7 Consejos para conseguir un parto sin medicación

¿No te da la sensación de que hay embarazadas por todas partes? Personalmente, llego a contar 10 conocidas que van a tener un hijo en los próximos 6 meses, ¡10!

Y eso contando solo a las que conozco personalmente, no digamos las decenas de embarazadas que me puedo cruzar por la calle. Así que con este panorama, no es de extrañar que las conversaciones acaben llegando siempre al mismo punto. El momento parto. Y, ¿sabes lo bueno de eso? Que he podido recopilar grandes consejos para evitar la poder parir sin químico alguno.

No son una fórmula milagrosa, sino pequeñas cosas que te lo harán más llevadero. Y, créeme, cualquier ayuda, por pequeña que sea, cuenta en ese momento.

 

parto-sin-dolor2

 

1. Encuentra tu mantra

Una de mis amigas, decidió contratar a una doula que le sugirió buscar un mantra para evadirse de la situación y que le diera fuerza. Le sugirió: “Soy uno con el universo. Al final, por lo visto, i amiga solo podía repetir: “Mátame, mátame, por favor dios mátame.”

Aunque a ella no le fue de mucha ayuda, sí que es verdad que sin saberlo, yo también usé un mantra, el que uso siempre me algo me duele. Pienso de verdad en el dolor, y me digo a mí misma: “No duele, el dolor viene del cerebro. No duele”.

 

parto-sin-dolor

 

2. Se creativa

Desde el inicio de mi embarazo, estaba convencida de intentar un parto sin epidural, ¡valiente ahí! Aunque mi determinación se mantuvo hasta el final de la gestación, las primeras contracciones me hicieron dudar de mi capacidad y le pregunté a una enfermera si había un poco de gas de la risa que pudiera respirar.

Fue una tontería fruto del dolor del momento, pero ¿Sabes qué? Me contestó que cada vez es más común en los hospitales y al parecer ayuda a centrarse más en ralentizar la respiración y menos en la contracción.

Así que si se te ocurre alguna idea, exprésala, por tonta que sea. Igual te llevas una sorpresa.

 

parto-sin-dolor1

 

3. Saca tu sentido del humor

A medida que el bebé estaba coronando mi equipo médico se alejó un paso para ponerse lo que creo que eran trajes especiales y botas de pesca. Entonces todos dieron un paso atrás y con calma clavaron los ojos en mi canal de parto. Mientras observaba todo esto pensé: “Mis partes íntimas nunca han tenido tanto público.”

Esta frase me hizo reír y reír, igual por la mezcla de cansancio y dolor con el poquito de epidural que me tuvieron que poner, pero me ayudó a empujar al bebé.

 

parto-sin-dolor4

 

4. Prepara una playlist

Tenía una lista de reproducción para el nacimiento. Por desgracia no tuvimos la oportunidad de escucharla durante el momento álgido del parto, pero tenía canciones te todo tipo, relajantes, para dar ánimos,…

 Encuentra las canciones que traiga la paz interior, que te den fuerzas o que te hagan reír. Cualquier cosa ayuda..

 

parto-sin-dolor5

 

5. Se obstinada

Hablando en serio, la única manera de tener un parto sin medicamentos es quererlo. Tienes que quererlo más de lo que nunca hayas querido nada. Va a ser una tortura y te sentirás peor de lo que nunca te hayas sentido. Alguien aparecerá como un hada mágica, para ofrecerte medicamentos para hacer que todo este dolor desaparezca, y tendrás que mirar a esa persona a los ojos y decir “no”.

Bueno, si quieres hacerlo así. Nadie te va a juzgar porque mires al hada y le supliques por favor que te drogue. Ahí mandas tú.

6. Habla con tu bebé

 Ahora es un buen momento para tener una charla con tu bebé. Hazle saber que apreciarías un parto rápido y fácil. Mi hija no me hizo mucho caso y llegó en doce horas. Al parecer, tendría que haberla chantajeado con un poni o algo más persuasivo.

 

parto-sin-dolor6

 

7. Escucha a tu cuerpo

Si todo lo demás no te ha funcionado, y el dolor es simplemente demasiado, pilla los medicamentos. No te dan una medalla para tu vitrina de trofeos ni una pegatina especial en tu licencia de conducir después del parto sin medicamentos. Hazlo por ti. Crea tu propia historia del nacimiento. Y si consigues las drogas, disfrútalas, y no te rindas. Al final, acabarás teniendo a tu bebé igualmente y será igual de maravilloso.

 

COMPARTIR
Profesora y madre de una hija. Soy una gran apasionada de la lectura y la escritura que espera ayudar a otras madres compartiendo mis experiencias, aciertos y errores.

DEJA UNA RESPUESTA