8 Cosas que nadie te dijo antes de ser madre

maternidad

Cuando te casas piensas que tu vida dará un cambio importante, pero cuando tienes un hijo es cuando realmente todo cambia. Antes de tener hijos te puedes hacer una idea de ello, porque siempre conoces a parejas con niños que dicen constantemente cuanto ha cambiado su vida desde que son padres.

Sabes que tu vida cambiará, pero no sabes en qué ni en qué medida lo hará. Estas son algunas cosas que te pueden pillar por sorpresa y para las que no estabas preparada.

 

1. Siempre estarás cansada

madre durmiendo

Durante las primeras semanas de vida de tu bebé estarás agotada ya que este necesitará comer durante la noche y no podrás conciliar bien el sueño.

Pero esto no termina aquí, cuando el niño crezca, la limpieza, el trabajo, actividades del pequeño, el estado de alerta ante lo que le pueda pasar, tampoco te dejarán descansar todo lo que necesitas.

El cansancio te acompañará algunos años más y es que cuando sea adolescente y comience a salir con sus amigos, no podrás descansar hasta que no esté en casa.

[quote_box_center]La maternidad hará que estés cansada, pero no la cambiarías ni por 10 horas de sueño diarias.[/quote_box_center]

 

2. Los ruidos te resultan más molestos ahora que eres madre

silencio

Cuando te conviertes en madre escuchas cada sonido que se emite alrededor de tu bebé, sobre todo cuando este se acaba de dormir.

Los perros comienzan a ladrar, suena el teléfono, tocan a la puerta o se escucha una sirena, cuando el bebé está dormido. Esto te pondrá furiosa pero no podrás hacer nada.

Yo te recomiendo que no acostumbres al bebé a dormir con un silencio absoluto. De esta manera, solo conseguirás que despierte con el menor ruido.

 

3. No vas a dormir cuando tu bebé duerme

Dormir con bebe

[pull_quote_right]Lo de dormir cuando el bebé duerma suena muy bien, pero raramente se cumple.[/pull_quote_right]

Todos te recomiendan que intentes dormir cuando el bebé duerme, que no le prestes tanta atención a la casa, ni a la ropa sucia. Pero sin embargo, son pocas las mujeres que podemos dormir cuando la montaña de ropa sucia alcanza nuestra estatura.

Lo más probable es que cuando el bebé duerma, tú aproveches el tiempo para limpiar, lavar, cocinar y poner tus cosas al día.

 

4. Te convertirás en una llorona

mujer llorando

Llorarás cuando tu hijo llore, cuando te regale su primera sonrisa, cuando leas una tarjeta que ponga “Te quiero mamá”, cuando se lastime, cuando no deje de llorar, cuando no hayas dormido en 42 horas, cuando tu marido te pregunte qué hay para cenar, cuando te despiertes en mitad de la noche para mirar la cara de tu hijo… Sin embargo, muchas veces llorarás de felicidad y sentirás que ser madre es una de las mejores cosas que puedes ser en la vida.

 

5. La gente te juzgará

madres

La gente te juzgará todo el tiempo y todo lo que hagas. Siempre habrá alguien que te dirá que estas equivocada y cómo deberías hacer las cosas.

Los consejos, recomendaciones y críticas salen de la boca de las personas que te rodean libremente, sin apenas pensarlos. Sin embargo, tú eres la responsable del cuidado y la educación de tu hijo, así que solo tú podrás tomar decisiones acerca de ello.

Puede que algunos te den buenos consejos y con los que estás de acuerdo, el resto ignorarlos o aprende a rechazarlos amablemente.

 

6. Amarás más a tu pareja

padre con bebe

Muchas mujeres coinciden en que el amor que sienten por sus parejas crece cuando ven como estas aman a sus bebés.

[quote_box_right]Esto no debería de verse como algo sorprendente, ya que un hijo es cosa de dos en la mayoría de los casos.[/quote_box_right]

Un hombre cuidando de un niño es una imagen muy tierna y que por suerte, vemos cada vez más. En la actualidad, los hombres están más implicados en el cuidado de los hijos y comparten todas las tareas con la mujer, desde la limpieza del hogar, hasta acudir a las reuniones del colegio para padres.

 

7. Echarás de menos algunas cosas

cafe con amigas

Cuando eres madres tu vida cambia y le das prioridad a otras cosas, pero esto no quiere decir que eches de menos algunas actividades que hacías antes de ser madre.

Es normal que eches de menos ir al cine, salir con tus amigos o pasar toda una tarde en el salón de belleza. Eres consciente de que estas cosas han pasado a un segundo plano y aunque que con el tiempo volverán a retomarse, ahora prefieres pasar tiempo con tu pequeño y disfrutar de su niñez.

 

8. Sentirás celos de tus amigos sin hijos

pareja en la playa

El hecho de que tus amigos sin hijos puedan hacer lo que quieran y cuando quieran te hará sentir celos.

Ellos pueden dormir toda la noche o salir de fiesta, pueden hacer una comida completa sin levantarse de la mesa, van de compras sin cargar con pañales y toallitas húmedas, suben en el coche y pueden arrancar en menos de 5 minutos.

Por otro lado, estos celos desaparecen cuando ves a tu hijo crecer o cuando te abraza con sus pequeños brazos.

buenas madres

Simplemente la vida te cambia cuando eres madre. Con algunos momentos duros que se olvidan cuando miras a tu pequeño y no concibes una vida sin él.

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA