37 semanas de embarazo – Bebé a término

37 semanas de embarazo

En la semana 37 el feto ya no se considera prematuro, de esta semana en adelante, es lo que se conoce como bebé a término.  Por lo general, no habrían complicaciones si el bebé naciera esta semana.

La mujer puede notar que algunos síntomas han disminuido debido a que el feto se ha colocado en la pelvis y ha dejado de presionar algunos órganos en la embarazada.

 

Cambios en la mujer

37 semanas de embarazo

El peso que gana una mujer durante el embarazo depende de cada caso, pero oscila entre 9 y 13,5 kg. Esta semana puede alcanzar su peso máximo (1).

Los dolores de espalda y la micción frecuente pueden acentuarse en esta etapa. Las últimas semanas pueden ser muy incómodas para la mujer.

El flujo vaginal aumentará aún más y es muy probable que usted necesite usar algún tipo de protector en su ropa interior. Esto es completamente normal y a menos que no le produzca picazón o tenga un mal olor, no tiene que preocuparse.

El cuello del útero puede comenzar a madurar semanas antes del parto. Se puede presentar pequeñas manchas de sangre o la expulsión del tapón mucoso, que es una secreción pegajosa de color marrón o transparente. Desde este momento hasta que se produce el parto, pueden pasar horas o semanas (2).

37 semanas de embarazo

Cuando el bebé se coloca en la pelvis, algunos síntomas pueden disminuir. Sentirá que respirar mejor ya que sus pulmones tienen más espacio al no estar tan presionados. La acidez estomacal y el estreñimiento también pueden disminuir, porque no se ejerce tanta presión en los órganos digestivos. Sin embargo, sentirá más presión en la vejiga y en ocasiones puede sentir dolor o calambres en esta zona (3).

Es normal que esté más olvidadiza durante estas semanas. Intente anotar todo lo que considere importante y no se sienta frustrada por sus despistes.

 

Desarrollo del bebé

Según la medida céfalo caudal, el feto mide alrededor de 35 cm. La longitud total, de la coronilla a los pies, es de unos 47 cm. El peso es de 3 kg aproximadamente.

Si el bebé naciera en esta semana ya no se consideraría prematuro, ya que sus órganos tienen la maduración suficiente para sobrevivir de forma independiente en el exterior.

El feto no tiene mucho espacio para moverse, pero puede realizar algunos movimientos intensos cuando se está incómodo.

El lanugo, el pelo fino que cubría el cuerpo del bebé, se ha ido cayendo y gran parte de este terminará en el intestino del bebé, que junto con otros desechos lo expulsara en el meconio, el primer movimiento intestinal (4).

El feto sigue acumulando grasa bajo la piel que, al nacer le permitirá regular su temperatura corporal y mantener unos niveles de glucosa en sangre correctos.

En esta semana el feto ya suele estar en posición cefálica (con la cabeza hacia abajo). Solo el 3% está en otra posición diferente, aunque es poco frecuente, todavía podría darse la vuelta (2).

El sistema inmunológico del bebé continúa desarrollándose esta semana y después del nacimiento la leche materna le seguirá suministrando los anticuerpos necesarios para mantenerse sano (5).

 

Dieta y ejercicio

37 semanas de embarazo

Es importante que descanse durante las últimas semanas de embarazo, pero es frecuente tener problemas para dormir en esta etapa. La alimentación puede tener un papel importante a la hora de dormir. Se recomienda que coma comidas ligeras en la cena. Cenar en abundancia puede prolongar la digestión y alterar los patrones del sueño. Después de comer evite acostarse de inmediato, espere al menos una hora antes de ir a la cama.

Mantenerse hidratada es esencial para disminuir la hinchazón, tanto de las extremidades como en algunos casos de la cara. Beba al menos 2 litros de agua al día. Otra manera de aumentar la ingesta de líquidos es tomando zumos de frutas naturales, que además le aportarán vitaminas.

Puede continuar haciendo ejercicio físico suave, como caminar o nadar. Esto le ayudará a mantenerse activa y la mantendrá en forma para el momento del parto. Con solo 30 minutos al día es suficiente, realice los descansos que le sean necesarios.

 

Consejos

 

  • Tome algunas fotos de lo grande que está su vientre. Con el tiempo le sorprenderá cuanto puede estirar su piel y además, a su hijo le hará ilusión verlas en unos años.

37 semanas de embarazo

  • Quedan pocas semanas para ver la cara de su bebé y puede que este impaciente. Intente relajarse y haga tareas que la mantengan ocupada. El bebé decidirá en qué momento nacer y eso puede suceder esta semana o más adelante.

 

Resumiendo
En la semana 37 pueden reducir algunos síntomas que le han acompañado durante todo el embarazo, como el estreñimiento. El bebé se sitúa más abajo en el vientre y esto permite que los órganos digestivos y los pulmones no estén tan presionados. Sin embargo, ejerce más presión en la vejiga con lo que aumentarán sus visitas al baño. El bebé ya es considerado un bebé a término y puede nacer en cualquier momento. Debe estar preparada para ello, pero intente no impacientarse y estar tranquila.

Referencias

(1) http://www.essentialbaby.com.au/weekly-guide-to-pregnancy-week-37.html
(2) http://inatal.org/el-embarazo/semana-a-semana/276-semana-37-de-embarazo.html
(3) http://similac.com/pregnancy/37-weeks-pregnant
(4) http://www.huggies.com.au/pregnancy/week-by-week/37-weeks-pregnant
(5) http://www.bounty.com/pregnancy-and-birth/pregnancy/pregnancy-week-by-week/37-weeks-pregnant
(6) http://www.whattoexpect.com/pregnancy/week-by-week/week-37.aspx

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA