Los hijos no siempre escuchan, pero siempre nos ven

yoga en familia

Está más que demostrado que el ejemplo vale más que mil palabras a la hora de educar a los hijos. Si quieres que tu hijo se comporte de una determinada manera primero debes hacerlo tú.

Los niños son grandes observadores y prestan atención a todos tus actos, tu manera de comportarte y tu forma de hablar. Necesitan fijarse en alguien para seguir su ejemplo, por eso es frecuente que los niños repitan las conductas de los padres, los abuelos u otros cuidadores. Los adultos que se hacen cargo de ellos son sus referentes y por tanto, aprenderán de ellos e imitarán sus comportamientos.

Los niños no siempre escuchan lo que les decimos, pero siempre nos ven.

familia comiendo

Es importante predicar con el ejemplo si queremos que nuestros hijos se comporten de determinada manera y realicen ciertas tareas.

De nada servirá decirle al niño que se coma la verdura si tu ni siquiera la pruebas. Como vas a pedirle a tu hijo que no grite si tu eres la primera que alzas la voz cuando hablas con él. Por qué tiene que colocar sus zapatos en su dormitorio si los tuyos están en el medio del salón.

fregando los platosEstá claro que en algunas situaciones los padres no le damos un buen ejemplo a nuestros hijos. Es por eso que los niños a veces nos juzgan y no entienden por qué hacemos cosas que luego les prohibimos a ellos. Es en estas situaciones cuando soltamos refranes como “cuando seas padre/madre, comerás huevos”, o simplemente, un “porque yo soy mayor” o “porque sí”.

Sin embargo, los niños necesitan encontrar coherencia entre lo que le decimos y lo que hacemos. De esta manera, les mostramos como deben comportarse y por imitación ellos harán lo mismo que nosotros.

El sentido común, el autocontrol o el cariño, lo aprenderán directamente a partir de nuestro comportamiento, las acciones hablan por sí solas y las palabras sobran cuando ante ciertos comportamientos.

Educar con el ejemplo no es una manera de educar, es la única.Albert Einstein

cepillarse los dientes

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA