Cómo dormir a un bebé en pocos segundos

dormir a un bebe

Los bebés duermen cuando están cansados y se despiertan cuando tienen hambre. Duermen a lo largo del día y la noche y no tienen la capacidad de diferenciarlos. Por ello, los padres se inventan nuevos métodos para dormir a los bebés y muchos de ellos quieren compartirlos en la red y ayudar a otros padres que no consiguen dormir a sus bebés.

En los siguientes vídeos puedes ver diferentes maneras de dormir a un bebé, ninguna de ella con una base científica. Solo se trata de estrategias que han creado algunos padres a la hora de dormir a sus pequeños en pocos segundos.

¿Cuál de ellas seguirías? ¿Cómo duermes a tu bebé?

 

1. Método Oompa Loompa

El método Oompa Loompa, está revolucionando las redes y ha recibido millones de visitas. Este padre descubrió por casualidad que cuando su hija quería dormir este método, más bien este truco, le funcionaba casi siempre, a pesar de los problemas de la pequeña para conciliar el sueño.

2. Dormir al bebé en menos de 1 minuto

Estos padres utilizan un pañuelo para dormir a su bebé y en menos de 1 minuto el bebé queda totalmente dormido. Además, muchos padres han comentado que también a funcionado con sus bebés.

3. Los consejos de las madres

Estas madres tienen sus propios trucos para dormir a sus bebés, desde un secador de pelo, el ruido del microondas, mostrar un móvil o caricias en la cara. Cada una tiene su propia estrategia, y lo más importante, les funciona.

 

Consejos del pediatra 

El pediatra José María Paricio, autor del libro “Tu eres la mejor madre del mundo”, da algunos consejos para dormir a los bebés en el diario ABC.

dormir a un bebe

  • Crear referentes para sincronizar los ritmos del bebé y niño con el día y la noche. Es decir, los ruidos, la luz y la actividad se relacionan con el día, por tanto, durante la noche hay que evitar estos estímulos.
  • Pasar un rato en la cama del niño, mientras se le lee un cuento o canta una canción.
  • Comprobar que el pañal esté limpio y la temperatura de la habitación no sea superior a 20ºC.
  • A partir del año, se deben controlar las siestas de los niños y evitar que sean muy largas o demasiado tarde.
  • A partir de los dos años, su palabra preferida es el “no”. Por ello, es recomendable que ellos mismo decidan que quieren ir a dormir, ya que posiblemente si se lo proponen la respuesta sea una negativa y en ocasiones, acompañada de llanto.
  • No hay que burlarse del miedo a quedarse solo que pueda tener el niño. Se puede dejar una pequeña luz encendida si eso le tranquiliza.

 

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA