Cuando mi madre esta triste piensa en estas 35 cosas

madre e hijo

Ser madre es un trabajo duro y es normal que tengas malos momentos, que derrames más de una lágrima, e incluso, que sientas frustración por qué consideras que no lo estás haciendo bien.

Sin embargo, hay algunas cosas sobre la maternidad que te harán sonreír aunque hayas tenido un día horrible:

1. Los diminutos dedos de tu hijo, sobre todo cuando son bebés.

2. Que intenten tomar tu mano y solo pueda agarrar tu dedo meñique.

3. Los pequeños y suaves besos que recibes cuando eres madre.

4. El balbuceo del bebé que no tiene sentido, aunque parece una conversación.

5. Como rodean tu cintura con sus piernas, cuando los coges en brazos.

ser madre

6. Abrazarlos desde tu regazo.

7. Querer tanto a alguien como para recoger su vómito con las manos.

8. Sus pequeñas manos jugueteando con tu pelo.

9. Los secretos que te dice al oído.

10. Los pedos que se le escapan sin querer, pero que te hacen reír.

11. Sus piernas redonditas que no puedes resistirte a besar.

12. La sonrisa de tu hijo, puede hacerte olvidar todo lo malo que te ha pasado durante el día.

13. Su cara cuando mira con asombro objetos cotidianos, como un ventilador.

14. Pensar en cómo se ve el mundo a través de los ojos de tu hijo.

15. Los abrazos durante la noche.

16. Los cambios de humor, cuando pasan del llanto y el enfado, al amor, los abrazos y besos, en tan solo unos minutos.

17. Cuando te dicen: “Está bien mamá, te perdono”.

18. Los paseos por el parque.

19. La comprensión de lo que realmente significa amar de forma incondicional a una persona.

20. Tener un hijo puede ser una excusa para sentarse en el sofá con él, por ejemplo, para amamantarlo o leerle un libro.

la maternidad

21. Tu hijo es tu fan número uno, y puede hacerte sentir como si fueras una estrella del cine.

22. Sentir que verdaderamente eres importante para alguien.

23. Puedes hacer feliz a tu pequeño con solo un abrazo.

24. Ver a los hijos crecer.

25. Mirar como aprenden.

26. Ver como miran encantados a otros bebés.

27. Su pequeña ropa.

28. La hora del baño. Cuando les gusta el agua y disfrutan jugando con ella.

29. Verlos dormir.

30. Admirar sus largas pestañas.

31. Acariciar su piel perfecta.

32. Puedes comportarte como una niña pequeña cuando juegas con tu hijo sin ser juzgada.

33. La suavidad de su pelo.

34. Observar a esas pequeñas personas que funcionan igual que los adultos, aunque a veces lo hacen mucho mejor.

35. Verlos jugar con una simple botella de agua durante más de una hora.

ser madre

Todo el mundo entiende lo difícil que es ser madre y es fácil centrarse solo en la parte más dura, como la falta de sueño, el mal comportamiento o el cansancio. Pero, hay otra parte que hace que una madre se olvide de lo duro de ser madre. Por ello…

“La maternidad es un esfuerzo que realmente merece la pena”.

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA