Cambios en la visión durante el embarazo

cambios-vision-embarazo

¿Puede el embarazo afectar mi visión?

Sí. Los cambios hormonales y metabólicos, la retención de líquidos y la circulación sanguínea pueden afectar a tus ojos y tu visión durante el embarazo.

Por ejemplo, la retención de líquidos puede aumentar ligeramente el espesor y la curvatura de la córnea. Es un cambio pequeño, pero quizás afecte la manera en la que las gafas y lentes de contacto corrijan la visión. Es también la razón por la cual cualquier cirugía ocular no es recomendable durante el embarazo y por qué tampoco es un buen momento para hacer lentes de contacto a medida.

Si se notan cambios en la visión durante el embarazo, probablemente sean leves. Muchas mujeres que notan un cambio se dan cuenta de que desarrollan un pequeño grado de miopía. Si usas gafas, es poco probable que tengas que cambiarlos por otros, pero quizás sea necesario. Si piensas que tu visión ha cambiado de manera significativa, deberías de consultar con un médico.

En la mayoría de los casos, los cambios son temporales y desaparecerán algunos meses después del parto.

¿De qué otras maneras el embarazo puede afectar la visión?

Quizás notes que tus ojos están más secos e irritados tanto durante el embarazo como durante la lactancia. Esto, junto con otros sutiles cambios en la forma y el espesor de la córnea, pueden contribuir a cierta dificultad al momento de usar lentes de contacto que antes eran cómodos.

ojos-rojos-embarazo

El embarazo también puede traer cambios en problemas de visión ya existentes (para mejor y para peor). Si tienes diabetes, deberías ver a un oftalmólogo antes de quedar embarazada y de nuevo en los primeros meses del embarazo, para someterte a estudios sobre posible daño a los vasos sanguíneos de la retina. Esta condición, llamada retinopatía diabética, a veces empeora durante el embarazo, así que necesitarás exámenes oculares más frecuentes durante el embarazo y el postparto.

Por otro lado, el glaucoma muchas veces mejora durante el embarazo, por lo que quizás la medicación deba ser ajustada. Si tienes glaucoma y estás planeando un embarazo, tu doctor quizás pueda reducir la exposición del bebé a la medicación comenzando a administrar una dosis lo más baja posible.

¿Cómo puedo aliviar la sequedad de ojos?

ojos-secos-embarazo

Pregúntale al doctor sobre medicamentos para solventar este problema. Algunas soluciones que no necesitan receta son buenas, pero otras contienen ingredientes activos que pueden no ser del todo seguros durante el embarazo.

Si utilizas lentes de contacto, intenta usarlos por períodos de tiempo más cortos. Si eso no funciona, usa gafas hasta que tengas a tu bebé.

Si usas diariamente la computadora deberás de tener períodos de descanso. Mirar a la pantalla durante mucho tiempo puede aumentar la sequedad e irritación.

¿Los síntomas oculares durante el embarazo son causa de preocupación?

Sí, los síntomas oculares a veces pueden ser señales de problemas específicos durante el embarazo. La presión sanguínea alta o pre-eclampsia, por ejemplo, puede causar perturbaciones en la visión.

vision-borrosa-embarazo

Consulta con tu doctor inmediatamente si sufres de los siguientes síntomas:

  • Visión doble
  • Visión borrosa
  • Sensibilidad a la luz
  • Pérdida temporal de visión
  • Aparición de flashes de luz o puntos en el campo visual.

También deberías llamar a tu doctor si notas hinchazón alrededor de los ojos, otro síntoma que puede acompañar a la pre-eclampsia. El dolor de ojos o el enrojecimiento también deberían ser motivo de consulta.

 

Resumiendo
Los problemas de la visión durante el embarazo no suelen ser más que pequeños cambios, en ocasiones imperceptibles. Por lo general, desaparecen por sí solos después del parto y no es necesario un tratamiento. En el caso de que los síntomas sean significativos y persistan en el tiempo se deberá acudir a un especialista.
COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA