8 consejos para disfrutar del posparto

Durante el embarazo, las mujeres solemos vivir en una nube de hormonas y fantasías en la que imaginamos una y mil veces cómo será nuestro bebé y cómo será nuestro día a día con él. Nos llueven los consejos y creemos que hemos tomado buena nota pero, en nuestro fuero íntimo, a todas nos parece que la cosa no será tan difícil como la pintan.

Cuando nace el bebé, nos damos de bruces con la realidad. Estamos exhaustas tras el parto y con un recién nacido al que amamos como nunca pudimos imaginar y que depende de nosotras para todo. Todas nuestras prioridades e ideas preconcebidas cambian y, para colmo, nos encontramos en medio de un cataclismo hormonal: el posparto.

Una fase sumamente exigente física y mentalmente pero arrebatadoramente bella: las primeras semanas con nuestro bebé. ¿Quieres saber cómo actuar para poder disfrutarlas lo mejor posible?

 

1.- Date permiso para estar en tu burbuja

No pretendas volver al mundo de golpe, ni de la misma forma de antes. Tener un hijo supone un cambio radical en la vida de una mujer y va a suponer una auténtica revolución, tanto interior como exterior. Date tiempo, poco a poco las cosas se irán asentando. Vive el ahora sin pensar en nada más.

Deja aparcado el móvil y no te agobies por compromisos, exigencias ni recados pendientes. Casi todo puede esperar unas semanas en la vida, pero tu bebé sólo será recién nacido una vez. Date permiso para vivir estas primeras semanas con él como si el mundo no tuviera mucha importancia. Atesora cada mirada, cada suspiro, cada gesto, cada instante. Los echarás terriblemente de menos. No dejes que las primeras semanas con tu bebé se te escurran como arena entre los dedos, por estar pendiente de otras cosas que pueden quedarse fuera durante un tiempo.

 

3.- Recupérate

disfrutar_posparto2

Con el parto, tu cuerpo ha pasado por una experiencia extenuante. Haz lo posible para ayudarle a reponerse del esfuerzo. No intentes ponerte en marcha lo antes posible. Reposa, especialmente si tuviste un parto duro, si tienes puntos u otras secuelas físicas. Ahorra energía para que tu cuerpo pueda utilizarla en sanar y volver a funcionar adecuadamente.

¿Cuánto tiempo? Lo ideal es que respetes la cuarentena. No hay prisa para volver a hacer ejercicio ni necesidad de demostrar a nadie lo bien y rápido que te has “recuperado”. La naturaleza es muy sabia, hazle caso y descansa todo lo que puedas. Duerme siempre que el bebé duerma, olvida las prisas y los agobios, no te presiones, ve con calma, poco a poco, según te sientas en cada momento. Ya habrá tiempo para aumentar el ritmo y la velocidad.

 

3.- Delega todo lo posible en tu pareja en el cuidado del bebé

disfrutar_posparto4

Las primeras semanas de vida de tu bebé, descubrirás que tienes que vivirlas pegada a él casi literalmente, especialmente si le das el pecho. Si tu pareja se reincorpora al trabajo, pronto notarás que no tienes ni un minuto para ti. Las tomas prácticamente se fusionarán, deberás cambiar el pañal continuamente y el día transcurrirá sin que encuentres un momento ni para hacer pis.

Esto puede ser realmente estresante por lo que, si quieres llevarlo lo mejor posible, cuenta con la ayuda de papá para todas las tareas en las que esto sea posible. Quizá pueda encargarse de bañar al bebé para que tú te relajes un rato o salgas a dar una vuelta y airearte. Tal vez pueda cambiar él los pañales el tiempo que estéis juntos, tumbárselo encima para dormirlo en alguna de las siestas o encargarse de otros cuidados rutinarios.

No sólo te ayudará a sentir que no todo es responsabilidad tuya sino que todos esos momentos compartidos favorecerán el vínculo entre ambos, que también es muy importante.

 

4.- Come bien

Closeup on woman showing fresh salad and thumbs up; Shutterstock ID 135242864; PO: aol; Job: production; Client: drone


Es muy frecuente picar cualquier cosa de pie con el bebé en brazos
. Y cuando digo cualquier cosa es literal: unos cacahuetes, un trozo de queso, un yogur. Pero con eso no puedes mantenerte en marcha durante el puerperio y mucho menos nutrirte adecuadamente en relación con la lactancia.

Así que, por ti y por tu bebé, asegúrate de alimentarte bien durante el posparto. Preparar y congelar túpers en la recta final del embarazo es una buena idea. También puedes pedir a familiares y amigas que te cocinen algo y te lo lleven cuando vayan a visitarte y, por supuesto, dejar que papá tome el mando de las sartenes y las cacerolas durante una temporada. Pero no dejes de comer bien.

 

5.- Sal a la calle

disfrutar_posparto6

Desde el momento en que puedas levantarte de la cama, procura salir cada día, aunque sea a dar una vuelta a la manzana. Tu cuerpo necesitará caminar un poco y tú necesitarás que te dé el aire y el sol para despejarte de las exigencias del posparto.

No te encierres en casa, agobiada, estresada y agotada. Lucha contra la inercia de quedarte entre cuatro paredes día y noche. Pon al bebé en el capazo o en el fular de porteo y salid al aire libre al menos una vez al día. Os sentará divinamente.

 

6.- No te preocupes por las tareas del hogar

No pasa nada si hay algunas pelusas en el suelo o si los platos pasan unas horas sucios en el fregadero. Respira y dale la justa importancia al orden y la limpieza en estos primeros momentos de tu nueva vida como madre. Coloca todo en el orden adecuado: primero el bebé, después tú y tu pareja, y luego el resto, incluyendo las labores domésticas.

Si alguien puede echarte una mano, aprovéchalo y no temas dejarte ayudar. Si no, ve haciendo las cosas poco a poco y no te agobies si la casa está manga por hombro una temporada. Ya llegarán los días en que todo vuelva a estar bajo control. Por ahora, no dejes que te suponga una fuente de estrés.

 

7.- Conecta

disfrutar_posparto8

Vivimos tan deprisa y tan desconectados unos de otros que, cuando una mujer se convierte en madre, muchas veces no sabe dónde encontrar apoyo. Si no tienes amigas con hijos, si tu familia vive lejos, busca otras mamás con quienes conectar y hacer “tribu”. Hoy día hay una extensa red de apoyo en blogs, foros, grupos de lactancia y otras comunidades de madres. Si necesitas ayuda, no te encapsules, busca a otras mamás.

Mujeres con las que puedas compartir tus sentimientos para que no te ahoguen. Que te animen cuando sientas que no puedes con ello, que te entiendan si te sientes “despersonalizada” y necesitas tiempo para ti. Que te digan que es normal que sientas tristeza y no debes sentirte culpable por ello, ni pensar que eres mala madre o que quieres menos a tu bebé si el posparto no te resulta el cuento de hadas que esperabas. Liberar las sombras de esta etapa y compartirlas con otra madre que las comprenda te resultará sanador.

 

8.- Sigue tu instinto

Si eres primeriza, probablemente todo el mundo querrá decirte lo que tienes que hacer. Aunque lo hagan con la mejor de las intenciones, cada persona siente las cosas de una forma diferente y tiene sus propias circunstancias, así que sigue tu propia guía y no te agobies con “las instrucciones de la vecina”.

Si necesitas no tener visitas, o limitarlas para no volverte loca, házselo saber a tu entorno. No dejes que te creen más estrés si no te apetece recibirlas en ese momento, tu recién nacido y tú os estáis conociendo y necesitáis tiempo e intimidad para acoplaros el uno al otro.

Y, quizá lo más importante de todo: no olvides que, para que tu bebé esté bien, TÚ debes estar bien también.

Escúchate y haz lo que necesites hacer: como madre, como mujer y como persona.

 

Post invitado
fotografia-una-mama-de-otro-planetaUNA MAMÁ DE OTRO PLANETA
Fisioterapeuta y escritora, en estos momentos vivo esencialmente centrada en esta apasionante y agotadora aventura que es la Maternidad. Soy mamá de una duendecilla de ojos azules cristalinos que ahora tiene 21 meses y a la que llamo cariñosamente mi Bichito. Casada felizmente con Superpapi, vamos sobreviviendo día a día a esta etapa, ¡que no es poco!

¿Quieres saber más de mi planeta?

COMPARTIR
Como no existe la academia donde enseñen a ser la madre perfecta, busco formas innovadoras de ayudar a madres jóvenes a vivir una maternidad plena, ayudándolas a comprender las etapas del desarrollo del embarazo, el parto y la crianza de los hijos. Lo más importante es disfrutar de cada instante, el aprendizaje viene con la experiencia.

1 Comentario

  1. Me encanto la info ! Voy a ser mamá primeriza y todo es motivo de duda y pregunta a cerca de como será cuando nazca mi príncipe.

DEJA UNA RESPUESTA