8 Meriendas para niños saludables y rápidas

fruta para merendar

La merienda es un aporte extra de energía para que los más pequeños de la casa estén activos durante la tarde y puedan realizar sus actividades extraescolares. Ayuda a evitar el sobrepeso, ya que sacia el apetito y no llegan a la cena con tanta hambre.

[quote_box_center]La merienda debe realizarse unas horas después de la comida o almuerzo, pero no muy tarde y cercana a la hora de la cena.[/quote_box_center]

Hay que evitar que la merienda sea muy abundante y de difícil digestión. También tienes que tener en cuenta lo que ha comido en el desayuno y el almuerzo, de esta manera, puedes complementar la merienda con los nutrientes que necesita y no ha tomado durante el día.

Otro dato a tener en cuenta: Prepara meriendas variadas, sanas y nutritivas.

[quote_box_right]El organismo de los niños no está preparado para estar muchas horas sin comer. Por ello, es esencial que realicen al menos las 5 comidas recomendadas.[/quote_box_right]

Según la Asociación Española de Pediatría, los niños de entre 1 y 12 años deben realizar cinco comidas al día.

Una de estas comidas es la merienda que debe contener el 15% de las calorías del día, además de ser equilibrada y nutritiva.

El resto de calorías se reparte de manera que, el desayuno debe suponer el 20% de calorías ingeridas al día, la comida o almuerzo el 40% y la cena, el 25%.

meriendas para ninos

Un reciente estudio realizado por pediatras del Hospital Rey Juan Carlos de Madrid, para conocer los hábitos alimentarios en la merienda de niños de entre 6 y 12 años, concluyó que, a pesar de que el 76% de los niños merienda todos los días, este porcentaje disminuye hasta el 28% y el 20% en los niños de 11 y 12 años, respectivamente.

Según dicho estudio, los niños meriendan lo siguiente:

  • Entre el 60% y el 69% come un bocadillo o sándwich.
  • El 49% come fruta.
  • Un 38,5% come bollería industrial.
  • El 94% toma algún tipo de lácteo, aunque la mayoría en forma de batido, natilla o flanes.
  • El 48% bebía agua en la merienda y el 70% zumos envasados.

Estos pediatras recomiendan tomar más frutas frescas y zumos naturales, lácteos como la leche y el yogur y evitar el consumo de bollería industrial.

 

Meriendas para niños

yogur para meriendaAlgunos ejemplos de meriendas saludables y nutritivas para niños son los siguientes:

 

1. Yogur y pera

Los lácteos y la fruta son una buena combinación para la merienda. La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria recomienda que los niños de hasta 3 años consuman lácteos enteros. A partir de esta edad, ya pueden optar por semidesnatados o desnatados.

 

2. Bizcocho casero y manzana

nina comiendo manzanasEl bizcocho casero es una buena opción, es saludable y a los niños les encanta. Es importante evitar la bollería industrial y sustituirlos por repostería casera.

La manzana, es una fruta rica en fósforo y vitamina B y ayuda a mantener los dientes limpios y sanos.

 

3. Bocadillo de queso

Es preferible que el bocadillo sea con pan tradicional, ya que es más nutritivo que el pan de molde. También puedes elegir el pan integral, que es más saludable, para que el niño se vaya acostumbrado a su sabor.

En cuanto a los quesos, es mejor que sean bajos en grasa, como el queso fresco.

 

4. Fruta congelada

helados frutas

Puedes hacer un puré de fruta y congelarlo. Una hora antes de la merienda lo puedes colocar en el frigorífico para que se ablande y el niño pueda comerla como si fuera un granizado.

Otra opción similar, consiste en preparar un zumo de frutas naturales, ponerlo en vasos con un palito y congelarlos. Así el niño lo tomará como si fuera un helado.

Es una manera divertida de comer fruta y una buena idea para los meses de verano.
 

5. Frutos secos y plátano

Los niños pueden comer frutos secos, pero nunca deben ser salados y es aconsejable molerlos para evitar atragantamientos en niños menores de tres años.

Los frutos secos son ricos en vitaminas y minerales y contienen grasas saludables.

El plátano tiene más calorías que otras frutas, pero a los niños les encanta y es recomendable que lo tomen antes o después de hacer ejercicio.

 

6. Yogur con cereales

Un yogur con cereales o granola casera, es una buena opción para la merienda que aporta nutrientes y energía al niño para hacer frente a las actividades de la tarde.

 

7. Batido de frutas y galletas

cocinar con ninosEl batido de frutas es muy fácil de preparar. Puedes usar una o más frutas y añadirle leche o agua.

Las galletas caseras son más saludables y nutritivas. Puedes invitar a los niños a que te ayuden a su preparación. Les encantará pasar ese rato en la cocina con las manos en la masa, literalmente.

No se debe abusar, ya que es un alimento rico en calorías.

 

8. Bocadillo de jamón y pera

Para el bocadillo también se pueden usar productos de charcutería. El jamón york y el jamón serrano son las opciones más saludables, ya que tienen menos aditivos y sustancias añadidas.

Puedes usar pan integral y recuerda controlar las raciones.

 

Alimentos no recomendados para la merienda

bolleria industrial merienda

Hay algunos alimentos que se deben evitar y aunque sea fácil recurrir a ellos, no son los más saludables ni los más nutritivos para los niños.

A pesar de que la mayoría de los niños merienda, esta comida es la gran olvidada y no se le dedica tanto tiempo. Sin embargo, es una comida con la que se puede completar los nutrientes diarios que necesitan los más pequeños de la casa.

Entre los alimentos que se deben evitar se encuentran:

Bollería industrial

Más del 30% de los niños come bollería industrial en la merienda. Es una opción cómoda y rápida, pero no es la más saludable para los niños.

Lácteos con alto contenido en grasas

La mayoría de los niños toma productos lácteos en la merienda, pero más de la mitad ingieren productos envasados como los flanes, batidos o natillas. Estos tienen un alto porcentaje de grasa y no son tan saludables como la leche o el yogur.

Zumos de frutas envasados o gaseosas

Estas bebidas tienen muchos azúcares y fomentan la obesidad. Es importante, preparar los zumos con frutas naturales y sin azúcar, estos aportan un gran número de nutrientes y son más saludables.

 

Resumiendo
La merienda es una de las 5 comidas que debe realizar el niño. Esta tiene que ser nutritiva y saludable, evitando alimentos procesados como la bollería industrial. Esta comida permitirá que el niño tenga energía durante la tarde y no llegue con demasiada hambre a la cena. Hay que tener en cuenta que el organismo de los niños no les permite estar muchas horas sin comer. 
COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA