12 Consejos para sobrevivir a un embarazo en verano

Cuando descubres que estás embarazada a mitad del invierno, es casi imposible imaginar pasar el verano embarazada. Las futuras mamas pasan mucha, mucha, mucha calor debido a flujo sanguínea extra que provoca una aumento de temperatura en el cuerpo.

Además, hay que tener en cuenta el exceso de peso debido a nuestro pequeño polizón. A eso añade temperaturas de más de 40 ºC y alguna que otra ola de calor. En resumen, es insoportable. Pero hay algunos truquitos que pueden hacer las futuras mamas para conseguir refrescase un poco, además de

 

1. Reduce el consume de sodio

Puede parecer obvio, pero reducir la sal en tu dieta, puede ayudarte a reducir la hinchazón. No la elimines del todo, porque contiene yoduro, que es esencial para nuestro bebé.

 

embarazo-verano

 

2.Quítate los anillos

Los dedos son el primer lugar en el que las embarazadas sufrimos las hinchazones, y la calor no nos ayuda nada con esto. Cuando te notes los primeros signos de hinchazón, quítate los anillos, o ¡tendrás que cortarlos! Los anillos, claro. Si eres como yo, que me sentía un poco rara sin mi alianza, puedes colgártela al cuello con una cadenita.

 

3. Aprovecha para nadar

Un chapuzón en la piscina no solo te ayudara a refrescarte, sino que te aliviará la presión de nervio ciático y podrás disfrutar de un rato de alivio del peso. Si quieres conocer más beneficios de la natación, echa un ojo a nuestro artículo sobre natación para embarazadas.

 

embarazo-verano2

 

4. Paños húmedos

Colocar una paño húmedo fresco en el cuello o en la frente puede ayudar a bajar tu temperatura corporal y reducir el sudor.

 

5. Cines y centros comerciales

Estar en casa todo el día con el aire acondicionado puesto puede agobiar. Salir a la calle a dar un paseo puede ser un infierno. ¿Qué puedes hacer? Pues darte un paseo por tu centro comercial o aprovechar y salir a ver una película. Estarás en lugar fresco y entretenida.

 

embarazo-verano7

 

6. Bebe mucho líquido

Sabemos que se aconseja beber al menos 8 vasos de agua al día, pero además, el zumo de naranja, la leche y las bebidas isotónicas pueden ayudarte a recuperar los electrolitos que has perdido con el sudor.

 

7. Ropa transpirable

Llena tu armario de ropa colorida, ligera y de telas transpirables como el algodón o el lino. Esto minimizará las manchas de sudor y te protegerá de las erupciones provocadas por el calor bajo el pecho y el abdomen.

 

embarazo-verano3

 

8. Usa alta protección solar

Incluso si estás acostumbras a usar un factor de protección de 15, súbelo si estás embarazada. El sol puede aumentar la producción de melanida, lo que provoca la parición de melasma o “paños de embarazada”. Al proteger tu piel del sol, reduces la producción de melanida.

Si quieres saber más del melasma, consulta nuestro artículo sobre ello.

 

9. Masajes

Los masajes para embarazadas son una forma efectiva, y muy agradable, de recudir la inflamación. Además prepara a la mama para el parto.

 

embarazo-verano6

 

10. Usa calzado adecuado

El verano puede tentarnos a ponernos sandalias fabulosas, pero cuando estas embarazadas no es la mejor opción. Opta por zapatos cómodos en los que no te sientas presionada. Si puedes, cómprate alguno un poquito más grande  lo normal. Lo agradecerás.

 

11. Toma mucha fruta y verdura

Como ya sabréis muchas de vosotras, tomar fruta y verdura es básico para conseguir los nutrientes que necesitamos para nuestra salud y la de nuestro bebé. Además, las frutas tienen mucha agua y fibra que también te ayudará con las retenciones de líquidos y la hinchazón.

 

embarazo-verano4

 

12. Polos y granizados

¡Qué gran excusa para inflarnos a granizados! Además ahora los hay sin gluten, incluso sin azúcar, para que podamos disfrutar de ellos con total tranquilidad. Puedes tomar helados también, pero a mi me daban más sed. Así que me enganché a unos polos que venden en un supermercado de cerca de casa. ¡Alguna ventaja tenía que tener están embarazada en pleno agosto!

 

Consejo:
¡Disfruta! Puede que sea incómodo pasar un embarazo en verano, pero también tiene sus ventajas, ¡estarás espectacular en bikini y helados todo el día!

 

embarazo-verano9

COMPARTIR
Profesora y madre de una hija. Soy una gran apasionada de la lectura y la escritura que espera ayudar a otras madres compartiendo mis experiencias, aciertos y errores.

DEJA UNA RESPUESTA