¿Cómo fomentar la autoestima en niños?

autoestima en ninos

La autoestima es la forma en la que un individuo se percibe a sí mismo, es decir, los pensamientos y sentimientos que tiene acerca de sí mismo.

La autoestima se forma no sólo por las propias percepciones, sino también por las percepciones y expectativas de las personas que te rodean. En el caso de los niños, los padres, profesores y amigos, son los que más influyen en su autoestima.

[pull_quote_right]Las personas con la autoestima alta tienen un equilibrio entre cómo se ven a sí mismos y cómo les gustaría ser.[/pull_quote_right]

A partir de los 5-6 años de edad se empieza a formar un concepto de cómo nos ven los mayores.

Un niño con una buena autoestima se siente valioso y competente. Entiende la importancia de aprender, es responsable y capaz de comunicarse con los demás.

Un niño con baja autoestima no confía en sí mismo y tampoco en los demás. Por lo general, suelen ser niños tímidos, poco creativos e incluso puede desarrollar conductas agresivas o desafiantes. Esta actitud hace que los demás lo rechacen, lo que a su vez repercute en su autovaloración.

autoestima en ninos

 Conductas de niños con alta autoestima  Conductas de niños con baja autoestima
Tienen ganas de intentar cosas nuevas, de aprender y de probar nuevas actividades No quieren probar nuevas actividades intelectuales, deportivas o sociales por miedo al fracaso
Son responsables de sus propios actos Mienten y echan la culpa a otros
Se hacen responsables de otras personas (hermanos pequeños) Presentan conductas regresivas (hacerse el pequeño). Comportamientos no sociales
Confían en sí mismos y en su capacidad para influir sobre eventos No confían en sí mismos y creen que no tienen capacidad de control sobre los eventos.
Manifiestan una actitud cooperadora Pueden ser agresivos, tímidos y violentos
Son autocríticos y aprenden de sus errores Negación frecuente y tienden a frustrarse fácilmente

La mayoría de los niños presentan conductas indicadoras de baja autoestima en algún momento. Por ello, es importante prestarle atención a aquellas conductas que no parece que vayan a desaparecer con el tiempo.

 

16 Cosas que puedes hacer para ayudar a desarrollar la autoestima de tu hijo

autoestima en ninos

 

1. Ayudarles a ser competentes

Esto que quiere decir, que el niño debe tomar decisiones, tener ciertos riesgos y resolver problemas. No debes darle todo hecho, es importante que ellos elijan y que resuelvan las cosas por sí mismos.

 

2. Elogiar a los niños

Está bien elogiar ciertos logros cuando el niño ha realizado un esfuerzo para conseguirlo. Pero elogiar todo lo que el niño hace puede “bajar el listón”. Es decir, si le dices al niño que todo lo que hace es fantástico, de alguna manera le estás diciendo que ya no tiene que mejorar más.

Ejemplo: Si el niño está leyendo mal, pero tú le dices que lo haces fenomenal, no hará ningún esfuerzo por mejorar, puesto que piensa que ya lo hace bien. Pero ¿y qué pasa cuando lea delante de otras personas? Cuando lea delante de otros niños o en el colegio, se dará cuenta de que lo hace mal y esto puedo avergonzarle y bajar su autoestima, al sentirse peor lector que los demás.

Por otro lado, a los niños les encantan los elogios. Pero estos deben ser específicos y sinceros para que tengan un efecto positivo.

[quote_box_center]

Los padres deben centrarse en las cosas positivas que hacen los niños y no en las cosas negativas.

[/quote_box_center]
3. No pedirle al niño que sea perfecto

Nadie es perfecto y por tanto, no debes pedirle eso al niño. Necesita saber que lo vas a querer y aceptar tal y como es, incluyendo los errores que pueda cometer.

Sentirse aceptado por sus progenitores hace que el niño se sienta seguro de sí mismo, algo fundamental en el desarrollo de una imagen positiva.

 

4. Escuchar y responder a los niños

hablar con ninosA veces, los padres no escuchan ni responden a sus hijos cuando estos les preguntan algo. A los niños hay que tratarlos con respeto y hacerles saber que sus preguntas y opiniones son importantes.

Cuando no se les presta atención los niños pueden pensar que son aburridos y que no son importantes. Esto afecta negativamente a su autoestima.

Hay que contestarles de forma honesta y si no sabes la respuesta a su pregunta, dile que no sabes. Los niños no esperan que sus padres sean perfectos, solo quieren que les prestes atención e intentes aclarar sus dudas.

 

5. Tomar riesgos saludables

Es fundamental que los niños corran ciertos riesgos. Es decir, no sobreprotegerlos para que no se dañen o no se equivoquen. Fracasar, al igual que caerse forma parte del desarrollo del niño y es necesario que aprendan a hacerle frente a estas situaciones.

6. Dejar que los niños tomen sus propias decisiones

Cuando los niños toman sus propias decisiones se sienten más poderosos y además, toman consciencia de las consecuencias de sus decisiones.

 

7. Que ayuden en las tareas del hogar

tareas del hogar ninosLos niños necesitan oportunidades para demostrar que son competentes y sentir que su aportación es valiosa. Por ello, es importante dejarles que ayuden en las tareas del hogar como poner la mesa, hacer la cama o colocar su ropa.

[quote_box_center]Se puede establecer una serie de tareas diarias o semanales para darle al niño ciertas responsabilidades, estas hacen que madure.[/quote_box_center]

 

8. Valora el esfuerzo, no los resultados

Los niños son muy sensibles a lo que los padres dicen. Es importante reconocer su esfuerzo y el trabajo, en vez del resultado.

 

9. Déjale claro que tu amor es incondicional

abrazar a tu hijoDile que lo quieres cuando acierta en sus decisiones y también cuando comete errores. El niño necesita saber que tu amor es incondicional independientemente de sus logros.

Otra manera de manifestar tu amor, es con el contacto físico, un abrazo o un beso, hacen que el niño se sienta querido, algo fundamental para fomentar su autoestima.

[quote_box_center]Los niños saben reconocer cuando algo sale del corazón y se dice de verdad, tienes que ser honesta y no debes exagerar.[/quote_box_center]

 

10. Tienes que ser un modelo para tu hijo

Si quieres que tu hijo tenga una buena percepción de sí mismo, debes mostrarle que tú también la tienes de ti misma. Es decir, evita ser pesimista y excesivamente dura contigo misma, se consciente de tus capacidades y limitaciones, y recuerda que los niños son grandes imitadores, por tanto, es fundamental predicar con el ejemplo.

 

11. Corrige las creencias erróneas del niño

hablar con ninosEn ocasiones, los niños pueden tener creencias erróneas acerca de sí mismos. Debes enseñarle a ser realista a la hora de evaluarse, ya que esto le ayudará a tener un concepto más saludable de ellos mismos.

Es importante, que no generalicen cuando algo les sale mal. Por ejemplo, si tienen una mala valoración en la asignatura de lenguaje, no quiere decir, que sean malos estudiantes. Este tipo de generalizaciones les predispone al fracaso.

 

12. Evita hacer comparaciones

En las comparaciones siempre hay una parte que sale perdiendo y estos mensajes son muy negativos para la autoestima del niño. Evita las comparaciones con los hermanos u otros niños.

 

13. Contacto con otros miembros de la familia

Tener contacto con otros miembros de la familia, como los abuelos, es positivo para los niños. En los últimos años, los abuelos se han convertido en una parte fundamental de la vida de los hijos, pero no hay que abusar ya que los niños también deben pasar tiempo con sus padres siempre que se pueda.

 

14. Crear un hogar gratificante

habitos saludablesAlgunos hábitos familiares como compartir la hora de las comidas, realizar actividades al aire libre o ver una película, son momentos en los que el niño se siente querido y en un ambiente familiar positivo. Estos pequeños detalles hacen que tenga una autoestima saludable.

 

15. Darle la oportunidad de resolver problemas

Es normal que los padres no quieran que sus hijos fracasen y por eso, es muy común encontrar a padres que sobreprotegen a sus hijos y los alejan de actividades y situaciones donde puedan fracasar. Sin embargo, los niños deben aprender que todos fracasamos alguna vez.

Es importante, que el niño aprenda a manejar situaciones de frustración y desilusión. Que resuelva problemas por sí mismo y sean conscientes de que cometer errores es algo normal y no quiere decir que sean malas personas. De esta manera, serán menos propensos a que los problemas afecten a su autoestima.

 

16. No le pongas etiquetas a tu hijo

Las etiquetas negativas como “malo” o “torpe” marcan al niño y no son buenas para su autoestima. Pero tampoco son buenas, las etiquetas del tipo “listo” o “bueno”.

Evita usar etiquetas para referirte a tu hijo o a cualquier persona.

habitos-sueño

Es más fácil construir niños fuertes que reparar adultos rotos.Frederick Douglas
COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA