5 Factores que afectan a la subida de leche que probablemente no sabías

Si eres una madre lactante, probablemente ya has descubierto que la lactancia puede ser confusa y difícil de vez en cuando. Debes conseguir que tu bebé se agarre correctamente, crearle el hábito y muchas cosas que nos estresan, pero una de las cosas que más no preocupan es no producir suficiente leche.

La buena noticia es que la gran mayoría de las mamas conseguirá producir la cantidad adecuada sólo a través de la lactancia materna a demanda y un frecuente contacto de piel con piel con sus bebés. Aún así, ayuda a entender algunos de los factores que pueden afectar negativamente a la capacidad de producir suficiente cantidad este maravilloso líquido.

 

1. Medicamentos para resfriados y alergias

La pseudoefedrina, un ingrediente común en muchos medicamentos de venta libre para alergias y resfriados, puede disminuir la producción de leche materna. Esta no es una buena noticia para madres lactantes que sufren de alergias estacionales graves, pero no todo está perdido: no es probable que una dosis de este medicamento afecte a la producción de leche materna, una vez ya te haya subido por primera vez.

Así que, si bien es posible considerar evitarlos en las primeras semanas tras el parto, es posible que puedas llevarlo adelante sin mucho riesgo para la producción de leche. 

 

bajada-de-leche5

2. Hemorragia postparto

La hemorragia después del parto es una experiencia terrorífica, y ciertamente no hace las cosas mejor saber que también puede inhibir la lactancia materna temprana. Básicamente, la idea es que un nacimiento traumático y el estrés materno durante unido a una gran pérdida de sangre pueden inhibir la lactogénesis, o la elaboración de leche.

Tener una hemorragia puede afectar a la bajada de leche, especialmente si la hemorragia que ha obligado a estar separada de tu bebé. Pero no te desanimes: Una vez que te encuentres con fuerza, sin duda podrás comenzar a amamantar con frecuencia, dejando que tu cuerpo sabe reacciones a la necesidad de tu bebé de ser alimentado. El sacaleches también puede ayudar a aumentar la producción de leche materna después de una hemorragia.

 

bajada-de-leche4
 

3. Hipotiroidismo

El hipotiroidismo, o una tiroides con bajo funcionamiento, puede interferir con la producción de leche. La tiroides ayuda en la regulación tanto de la prolactina y la oxitocina, dos hormonas principales que intervienen en la lactancia materna, aunque la investigación ha sido escasa en el efecto exacto de la tiroides en el suministro de leche materna. Si te das cuenta de que tu bebé no está recibiendo suficiente leche materna, una de las primeras cosas que debes hacer es ver cómo está tu tiroides.

La tiroiditis postparto, en la que la glándula tiroides se inflama, afectar a entre un  4% y un 9% de las mujeres en el primer año tras el parto. Esta condición puede causar una eventual bajada de la tiroides, por lo que es importante ser proactiva con los trastornos de la tiroides tras la maternidad. 

 

bajada-de-leche2

 

4. Ciertas hierbas y especias

Probablemente hayas oído hablar de los galactogogos, hierbas como el fenogreco que pueden ayudar a inducir, mantener y aumentar la producción de leche. También hay un buen número de hierbas y especias que pueden disminuir la producción de leche. La salvia, la menta, el orégano, el bálsamo de limón, el perejil, el tomillo pueden reducir el flujo de leche durante la lactancia cuando se toman en grandes cantidades.

Pero no te asustes: Si no estás comiendo grandes cantidades, es probable estés muy bien. Todavía se puede cocinar con ellos o utilizarlos en otras formas útiles en tu casa. Sin embargo, si usas aceite esencial, es posible necesites hacer más investigaciones sobre ciertos aceites elaborados con estas hierbas para averiguar si pueden afectar a la lactancia materna y cómo.

 

bajada-de-leche1

 

5. Los anticonceptivos hormonales

La mayoría de los métodos anticonceptivos hormonales son compatibles con la lactancia materna. Pero algunos de ellos, especialmente los que contienen estrógeno, podrían afectar la cantidad de leche que produces. Las opciones de control de natalidad con progestina (a diferencia de la progesterona y estrógenos) son generalmente una mejor opción para la lactancia materna.

El DIU Mirena, los inyectables (Depo-Provera), el implante (Implanon), y la mini-píldora son ejemplos de opciones con control de la natalidad  con sólo progestina. Si estás preocupada por las hormonas y la lactancia materna, asegúrate de hablar con tu médico o farmacéutico y asegurarte de que produces suficiente leche antes de elegir el método anticonceptivo.

 

bajada-de-leche

 

 

Si has descartado los factores anteriores y todavía está preocupada por tu producción de leche, ¿qué se puede hacer? Para empezar, ¡continúa amamantando a tu bebé! La mayoría de los bebés en su primer año de vida tienen que mamar de 8 a 12 veces en un período de 24 horas. Así que la forma más fácil y efectiva de producir más leche es amamantando con más frecuencia.

Otra opción: Pedir cita con un especialista en lactancia. Puede que estés recibiendo información errónea acerca de cómo saber si tu bebé está recibiendo suficiente leche de parte de profesionales de la salud, familiares o amigos. Estas personas pueden ser una gran ayuda, pero no están obligados a tener información actualizada basada en la investigación como la que puede tener un especialista.

 

bajada-de-leche3

 

Lo más probable es que estés produciendo suficiente leche para alimentar a tu bebé, y si no es así, lo más probable es que puedas aumentar la producción de leche con un poco de bombeo adicional, una alimentación más frecuente, o con ayuda profesional. Sólo recuerda que la producción de leche materna no es un proceso estático.  Es una relación en evolución que crece y cambia contigo y con tu bebé.

 

COMPARTIR
Profesora y madre de una hija. Soy una gran apasionada de la lectura y la escritura que espera ayudar a otras madres compartiendo mis experiencias, aciertos y errores.

DEJA UNA RESPUESTA