Versión cefálica externa, evita cesáreas cuando tu bebé viene de nalgas (Vídeo)

Seguro que muchas de vosotras habéis sufrido una cesárea debido a que vuestro bebé venía de nalgas. ¿Sabíais que hay técnicas para voltearlos y evitar así la cesárea?

Se llama Versión cefálica externa y una de las últimas celebritis en recurrir a ella ha sido Kim Kardashian.

 

Qué es la Versión cefálica externa

La Versión cefálica externa (VCE) es una técnica por la que un médico o sanitario realiza una seria de presiones sobre el vientre de la madre, desde el exterior, y consigue que el bebe, inicialmente de pie (posición podálica) acaba girándose y colocándose correctamente para el nacimiento.

Aunque pueda parecerte una maniobra dolorosa, a veces es tan sólo un masaje o simplemente nos toques para incomodar al bebé y que él sólo se mueva.

 

version-cefalica-externa4

 

Según lo fácil o difícil que resulte girar al bebé puede resultar algo incómoda pero no debería ser dolorosa.

En ocasiones se le administra a la madre unos medicamentos para evitar las contracciones pero no requiere de anestesia, por lo que se puede realizar de forma ambulatoria.

 

 

 

Cuánto dura la VCE

Cada caso es distinto, pero no se recomienda aplicar presión sobre el útero durante más de cinco minutos. Si pasa ese tiempo y no se ha conseguido girar al bebé, se deja descansar a la madre y se vuelve a intentar más tarde.

Si el bebé se resiste a girarse o la madre se encuentra demasiado incómoda o le resulta doloroso, es mejor no seguir forzando la VCE y tratar de probar unos días después, si el médico lo sigue considerando oportuno.

Tras la maniobra, se debe monitorizar al feto para evitar que haya habido sufrimiento fetal.

 

version-cefalica-externa6

 

 

Cuándo se realiza

Esta técnica se realizar en las últimas semana del embarazo. En general, no antes de la semana 37 para evitar que el bebé pueda girarse de nuevo. Cuanto más se tarde en realizar la versión, menos probabilidades hay que de vuelva a colocarse mal.

 

Quién puede hacérsela

No todas las mujeres pueden recurrir a la VCE, existen ciertos factores de riesgo que desaconsejan esta práctica:

  • Placenta previa
  • Existencia de cicatrices uterinas por cesáreas o intervenciones previas
  • Embarazo múltiple
  • Sangrado vaginal previo
  • Retraso del crecimiento intrauterino

 

version-cefalica-externa3

 

  • Presencia de estrés o bradicardia fetal
  • Riesgo de parto prematuro
  • Oligohidramios
  • Si el feto presenta una vuelta de cordón completa en el cuello
  • Presencia de malformaciones fetales
  • Hipertensión u obesidad materna

 

Qué riesgos tiene

La OMS considera que la VCE no supone un riesgo ni para la madre ni para el bebé. Aun así, existen pequeñas posibilidad de que se produzca los siguientes efectos adversos:

  •  Sangrado vaginal
  • Desprendimiento de la placenta
  • Rotura de la bolsa amniótica
  • Enrollamiento del cordón umbilical

 

parto-lotus8

 

No que se han registrado pérdidas fetales asociadas a esta maniobra.

 

Cuál es la efectividad de la VCE

Su efectividad es variable y depende mucho de tu bebé.  Puede que no se deje girar, por la razón que sea, o tal vez, sí consiguen darle la vuelta, pero vuelven a ponerse en posición podálica.

Si eficacia es mayor cuanto más tarde se intente realizar, para evitar que el bebé tenga tiempo de recolocarse.

Sin embargo, los casos de éxito son muy elevados y los riesgos y costes asociados son muy bajos por lo que no tenemos nada que perder por intentarlo.

 

version-cefalica-externa1

 

Cuántas veces se puede intentar la VCE

Esta técnica se puede intentar varias veces durante el embarazo, dejando un tiempo de reposo entre una y otra, aunque no se recomienda hacerlo más de tres veces en el mismo embarazo.

 

COMPARTIR
Profesora y madre de una hija. Soy una gran apasionada de la lectura y la escritura que espera ayudar a otras madres compartiendo mis experiencias, aciertos y errores.

DEJA UNA RESPUESTA