16 Consejos infalibles para ser una súper mamá

 

No, no somos ninguna súper heroína de película que puede con todo y llega al final del día llena de sonrisas y energía, pero lo queremos ser.

 

Las películas nos nuestras a madres perfectas con sus delantales sus perlas y sus tartas de manzana, siempre preparadas para todo. Yo no soy eso, ni creo que mi hija lo necesite.

 

super-mama2

 

 

1. Fuera estereotipos

Si no quieres que te etiqueten, no lo has tú. Y ya no me refiero a que no etiquetes a los demás. Si no que te te conviertas un tópico tú solita.

Si a tu hija le gusta el fútbol, que juegue al fútbol. Si a tu hijo le gusta el ballet, perfecto. Los hombres no tienen ninguna incompatibilidad con la cocina, al igual que tú no tienes por qué ser una gran cocinera o saber todos los trucos sobre limpieza.

 

 

crianza-6(1)

 

 

2. Comunicación

Os he de reconocer que soy de esas que cuando mi marido me pregunta: “¿Qué te pasa”?, yo contesto un “Nada”. Aunque por dentro este rabiando o deseando llorar.

Aunque creas que es evidente lo que te pasa o que debe salir de él, o de tus hijos, ayudarte o darte apoyo, tal vez para ellos no lo sea. Cuenta lo que te pasa. No es malo expresar lo que sientes, todo lo contrario. Al compartirlo con otra persona, la carga es mejor y seguro que la ayuda viene antes.

Además, mejor contarlo tranquilamente que a voces cuando ya no puedes más.

 

 

autoestima-ninos-6(1)

 

 

3. Organízate

Tengo una agenda que parece un cuaderno de un científico loco. Está lleno de anotaciones de las mil cosas que tengo que hacer en un día. Rara vez llego a tachar la mitad de las cosas que tengo apuntadas, pero si no lo llevase se me olvidarían o no podría llegar a las más importantes.

Para que funcione, prioriza tus tareas (imprescindible, recomendable pueden esperar) y, muy importante, recuerda que el día solo tiene 24 horas.

 

 

super-mama1

 

 

 

4. Equilibra tus fuerzas

Tus hijos siempre van a intentar imitarte, consciente o inconscientemente, y eso puede ser una presión añadida. Sabes que no eres perfecta, pero quieres que tus hijos crean que sí.

Muéstrales tu mejor cara y, si ves que tienes un mal día, respira hondo, cálmate y desahógate cuando ellos ya no estén. Enséñales siempre tu lado positivo.

 

 

super-mama3

 

 

 

5. Función multitarea

Esto es básico para abarcar lo máximo que puedas. Si tienes que ir en tren o metro a trabajar, poder ir organizando el plan de comidas semanal. Mientras cocinas, puedes ir leyendo tu correo o mientras planchas puedes ver esa serie que dejaste de ver en el embarazo.

Ya sea por obligación o por retomar aficiones, la multitarea puede ayudarte a desdoblar el día.

 

 

super-mama6

 

 

 

6. No te compares

Seguro que te ves tentada a compararte con las otras mamás que tienes a tu alrededor. Cuando recoger a tu hijo del cole o de la guardería, es casi imposible ver a esas madres tan arregladas y tan bien vestidas y luego verte a ti con lo primero que has pillado en el armario y la cara lavada.

No pasa nada. Todas tenemos un mal día y es totalmente comprensible que no tengas tiempo de nada. Un truco, una barra de labios roja y un poco de corrector (tardas 2 minutos) pueden cambiarte la cara y darte la confianza que necesitas para decir. “¡Esta soy yo!” y pisar con fuerza allá donde vayas.

 

 

frases-para-madres4

 

 

7. Déjalos crecer

Nuestros bebés son tan monos que nos cuesta dejar que se hagan mayores. Contrólate y no hagas eso. Nuestro papel como madres es educar a una gran persona, que cuando sea mayor, no solo sea independiente, sino que consiga ser la mejor versión de sí mismo.

Para eso tendrás que hacer de tripas corazón muchas veces y ceder. También tendremos que pasar por la temida adolescencia, pero algún día mirar a nuestros hijos y todo habrá valido la pena.

 

frases-para-madres5

 

 

 

 

8. Aprende a delegar

Sí, seguro que estás harta de este mantra para mamás, pero es cierto. Organiza tareas con tu pareja y deja que tus hijos hagan su cama o cualquier otra tarea de la casa que, a la vez te ayuda a ti y les enseña a ser responsables.

 

 

padre-lactancia010

 

 

9. Tiempo personalizado

Intenta sacar un poco de tu tiempo para poder estar a solas con cada miembro de tu familia. Es evidente que esto es primordial con tu pareja, pero también lo es con tus hijos. Ya sé que algunos días puede ser complicadísimo, pero te ayudará muchísimo a construir una gran relación con todos ellos.

 

 

super-mama7

 

 

10. Tiempo en familia

En casa de mis padres tenía la norma de que todo cenábamos juntos. De esta forma siempre tienes un tiempo para tener a toda la familia unida. Si lo haces sin televisión mejor, para fomentar la conversación. Aunque una película o serie en familia también puede ayudar a unir lazos.

 

 

super-mama0

 

 

11. Sé firme

Soy la primera que se derrite cuando mi pequeña me pone ojitos, pero si es hora de irse a la cama es hora de irse a la cama. Al igual que si están castigados, están castigados y esto se puede extender a hacer la cama, volver en hora a casa, hacer los deberes,…

Ya no es solo cuestión de autoridad, sino que, si cambiamos de opinión constantemente, confundiremos a nuestros hijos, que no tendrás muy claro que deben hacer.

 

 

autoestima-ninos-1(1)

 

 

12. Felicítale por sus logros

Ser exigente con tus hijos no es malo, pero demuéstrales tu alegría al ver que hacen algo bien. Si no felicitas a tu hijo por sus logros, por pequeños que te parezcan, se desmotivarán y a la larga perderán el interés en hacer las cosas bien.

 

 

buenas-madres-5(1)

 

 

 

13.Demuéstrale tu amor

Abrázalos, bésalos. Puede que cuando se haga mayor ya no le guste, pero muéstrale todo lo que le quieres. No sólo te ayuda a reforzar la relación con su hijo, sino que, saber mostrar afecto, también le ayudará con su relación con otras personas.

 

 

 

super-mama4

 

 

 

14.1,2,3 …¡Sonríe!

¿Recuerdas aquello de “cuenta hasta 10 antes de hablar? Pues intenta ponerlo en práctica. También contar hasta 3, respirar y sonreír. Intenta mantener tu buen humor ante cualquier adversidad del día a día. El cerebro es un poquito tonto y si le fuerzas a creer que estás calmada y de buen humor, lo estarás.

 

 

antes-maternidad(1)

 

 

15.Tiempo para no hacer nada

Ser multitarea, parecer siempre feliz, sacar tiempo para todos… Suena estresante, e incluso puede serlo de verdad. Así que, para intentar no perder la cabeza, un gran consejo es que te reserves un poco de tiempo de relax absoluto.

Yo, por ejemplo, intento no dejar nada para después de la cena. Momento que dedico a estar simplemente acurrucada en el sofá con mi marido o para leer un poco. Cualquier cosa vale, con tal de que le ser un respiro a tu mente.

 

 

convertirse-madre-3(1)

 

 

16.No olvides quién eres

En esta vorágine de roles y tareas que debemos hacer, muchas veces nos olvidamos de quienes somos. Dejamos de ser nosotras y nos convertimos en mamá-asistenta-esposa-hija….

No dejes que eso te pase a ti. Aunque seas mamá, no dejes de vestir o maquillarte como te gusta. No dejes tus aficiones y adoptes exclusivamente las de tus hijos o marido. No te pierdas en el camino de la maternidad, porque tú también importas.

 

 

regalo-fotos

COMPARTIR
Profesora y madre de una hija. Soy una gran apasionada de la lectura y la escritura que espera ayudar a otras madres compartiendo mis experiencias, aciertos y errores.

DEJA UNA RESPUESTA