mecanismos y ya no es la teta su primera fuente de alimentación se convierte en una herramienta de amor, seguridad, respeto y tranquilidad. TIEMPO AL TIEMPO mamas! Dios ha creado una naturaleza que es sabia … Relajate y disfruta hasta el momento en que tu y tu bebe decidáis.

  5. Con mi peque ya llevamos 30 meses de lactancia. Los inicios fueron difíciles y casi me hicieron abandonar pero estaba convencida de que era lo mejor para ella y eso me hizo no abandonar. Cuando me incorporé a trabajar cuando ella tenía 5 meses temí que se acabara pero con organización y perseverancia lo pudimos sobrellevar. Ahora seguimos aunque solo en tomas nocturnas.

  6. Laura: Seguro que la vuelta al trabajo va muy bien. Espero que puedas tener una reserva de leche ya guardada para entonces.

    Maripaz: Me alegro de que aunque el embarazo fuera de riesgo todo haya salido perfecto 🙂 Espero que sigas disfrutando de la lactancia todo lo que tu peque y tú quieran.

    Mamá en Bulgaria: Al final el club de la LP es más grande de lo que parece 😉 ¡Ánimo!

    La flaka: Tienes toda la razón, dar el pecho crea un vínculo maravilloso, pero ese vínculo se refuerza con el día a día y los detalles. Después de la teta hay muchas más formas de seguir siendo próximos madre e hijo, eso es un lazo que nunca se pierde 🙂

    Mari Carmen: ¡30 meses! ¡Enhorabuena! Me alegro de que a pesar de que al principio no fuera fácil hayas conseguido una LM exitosa 🙂

    ¡Abrazos!

  7. Con mi hijo mayor estuve 15 meses y lo dejamos cuando ya estaba embarazada de tres meses de mi hija porque él no quería continuar. Con mi hija, también estuvimos hasta que ella quiso.
    En ambos casos, cuando me incorporé al trabajo, me sacaba leche y la congelaba.
    Dar el pecho a mis hijos, sin duda alguna, fue una decisión superacertada.

  8. Que bueno que hayas podido mantener la lactancia luego de empezar a trabajar. Es bastante común que un niño deje la teta cuando la mamá vuelve a quedar embarazada. ¡Enhorabuena por disfrutar de una LM exitosa con tus dos peques! 😉

  9. Hola. Yo llevo poco más de 20 meses de lactancia.

    Mi bebé nacio por cesarea y la leche tardo en subirme. Pero en el hospital, aquí en Suiza, me dieron el sacaleches y la instrucción de ponermelo cada 4 horas. Al tercer día me subio la leche. Luego me reincorporé al trabajo a las 16 semanas (en Suiza la baja de maternidad es de 14 semanas, en mi empresa de 16…) y empezamos a introducir otros alimentos, pero hasta el año por ley se me permitia sacarme la leche y así iba y venia con mi sacaleches y llevando a la guarderia la leche para el día siguiente.
    Sinceramente, yo siempre pensé en dar solo 6 meses, luego hasta que le saliesen los dientes (por eso de las mordidas), y sin embargo aquí seguimos.
    Pasado el año y el limitante de no poder seguir sacandome leche en el trabajo lo que hemos hecho es seguir cuando llegamos a casa, antes de dormir y al despertar.
    Comentarios oigo muchos, de la familia, del entorno, paso de ellos…
    Cuánto seguiremos? no lo sé…

    Pero como muchas dicen, es una decision personal de la madre y el bebé y debemos respetarla.

    Saludos
    Susana 🙂

  10. HOla:
    Yo tengo cuatro hijos, y cuatro experiencias de lactancia diferentes. La mayor estuvo mamando hasta los cuatro años y nueve meses. De ellos, nueve durante el embarazo del segundo y tres años en tándem con éste. Los últimos cinco meses mamaban los dos y estaba embarazada de la tercera. Pero en este tercer embarazo el pecho me dolía bastante y les desteté a los dos cuando estaba de cinco meses. A la tercera le di el pecho en solitario hasta que estaba ya de cuatro meses del cuarto, que sigue mamando en la actualidad (cumple dos años este mes)
    Evidentemente, he tenido de todo: comienzos con dudas, alguna obstrucción, muguet, mucho apoyo y muchas críticas. Pero me parece que ha sido (y sigue siendo) algo que merece la pena, tanto para mí, como para los niños como para el conjunto de la familia.
    A veces es un esfuerzo, pero desde luego es una comodidad (no me veo levantándome a preparar un biberón a las tres de la mañana mientras el bebé llora cuando es tan sencillo meter al niño en la cama, que empiece a mamar, y dormirnos los dos en un periquete) En los viajes, o durante las enfermedades, es una bendición. Y la lactancia en tándem fue un bálsamo maravilloso para los celos hermanos (de hecho, prácticamente no aparecieron en la mayor)
    Ah, durante todos estos años he estado trabajando. Alargué las bajas maternales hasta los seis meses, y después volví a mi puesto. Con el segundo pedí reducción de jornada para trabajar solo seis horas y media. En todos los casos estuve varios meses sacándome leche (con la primera, hasta que tuvo año y medio, y menos tiempo con los demás) Lo hacía en el baño del trabajo y con la mano (existen varios sitios en la web donde buscar información; es lo más sencillo, desde mi punto de vista) Y en la guardería se lo daban con cereales, y combinado con otros alimentos.
    He llevado a los niños la mayor parte del tiempo en mochilas hasta pasados los dos años, lo que hacía sumamente fácil amamantarlos por la calle, sin tener que parar, sin hacerles esperar, y de manera discreta (ah, y con las manos libres para el resto de mis hijos)
    Un abrazo a todas.

  11. El mejor alimento para un bebe es la leche materna, la nasa no ha podido saber cual es sus componente para poder imitarla porque simplemente es un alimento creado por Dios para que el bebe crezca sano y feliz .. tengo una bebe de seis meses y no me he preocupado por prepararle algun tetero que tal vez le haga daño a su pequeño estomago .. ahora complemento con sopas y jugos asi como lo indica el pediatra , mientras Dios me de la oportunidad continuare amamantado a mi bb ya que tiene beneficios importantes para su talla peso. Vale la pena! Asi que viva la leche materna ..

DEJA UNA RESPUESTA