Como dormir a tú niño de 1 – 3 años

habitos-sueño

El sueño no es menos importante que la alimentación en la vida de los más pequeños. El sueño ayuda a que su hijo/a se desarrolle de forma correcta.

El sueño permite que funcionen de manera óptima cuando están despiertos, permite que estén alerta. Esto quiere decir, que estarán receptivos e interactuarán más con su entorno. Si el niño/a está somnoliento, debido a la falta o a la calidad de sueño, tendrá más dificultades para aprender.

¿Cuántas horas de sueño necesitan los más pequeños? Los niños/as de entre 1 y 3 años necesitan alrededor de 12 a 14 horas de sueño al día. A partir de los 18 meses, debemos reducir las siestas a una vez al día y con una duración de una a tres horas. Estas deben realizarse mucho antes de acostarse, puesto que si no podrían retrasar el sueño durante la noche.

 

Mantener un horario regular de sueño y vigilia

habitos del sueño

Es importante crear una rutina en cuanto a los horarios para irse a la cama y levantarse. Para ello deberemos intentar que nuestro hijo/a se vaya a la cama y se levante a la misma hora todos los días.

Los días festivos y fines de semana, este horario deberá mantenerse, aunque podremos variarlo hasta dos horas, con el fin de que los más pequeños no pierdan la rutina adquirida.

 

Menos estimulación antes de acostarse

habitos del sueño

Antes de que el niño/a se vaya a la cama debemos comenzar a bajar el nivel de estimulación. Evitar juegos que requieran mucha actividad, demasiados ruidos en la casa, series de televisión, sonidos de teléfono, etc.

Podría seguir los siguientes pasos en los niños/as de entre 2 y 3 años: hora del baño, leer un cuento o contarles una historia, y por último, llevarlos a la cama.

Estas rutinas ayudan a que los más pequeños vayan preparándose para la hora de dormir, de cierto modo cuando se comienza con el baño, ellos ya saben que pronto será la hora de ir a la cama.

 

Dormitorio del niño/a

habitos-sueño

Compruebe que su hijo/a se siente seguro cuando está en la cama. Si tiene miedo, esto dificultará el sueño. Si por ejemplo su hijo/a tiene miedo a la oscuridad, podría dejar una pequeña luz encendida en la habitación del pequeño.

Es posible, que el niño/a se sienta más seguro con una manta o un peluche. Esto podría formar parte de la rutina y ayudará a que concilien el sueño.

El entorno del dormitorio debería ser el mismo cada noche, es decir, cambiar las cosas de lugar constantemente podría alterar al niño/a y afectar al sueño.

 

Cenar

habitos del sueño

Los niños/as deben comer una cantidad razonable, es importante que no se queden con hambre, pero tampoco con el estómago demasiado lleno. Esto puede causar sensación de malestar en el pequeño y dificultar el sueño.

También es importante, que el niño/a coma un rato antes de ir a la cama para que no se vaya con el estómago muy lleno.

 

Actividad física 

actividad fisica sueño

Es importante que los niños/as realicen algo de actividad física durante el día. Si pasan gran parte del día durmiendo o sin moverse, es muy probable que el sueño se dificulte, puesto que no están cansados.

Algunas actividades como caminar y correr por la playa o un parque, son buenas para el desarrollo del pequeño y además ayudarán a conciliar el sueño durante la noche.

También puede interesarle el artículo “Cómo dormir a tú niño de 3 a 5 años”

 

Resumiendo
Las rutinas son necesarias en la vida de los más pequeños. A la hora de ir a la cama, es importante crear ciertos hábitos para que los niños/as no tengan problemas para dormir.  Un entorno confortable y de tranquilidad es indispensable para ello. Evitar ciertos juegos, televisión y actividades que requieran mucha actividad, ayudará a que el sueño no sea difícil.
COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA