Natación para embarazadas: Beneficios, consejos y ejercicios (Vídeos)

 

La natación siempre ha sido uno de mis deportes favoritos y cuando supe que era uno de los más recomendados para las embarazadas, me llevé una gran alegría.

Estar en el agua siempre me ha gustado, pero estando en estado, es toda una gozada. No me extraña que algunas mujeres consideren tener un parto en el agua.

 

Hacer deporte durante el embarazo

Ya sabemos que debemos mantenernos activas durante el embarazo, mejora nuestra musculatura, la circulación y nos ayudará a llevar mejor todo el proceso.

Si ya practicabas algún deporte antes de estar embarazada, sigue con él, pero bajando el ritmo. Es muy importante no llegar al punto de fatiga, porque esto produce ácido láctico (el culpable de las agujetas), que es una sustancia tóxica para nuestro bebé. Además, debido a tu nueva condición, necesitarás más tiempo para recuperarte.

Tampoco son buenos los ejercicios en los que corras riesgo de sufrir caídas, golpes o cualquier tipo de impacto. Así que, ¡la natación es perfecta!

 

aquagym3 

 

 

Beneficios de la natación durante el embarazo

La natación es un deporte muy completo y recomendables estés embazada o no. Pero para las embarazadas tiene efectos especialmente beneficiosos en comparación con otros deportes.

Uno de los que más me gustan y del que creo que más disfruté, es de la sensación de no pesar. Sobre todo en la recta final del embarazo, cuando crees que pesas tanto como un elefante, esa sensación de volver a ser ligera de nuevo, te llena de alegría. Pero no es el único beneficio:

 

 

aquagym4

 

 

  • Relaja el cuerpo y libera las articulaciones.
  •  

  • Te ayuda a controlar el peso durante el embarazo.
  •  

  • Mejora el sistema cardiovascular.
  •  

  • Tonifica los músculos.
  •  

  • Disminuye los edemas circulatorios.
  •  

  • Te ayuda con la flexibilidad del cuerpo y la resistencia aeróbica.
  •  

  • Ayuda a aliviar el estrés y la tensión nerviosa.
  •  

  • Ayuda con la preparación al parto.
  •  

 

 

 

Cuándo empezar con la natación

Se recomienda  comenzar a realizar esta actividad a partir del segundo trimestre, sobre la semana 14. Podrás practicar la natación hasta los 8 meses. Aunque es un deporte muy recomendado, siempre debes tener el permiso de tu ginecólogo.

 

Cuándo NO debo practicar natación

Aunque es muy beneficiosa, la natación puede que no se recomendable para ti si:

 

  • Hipertensión inducida por el embarazo (preeclampsia).
  •  

  • Ruptura prematura de membranas.
  •  

  • Amenaza de parto pretérmino.
  •  

  • Incompetencia cervical.
  •  

  • Placenta previa.
  •  

  • Retardo de crecimiento intrauterino.
  •  

aquagym

 

Y, deberías practicarla con cuidado o reducir las sesiones si:

 

  • Hipertensión arterial crónica.
  •  

  • Patologías tiroideas, cardíacas o pulmonares.
  •  

  • Problemas vasculares.
  •  

 

 

 

Natación para embarazadas

Existe una gran variedad de ejercicios que puedes hacer en la piscina. Aunque siempre es mucho mejor tener la guía de un instructor experto, aquí tienes algunos ejemplos que podrán ayudarte a fortalecer diferentes partes del cuerpo.

 

 

aquagym1

 

 

Para fortalecer los abdominales

Sujétate al bordillo de la piscina y pega la espalda a la pared. Toma aire, junta las piernas y estíralas. Elévalas lentamente a la vez que expulsas el aire y bájalas. Haz varias repeticiones.

Para fortalecer pectorales, tronco y brazos

Eleva el cuerpo haciendo fuerza con los brazos o agarra el churro entra las piernas y paséate por la piscina. Sólo con los brazos, no hagas fuerza con los pies.

 

Para dar elasticidad al periné

Ponte mirando a la pared de la piscina, con las manos en el bordillo y los brazos estirados. Apoya la planta de los pies en el fondo y agáchate hasta sumergir la cara.

Este ejercicio también se puede hacer en horizontal, con los pies en la pared de la piscina. Con estos movimientos ayudarás a la elasticidad del periné.

 

 

aquagym6

 

Para desbloquear la pelvis

Ponte de pie y mantén la espalda recta. Levanta una pierna y muévela a un lado lentamente. Mantén el equilibrio y bájala con suavidad.

También puedes hacer este mismo ejercicio apoyando los codos sobre unos corchos.

 

 

Para mejora la circulación

Con el agua a la altura del cuello, ponte de pie, con los pies juntos y los brazos pegados al cuerpo. Flexiona las piernas y salta al coger aire, y sin llegar a sacar la barriga del agua. Avanza a saltos por la piscina.

 

 

 

 

Cuánto tiempo y cuántas sesiones puedo hacer

Se recomiendan sesiones de 45 minutos o una hora, tres veces por semana. Quizás, si no sueles practicar ejercicio normalmente, pensar el dedicar ese tiempo todas las semanas te dé un poco de pereza, pero ya verás cómo lo vas a disfrutar. Además, es un gran momento para conocer a otras mamás.

 

Consejos y precauciones

Como ya hemos dicho, no es conveniente hacer grandes esfuerzos para evitar el ácido láctico. Así qué, mientras realizas los ejercicios, haz pausas y tómalo con calma. Mantente activa y relajada. 

Y, antes de apuntarte a un gimnasio o piscina, asegúrate de que las instalaciones cumplen con las condiciones sanitarias y de seguridad del lugar.

 

aquagym5

 

  • No lleves el bañador puesto, póntelo en las instalaciones
  •  

  • Dúchate antes de meterte en el agua. Además de higiénico, evitará que sientas cambios bruscos de temperatura.
  •  

  • Usa calzado de goma para moverte por las instalaciones. Evitarás resbalones y hongos.
  •  

  • Entra lentamente en la piscina por las escaleras, de espaldas al agua y cuidado con los resbalones.
  •  

  • No olvides el calentamiento y sube de intensidad poco a poco.
  •  

  • Controla tus pulsaciones, no deben superar las 140 pulsaciones por minuto.
  •  

  • Evita buceas y nada siempre en compañía.
  •  

  • Dúchate también al salir del agua y quítate el bañador mojado. Hay que evitar las infecciones de orina.
  •  

  • Usa una toalla para sentarte, mejor que directamente sobre el suelo.

 

 

 

 

 

COMPARTIR
Profesora y madre de una hija. Soy una gran apasionada de la lectura y la escritura que espera ayudar a otras madres compartiendo mis experiencias, aciertos y errores.

DEJA UNA RESPUESTA