Las estrías durante el embarazo

estrias-embarazo

Las estrías son el gran enemigo de la mayoría de las mujeres embarazadas. ¿Y por qué el gran enemigo? Porque desafortunadamente hay poco que podamos hacer para luchar contra ellas. Sin embargo, hacer algunos cambios pueden ayudar a “prevenir” o más bien, reducir su aparición.

Es muy probable que durante el embarazo aparezcan estrías en la zona del vientre y los pechos, puesto que son las zonas que más aumentan de tamaño.

Algunas mujeres llevan las estrías con orgullo, como una marca de la maternidad. El bebé comienza a dejar su huella incluso antes de nacer.

 

Causas

estrias embarazo peso

Las estrías son pequeños desgarros en la capa media de la piel, la dermis. Esta se tensa demasiado rápido durante el embarazo y provoca las estrías, que son como pequeñas cicatrices de color rosa, rojo o morado.

En el caso de las estrías, la genética juega un papel importante. Así que la probabilidad de que aparezcan estrías durante el embarazo es mayor si su madre también las tuvo.

Aumentar demasiado peso durante el embarazo también favorece la aparición de las estrías. Por ello, es necesario llevar una dieta equilibrada y saludable.

En los casos de un embarazo múltiple o un bebé grande, la probabilidad de que aparezcan estrías es mayor.

Las mujeres de piel clara son más propensas a las estrías que las mujeres de piel oscura. Estas también tienen la ventaja, de que las estrías son menos notables.

 

Prevención

estrias-embarazo

En la actualidad no existe ningún tratamiento probado para evitar las estrías. En el mercado hay un gran número de cremas y lociones, pero no hay evidencia de que estas den buenos resultados. Así que no gastes tu dinero en productos que no funcionarán.

Después del parto, las estrías serán menos visibles, ya que comienzan a tomar un color gris que se disimula mejor con la piel.

A pesar, de que las estrías son inevitables, hay una serie de medidas que puedes tomar:

 

1. Cambios en el estilo de vida

Alimentos que nutren la piel:

Optar por una dieta nutritiva para la piel. Es decir, añadir a una dieta saludable alimentos que son especialmente beneficiosos para la piel y que mejoran su elasticidad.

alimentacion estrias-embarazo

Alimentos ricos en antioxidantes, que ayudan a nutrir y proteger la piel. Comer muchas espinacas, arándanos, fresas y otras frutas y verduras frescas.

Alimentos con vitamina E, que protegen las membranas celulares de la piel. Para ello, añadir a la dieta nueces, semillas, aguacate, brócoli y col rizada.

Alimentos con vitamina A, que ayuda a la reparación de los tejidos de la piel. Comer zanahorias, mango, batata, calabaza y pimiento rojo.

Alimentos con omega 3, mantienen el aspecto saludable de la piel. El pescado, aceite de pescado, nueces, huevos y ostras.

Hidratarse:

estrias-embarazo-hidratarse

El agua ayuda a desintoxicar el cuerpo y ayuda a que la piel esté más sana y por tanto, con más probabilidades de recuperarse después del parto.

Para ello, es necesario que beba al menos 8 vasos de agua al día y té de hierbas, aunque deberá preguntar a su médico que té puede tomar, ya que algunas hierbas no están recomendadas durante el embarazo.

Las frutas y verduras con alto contenido en agua también le ayudarán a mantenerse hidratada. Las verduras como los pepinos, pimientos frescos y apio. Y algunas frutas como la sandía y el melón.

Ejercicio físico:

estrias-embarazo-ejercicio

El ejercicio ayuda a que la piel conserve su elasticidad y mejora la circulación. Además, el ejercicio ayudará a que no gane demasiado peso durante el embarazo y sobre todo, que no lo haga muy rápido. Esto reducirá la probabilidad de que aparezcan estrías.

Tanto el yoga como el pilates son perfectos para practicar durante el embarazo. Realizar siempre ejercicios que no dañen al feto, para ello, optar por movimientos simples y que no supongan un gran esfuerzo físico.

Subir peso gradualmente:

Las estrías aparecen cuando se gana mucho peso en un corto período de tiempo. Siga las pautas de su médico y trate no “comer por dos”. Es cierto, que necesita un aporte calórico extra, pero esto no quiere decir que tenga que comer el doble.

 

2. Cuidado de la piel

Exfoliar la piel:

estrias-embarazo-exfoliacion

Exfoliar la piel en seco mejora la circulación y mantiene la piel sana. Para ello, podemos utilizar un cepillo seco de fibras naturales. Frotaremos la piel comenzando desde las piernas hasta la parte superior del cuerpo, prestando atención en aquellas zonas donde están las estrías o donde hay mayor probabilidad que aparezcan (vientre, muslos, nalgas, brazos). Cuando haya terminado tomar una ducha para eliminar toda la piel muerta.

Productos que perjudican la piel:

Debemos prestar atención a los productos que usamos para el cuidado de la piel. Algunos químicos, como el sulfato, pueden secar la piel y reducir la elasticidad. Intente usar jabones elaborados con aceites naturales que hidraten la piel.

Hidratar la piel:

estrias-embarazo-hidratar

Es importante utilizar una crema para hidratar las zonas donde pueden aparecer las estrías. A pesar, de que la aparición es inevitable. Tener la piel hidratada ayudará a mejorar la elasticidad y reducir la picazón que se produce por el estiramiento.

Protección solar:

Si va a exponerse al sol use protección solar, ya que el sol puede dañar mucho la piel y secarla.

 

3. Después del parto

Alimentos que nutren la piel:

Después del parto es importante seguir incluyendo en la dieta alimentos que nutren nuestra piel. Las frutas y verduras frescas, frutos secos, pescado y aguacates, ayudarán a mantener su piel saludable y favorecerán la recuperación después del parto.

Es recomendable, que comience a bajar peso de forma gradual y no recurra a dietas estrictas para perder peso en muy poco tiempo. La piel necesita ir adaptándose poco a poco.

Ejercicio físico:

estrias-embarazo

Aumente la intensidad y duración del ejercicio físico. Practique alguna actividad de 4 a 5 veces a la semana.

Céntrese en el entrenamiento de fuerza y los ejercicios cardiovasculares.

Tratamiento para las estrías:

Después del parto y la lactancia materna, puede acudir a un dermátologo y seguir algún tratamiento para la eliminación o suavización de las estrias. El tratamiento con retinoides y la terapia con láser tienen buenos resultados.

Estos productos son eficaces para reducir las estrías, pero no se deben usar durante el embarazo y la lactancia materna, ya que podrían causar daños en el bebé.

 

Conclusión
Durante el embarazo el cuerpo de la mujer pasa por muchos cambios y la aparición de las estrías es uno de ellos. No hay nada que podamos hacer para evitar su aparición, pero seguir estos consejos ayudará a reducir el número de estrías y a desimular su apariencia. Después del parto, estas serán menos visibles y además existen tratamientos dermatológicos con muy buenos resultados.
COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA