7 Claves para decidir cuándo tener a tu segundo bebé

 

Ya os he comentado que estoy pensando en tener otro bebé, y estoy llena de dudas. ¿Es el mejor momento? ¿Existe el momento perfecto?

 

Cuántos años se deben llevar tus hijos

 

Físicamente y desde el punto de vista médico, se aconseja no tener otro hijo antes de que pasen 18-24 meses del primer parto.

 

 

Menos de 2 años de diferencia

 

 

segundo-hijo2

 

 

Ventajas

 

  • Etapa de pañales más corta:

Es lo primero que se me pasa por la cabeza, volver a cambiar pañales. Si tienes a tu segundo hijo antes de los 2 años no tendrás que retomarlo, simplemente es como si a tu primer hijo se le retrasase un poco.

 

  • Fase de desarrollo parecida

Se entretendrás y les gustarán las mismas cosas.No es lo mismo entretener a un niño que quiere que juegues con él a la pelota y a otra que necesita que lo lleves en brazos, que que los dos necesiten lo mismo.

 

 

  • Compañeros y amigos

Al estar en una fase de desarrollo parecida, también se sentirán más unidos para jugar juntos. Sí, será difícil lidiar con la convivencia con dos niños que aun no saben entablar relaciones sociales, pero su vínculo será más fuerte.

 

 

  • Menos tiempo sin trabajar

Seamos sinceras, por mucho que se hable de conciliación labora, eso no existe. Cuando tenemos un hijo, no tenemos más remedio que parar nuestra vida laboral o, al menos, reducirla. Si tienen a tus hijos con poco tiempo de diferencia, este tiempo será más corto y tardarás menos tiempo en volver a trabajar de forma plena.

 

 

segundo-hijo7

 

 

Inconvenientes:

 

  • Cansancio

Si cuidar de un bebé es agotador, no me quiero imaginas lo que puede suponer cuidar de dos a la vez.

 

  • Gastos

Que la etapa de los pañales pase más rápido también significa que pase a la vez y, por tanto, que el gasto en pañales sea el doble. Tampoco podrás aprovechar todas las cosas de tu primer bebé, porque aún las estará utilizando, así que tendrás que comprar otras. Lo mismo te pasará con muchas cosas. Doble de bebés, doble de gastos.

 

Entre 2 y 4 años

 

segundo-hijo8

 

 

Ventajas

 

  • Disfrutarás de los dos bebés

En este tiempo tu primer hijo ya ha crecido. Incluso puede que ya vaya al cole o a la guarde. Así que podrás tener tiempo exclusivo con el segundo, al igual que lo hiciste con el primero.

 

  • Tendrás un respiro

Tu primer hijo ya duerme de un tirón, tal vez se vista solo y sobre todo es más independiente. Así que tú has tenido un tiempo en el que has podido dormir más y sentirte algo más libre para salir y volver a ser persona y no sólo madre todos los minutos del día.

 

  • Podrán ser compañeros de juegos

Aunque ya se llevan más tiempo, aún podrás compartir algunos juegos. Esta diferencia de edad se irá disipando con el tiempo.

 

 

segundo-hijo9

 

 

Inconvenientes

 

  • Obligados a estar juntos

Y me llevo 3 años con mi hermano y recuerdo lo que me molestaba tener que llevarme siempre a mi hermano fuese a donde fuese. Quizás era el truco de mi madre para controlarme, pero a i me pesaba. Era demasiado pequeño para poder hacer muchas cosas.

 

  • Celos

Los celos se dan más entre niños de estas edades y tener un bebé en casa puede hacer que tu idílico bebé se convierta en una pesadilla. A esas edades todavía no son suficientemente maduros para entender que hay que “compartir” a mamá.

 

Más de 5 años

 

 

segundo-hijo3

 

 

Ventajas

 

  • Tiempo de relajación

En este tiempo has tenido de disfrutar los primeros años de tu primer hijo. Sus primeros pasos, sus primeras palabras, sus primeros juegos, el cole…

También habrás tenido un tiempo de descanso de biberones, pañales, noches en vela y además, ya es suficiente mayor para dejarlo con los abuelos y haber podido darte alguna escapada con tu pareja.

 

  • Eres más madura

No es lo mismo tener 20 que 25 años, ni 25 que 30. Cinco años pueden parecer poco tiempo para la madurez en un adulto, pero lo son. Te tomas las cosas de otra manera, te ha dado tiempo a vivir más y es más probable que sepas gestionar mejor el trabajo y el estrés que supone tener un bebé.

 

  • El hermano mayor

Tu hijo ya es suficientemente mayor para ayudarte a pequeñas cosas. Si recuerdas lo que es estar recién parida, sabrás valorar que un pequeño de 5 años puede acercarte el biberón de la bolsa. También, al ser mayor, se sentirá más responsable de esa cosita pequeña e indefensa que es su hermano. Desde el punto de vista del hermano pequeño, también tendrá otro apoyo al que siempre podrá acudir.

 

 

segundo-hijo5

 

Inconvenientes

 

  • Diferentes etapas del desarrollo

Serán demasiado distintos para tener una relación de amigos o compañeros de juegos. Además tendrás que estar pendiente de recoger a uno del cole o de llevarlo al entreno, entre toma y toma del pequeño.

 

  • Reaprender a ser padre

Ha pasado demasiado tiempo desde el último pañal o del último biberón. Tendrás que volver a acostumbrarte a no dormir y a estar una hora cada tres dando el pecho.

 

 

  • No eres tan joven

Tu cuerpo ha cambiado y le costará más trabajo recuperarse. Además, ya no tendrás tantas energías para salir al campo, viajar, o cualquier otra de las actividades que con el primero hacías sin pensar.

 

 

segundo-hijo1

 

 

Puntos básicos para tomar la decisión

 

Creo que ya le he dado más vueltas que a mi primer embarazo, que fue un impulso fruto de las ganas de ser padres que teníamos. Pero ahora, tras saber lo que supone ser madre, las cosas han cambiado y analizo miles de cosas.

Haciéndole caso a lo anterior me salen 4 puntos básico para decidir.

 

1. La edad de tu hijo

¿Es muy pequeño? ¿Quieres disfrutar de sus primeros meses de forma exclusiva?

 

2. Tu ritmo de vida

¿Necesitas recuperar tu vida de adulto? ¿Has podido descansar?

 

3. El impacto económico

Está tu economía preparada para soportar el impacto de un nuevo bebé?

 

4.Tu edad

¿Te sientes con fuerzas para afrontar otro embarazo y otro bebé? ¿Cuánto tiempo de vida fértil te puede quedar?

 

 

segundo-hijo6

 

Aparte de estas preguntas asacadas del análisis anterior, como madre y esposa, me salen estas otras:

 

5. La opinión del padre

¿Se siente preparado y con ánimos? ¿Se implicó en el primer embarazo?

 

6. Las necesidades de mi hija

¿Está mi hija preparada para un hermanito?¿Le vendría bien tener un hermano?

 

7. Piensa en ti

¿Qué es lo que siento? ¿Estoy preparada?

 

Conclusión
No existe la clave definitiva. Tú conoces a tu familia y a ti misma y sabrás cuál es el momento adecuado. Muchas veces es más una cuestión de instinto más que de análisis.
COMPARTIR
Profesora y madre de una hija. Soy una gran apasionada de la lectura y la escritura que espera ayudar a otras madres compartiendo mis experiencias, aciertos y errores.

DEJA UNA RESPUESTA