La homeopatía, el parto y el puerperio

El parto es un momento en el que se exige al cuerpo de la mujer un gran esfuerzo y el puerperio es el período de recuperación tras el parto. El puerperio se puede extender entre 6 y 8 semanas y tiene distintas etapas en las que los órganos vuelven a recolocarse, se produce la subida de la leche materna y el útero vuelve a su tamaño original.

 

Para muchas mujeres esta es una etapa muy difícil porque conlleva muchas molestias difíciles de evitar. Además esta es una etapa delicada en la que hay muchos medicamentos que nos e pueden administras porque tienen contraindicaciones, por eso en muchos casos, se recurre a terapias alternativas, y la homeopatia es una de las opciones que se utiliza para ayudar a la mujer a aliviar las molestias y a recuperarse mejor.

 

La homeopatia y el trabajo de parto

 

Las últimas semanas de embarazo pueden traer consigo mucha ansiedad y nervios. Se acerca un momento muy importante el el que todo debe salir bien y es fácil temer y preocuparse por cómo irá todo.

 

Esto puede hacer que la futura madre tenga dificultades para dormir e incluso insomnio. Para evitar esto, la homeopatía ofrece comprimidos como el Sedatif, que pueden ayudar a disminuir la ansiedad y ayudar a la mujer a estar más relajada.

 

Cuando se está en los últimos días antes del parto, la Actaea Racemosa o el Caulophyllum pueden facilitar que el cuello del útero se acorte y que el trabajo de parto sea más corto. También pueden ayudar a que la dilatación avance mejor y a que las contracciones del parto sean más rítmicas, haciendo a la madre más fácil el momento de dar a luz.

 

La homeopatía y las molestias en el puerperio

 

Pero la homeopatia no solo puede ser beneficiosa en el parto. También durante la recuperación posparto se pueden encontrar remedios homeopáticos que ayudan a cicatrizar las heridas y el sangrado posparto, como la Arnica, que además es útil para que la madre se sienta menos fatigada y se recupere mejor.

 

Pero no solo eso, la homeopatia también puede tener una buena influencia para evitar que la madre caiga en la depresión posparto y para prevenir la tristeza y la ansiedad.

 

Muchos de estos componentes se recomiendan para los primeros días tras el parto (puerperio inmediato) mientras que otros se suelen recomendar para después de la primera semana de recuperación. En todos los casos, lo mejor es consultar con un especialista que guíe a la mujer por el camino más adecuado para asegurar una pronta recuperación.

 

homeopatia-parto3

 

La homeopatía no solo es una buena compañera para el parto y el puerperio, también puede ayudar con las molestias comunes en el embarazo, la lactancia y el primer año del bebé. Al no tener efectos secundarios ni contraindicaciones puedes contar con ella para que te acompaña durante toda esta etapa sin temor de que te afecta de forma negativa a ti ni a tu bebé.

COMPARTIR
Como no existe la academia donde enseñen a ser la madre perfecta, busco formas innovadoras de ayudar a madres jóvenes a vivir una maternidad plena, ayudándolas a comprender las etapas del desarrollo del embarazo, el parto y la crianza de los hijos. Lo más importante es disfrutar de cada instante, el aprendizaje viene con la experiencia.

DEJA UNA RESPUESTA