Un niño de 8 años con enfermedad terminal encuentra el amor de su vida

nino enamorado

Un niño con una enfermedad terminal ya ha tenido una de las mejores experiencias de la vida: Ha encontrado el amor de su vida.

David fue diagnosticado con leucemia cuando tenía solo 2 años. Ha recibido dos trasplantes de médula ósea, pero ninguno ha tenido buenos resultados y el cáncer ha vuelto.

Durante años, el pequeño ha estado aislado, sin tener mucho contacto con personas, prácticamente viviendo en los hospitales, no acudiendo a los eventos familiares y viendo a otros niños jugar desde la ventana de su casa. Sus padres han decidido no seguir con los tratamientos y dejar que David disfrute como un niño normal el tiempo que le queda de vida.

nino enamorado

Cuando el pequeño comenzó su segundo grado en el colegio, nadie esperaba que sucediera algo así. Y es que el niño se enamoró de una compañera de clase de 7 años. David es un valiente así que le dijo que le gustaba, ella se sorprendió y comenzaron a “salir”.

Los padres de David sabían que su hijo había tenido un flechazo, pero no sabían cómo de intenso había sido hasta que un mes después tuvo que dejar el colegio a causa de su enfermedad.

[quote_box_center]Todos los compañeros, y en especial el “amor de su vida”, le escribieron cartas y tarjetas de apoyo.[/quote_box_center]

Las madres de ambos niños se pusieron de acuerdo, para que los pequeños tuvieran su primera cita. David llamó a su amada para preguntarle cuando le venía bien. Después de concretar el día comenzaron los nervios y las dudas sobre que ropa ponerse y cómo llevar el pelo. También pensó en comprar una tarjeta y unas flores para Ayla, así se llama su amor.

[pull_quote_right]David se obligó a dejar la silla, se puso de pie y caminó el resto de la cita para ella.[/pull_quote_right]

La cita fue en una bolera y las flores hicieron que David recibiera su primer beso de amor en la mejilla, ya que Ayla se puso muy contenta con el detalle.

La pequeña Ayla empujó la silla de ruedas de David, ayudó a que el pequeño tirara los bolos y compartieron una pizza.

nino enamorado

La mamá de David reconoce que la mayoría de los padres no quieren que sus hijos tengan citas con tan solo 8 años de edad. Pero, sin embargo, ella se siente muy agradecida por la experiencia que está viviendo su hijo.

Las familias de los pequeños creen que entre ellos ha surgido un vínculo especial, sincero y respetuoso. Y aunque ambas familias saben cuál será el resultado, quieren dejar que los niños vivan está maravillosa experiencia.

A David no le queda mucho tiempo y su familia ha recibido donaciones con el fin de que el pequeño tenga todo lo que necesita en sus últimos días.

nino enamorado

Sin duda alguna esta es una historia increíble, que puede que no tenga un final feliz, pero que mientras dure, ambos protagonistas se sentirán afortunados e inmensamente felices.
COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA