La conjuntivitis en bebés: Síntomas, causas y tratamiento

ojos bebe

La conjuntivitis es un problema común en el bebé y se propaga fácilmente. Dependiendo de la causa, puede ser necesario un tratamiento médico o no.

Se trata de la inflamación de la conjuntiva, que es el tejido fino y transparente que cubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo.

A pesar de que se trata de un problema común, las mamás se suelen alarmar cuando ven que los ojos de sus bebés están rojos e irritados.

Se puede diferencias entre la conjuntivitis del recién nacido y la conjuntivitis de la infancia (bebés y niños). En este artículo, me centraré en los síntomas, causas y tratamiento de la conjuntivitis en los bebés.

 

Conjuntivitis del recién nacido

conjuntivitis recien nacidoLa conjuntivitis del recién nacido es la que aparece en las primeras horas de vida del bebé.

Esta está causada por las bacterias que viven en la vagina de la mujer y pueden causar una forma leve de conjuntivitis en el recién nacido.

Sin embargo, hay otras bacterias que pueden ser más graves, como la gonorrea y la clamidia; o virus como los que causan herpes genital.

Puede que no presentes síntomas durante el parto, pero puedes ser portadora de las bacterias o virus que pueden causar conjuntivitis en el recién nacido.

 

Conjuntivitis en el bebé

conjuntivitis bebe
Los principales síntomas

Los síntomas pueden variar dependiendo de la causa, pero por lo general, son los siguientes:

conjuntivitis bebe

  • Inflamación y enrojecimiento de la parte blanca del ojo y el interior del párpado.
  • Aumenta la cantidad de lágrimas.
  • Secreción blanca, amarillenta o verdosa proveniente del ojo.
  • Picazón y ardor en los ojos.
  • Mayor sensibilidad a la luz.
  • Sensación de tener arena en los ojos.
  • Aparición de más legañas de lo habitual en los ojos o pestañas.

 

Cuáles son las causas

Existen 3 causas principales y se diferencias según los síntomas que se manifiestan.

ojos rojos bebe

Virus

Si además de los síntomas comunes de la conjuntivitis, el bebé tiene síntomas de resfriado, es probable que la infección sea viral.

El bebé puede tener los ojos pegajosos y la secreción que produce suele ser transparente.

Esta es la causa más común de la conjuntivitis y generalmente afecta a los dos ojos.

 

Bacterias

Cuando el bebé produce una secreción amarilla y espesa (similar a las legañas), que hace que los párpados se hinchen o se peguen, probablemente la causa se deba a algunas bacterias como, estafilococo o estreptococo.

Al principio, afecta a un ojo, aunque puede pasar al otro fácilmente.

 

Alérgenos

A pesar de que las reacciones alérgicas son poco comunes en bebés menores de 1 año, si tu hijo se frota mucho los ojos y estos están hinchados, con lágrimas y rojos, es probable que tenga una reacción alérgica a algún agente como el polvo, los animales o el polen.

También puede ocurrir que al bebé se le haya metido algo en el ojo y por eso, esté rojo. Intenta lavarlo bien con suero fisiológico y si el bebé sigue molesto y no mejora, acude al médico.

 

¿Cuándo debes acudir al médico?

A pesar de que algunos casos de conjuntivitis mejoran por sí mismo e incluso sin tratamiento, es recomendable acudir al médico para que el bebé reciba el tratamiento adecuado y se realice un seguimiento más de cerca.

Sobre todo en la conjuntivitis causada por bacterias, ya que en este caso es preciso utilizar medicamentos para que mejore el problema.

 

Tratamiento

El tratamiento dependerá del tipo de conjuntivitis que tenga el bebé y la causa de la misma.

Por lo general, los síntomas mejoran entre 24 y 48 horas después de haber comenzado el tratamiento. Sin embargo, el tratamiento se debe aplicar entre 5 y 7 días, según las indicaciones del médico.

conjuntivitis bebe

Conjuntivitis bacteriana

Cuando la conjuntivitis está causada por un bacteria, es probable que el médico te recete una pomada o gotas antibióticas para los ojos de tu bebé.

A la hora de aplicar la pomada o las gotas, debes lavarte bien las manos e intentar poner sobre el párpado la pomada o gotas. Cuando el bebé abra los ojos el medicamento entrará en el ojo.

El médico también puede aconsejarte lavar los ojos del bebé con agua tibia para retirar la secreciones secas del ojo y que el medicamento pueda ser más eficaz.

[quote_box_center]Recuerda que debes administrar el tratamiento completo, es decir, los días que haya recetado el médico. Si no es así, la infección podría reaparecer.[/quote_box_center]

 

Conjuntivitis viral

Este tipo de conjuntivitis suele desaparecer por sí sola en una o dos semanas. Si el bebé no mejora en dos semanas deberás consultar nuevamente con el médico.

Se recomienda mantener los ojos limpios y para ello, debes lavar suavemente con agua tibia para eliminar la secreción seca.

 

Conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica está causada por algún agente externo. En este caso, debes de identificar de qué sustancia se trata y mantener al bebé alejado de ella.

Debes tener en cuenta que:

[quote_box_center]La conjuntivitis viral y la bacteriana son muy contagiosas y por eso debes lavar bien tus manos antes y después de curar los ojos del bebé.[/quote_box_center]

 

Los cuidados en casa

reflujo en bebesLa conjuntivitis puede ser muy contagiosa y propagarse de las siguientes maneras:

  • Contacto con el ojo infectado y luego tú propio ojo.
  • A través de las manos si has tocado el ojo del bebé y luego tocas tú ojo.
  • Si se comparten almohadas, toallas o mantas.

 

Para prevenir y evitar el contagio, debes lavar bien tus manos antes y después de tocar la cara o los ojos del bebé y evitar el contacto con la cara de las mantas, toallas o almohada del bebé.

¿Cómo debes limpiar los ojos de tu bebé?

El bebé puede sentirse mejor si le aplicas una compresa tibia en los ojos y le quitas la secreción. Para ello, utiliza una compresa o toallita húmeda y elimina la secreción de dentro hacia fuera.

También puedes colocar una compresa húmeda en los ojos, esto ayudará a calmar la irritación.

Después de utilizar una compresa o toalla, esta hay que lavarla y no utilizarla de nuevo para evitar el contagio.

 

Resumiendo
La conjuntivitis es un problema común en los bebés y por lo general desaparece en pocas semanas. Sin embargo, es recomendable que consultes con el médico ya que el tratamiento dependerá de la causa que haya originado la conjuntivitis. Sigue las indicaciones del médico y evita el contagio llevando una higiene adecuada. 
COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA