5 cosas que toda madre primeriza hubiera querido saber

Una nueva maternidad no es ninguna broma. Te sorprenderá, emocionará y te frustrará de formas que ni siquiera sabía que eran posibles, y una cosa es segura, no va a suceder exactamente como lo tenías planeado.

Ser madre puede ser mejor y peor de lo que nunca podrías haber imaginado. La buena noticia es que la maternidad es un curso, en el que vas a aprender rápidamente, por necesidad, todo lo que necesitas saber. No importa lo bien o mal preparada que estés cuando entres en este laberinto de la maternidad, al final todo seguirá su curso.

 

1. Dar el pecho es un trabajo increíblemente duro

Antes de dar el pecho a mi hija por primera vez, pensaba, ingenuamente, que amamantar era lo más natural del mundo. Pensaba que las mujeres lo habían hecho desde el principio de los tiempos, así que, acostumbrarse a ello, sería muy sencillo. Estaba equivocada. Dar el pecho puede ser algo “natural”, pero desde luego, no es algo que se haga “naturalmente”.

Para algunas madres, dar el pecho es algo fácil y sencillo, pero para otras, entre las que me cuento, es un trabajo muy, muy duro. Me hubiera gustado haber podido leer más sobre ello, para estar más mentalizada. Ppero lo que me hubiera gustado saber es que, que fuese muy duro, no significaba que estuviera fallando. Me pasé mucho tiempo culpándome por mis problemas con la lactancia, y esa negatividad me hizo perderme esas primeras maravillosas semanas.

 

En lugar de disfrutar de sus primeras sonrisas, de sus primeros momentos, me perdí en una bruma de depresión y desesperación. Me hubiera gustado saber lo dura que podía ser la lactancia, y haber podido prepararme mejor mentalmente.

 

lactancia-materna(1)

 

2. No pasa nada si tu conexión mágica con el bebé tarda un poco

Muchas de nosotras tenemos metido en la cabeza que, cuando tienes un bebé, instantáneamente, una especie de vínculo mágico especial, un amor a primera vista, nos va a unir a nuestro pequeño. Se escucharán sonidos celestiales y todos vendrán a presenciar ese instante de armonía y perfección. Pero, ya imaginarás, eso no ocurre exactamente así.

Por supuesto que quería a mi pequeña, pero esos sentimientos de “amor infinito” no llegaron inmediatamente, quizás fuesen mis altas espectativas. Pero, me di cuenta rápidamente de que, una relación con un bebé, es similar a cualquier otro tipo de relación, en la que se necesita tiempo. Tenéis que llegar a conoceros el uno al otro y crear los lazos de confianza, y no siempre va a suceder de inmediato.

Todavía recuerdo esos primeros momentos en los que pensé que todo iba mal porque no sentía esa magia, que aquella pequeña criaturita y yo no nos elevábamos sobre los demás, y sentirme mal por ello.

 

Me gustaría haber sabido que ese tipo de sentimientos eran normales y que con el tiempo me iba a enamorar locamente de esa pequeña personita.

 

madres-y-bebes(1)

3. La falta de sueño parece que va a acabar contigo, pero no va a durar para siempre

Antes de tener a mi hija, ya sabía que iba a tener que despedirme del sueño. Y lo sabía porque, básicamente todo el mundo, me lo había advertido. Mi familia, mis amigos, mis vecinos y los desconocidos que me cruzaba por la calle. Me regalaba preciosas historias sobre cómo de horrible iba a ser la falta de sueño cuando llegara el bebé. Pero es que, hasta que no eres madre, no sabes lo que significa realmente no dormir.

Has podido tener problemas para conciliar el sueño, o haber estado muy cansado, pero al final, siempre llegaba el momento en el que acababas resolviéndolo. Puede que, alguna noche de tu juventud, te la pasaras de fiesta, pero al día siguiente, doce horitas de sueño reparador, lo solucionaban todo. Pero eso no pasa cuando tienes un bebé.

 

maternidad-dificil(1)

 

Nada ni nadie, por muchas historias horribles que te cuenten, te va a preparar para esto.

Me hubiese gustado saber cómo la falta de sueño prolongada iba a afectarme física, mental y anímicamente, y cómo iba a suponer un reto extra en mi maternidad.

Recuerdo cuando pensaba que esa etapa iba a durar para siempre. Pensaba que iba a acabar conmigo (de verdad, busqué en Google: “Cuántos días puedo pasar sin dormir antes de morir”). Pero un día, un feliz y glorioso día, tu pequeño se duerme. Algunos sólo necesitan seis semanas, otros seis meses, y algunos pobres padres tardan tres años en conseguirlo. Pero, al final, llega el día en el que tu hijo aprende a dormir.

 

Así que, recuerda, no va a durar toda la vida, respira, reúne toda tu paciencia y sueña con ese glorioso día. Sueña despierta, claro.

 

dormir-bebes(1)

4. No intentes hacerlo todo tu sola

Como madre primeriza, recuerdo que esperaba poder hacerlo todo yo sola, y a la perfección. Me hubiera gustado entender que, aceptar ayuda no es ninguna vergüenza. Decir sí, cuando alguien se ofrece a doblarte la ropa, fregar los platos o traer algo de comida, no significa que seas menos madre.

 

Lo único que significa es que eres lo suficiente fuerte y madura para reconocer cuando no puedes hacer algo. Todas solemos caer en eso, pero, de verdad, me hubiese gustado aceptar esta idea mucho antes.

mama-y-recien-nacido(1)

 

5. Confía en tu instinto, porque, SÍ, lo tienes

La verdad es que, cuando eres madre por primera vez, vas a estar constantemente cuestionándote todo lo que estás haciendo. Vas a buscar en Google ABSOLUTAMENTE TODO, y vas pedir consejos sobre maternidad tanto a conocidos, como a desconocidos. Vas a estar constantemente pensando que, cualquier pequeña cosa (y todas ellas) que haces, va a estropear la vida de tu pequeño de alguna forma.

Me hubiera gustado saber que mi hija iba a estar BIEN, y que mis instintos, también estaban BIEN. Recuerdo la presión que me ponía a mí misma, porque eres tú sola la que te presionas. La de páginas que leí sobre cómo dormirla, los distintos tipos de llantos y mucho, mucho más.

Me hubiese gustado saber que podía confiar en mi instinto, cuando me decía que lo que tenía era hambre, que no tenía ninguna enfermedad intratable o que no pasaba nada si un día no tomaba exactamente la misma cantidad que el día anterior. En lugar de eso, me pasé todo el tiempo sobre analizando todo lo que hacía y comparándome con otros.

 

Me hubiera gustado saber que...
aunque fuera nueva en esto, mis instintos no eran menos válidos que los de otra. Porque nadie conoce a mi pequeña mejor que yo.

 

COMPARTIR
Profesora y madre de una hija. Soy una gran apasionada de la lectura y la escritura que espera ayudar a otras madres compartiendo mis experiencias, aciertos y errores.

11 Comentarios

  1. holaa . tengo una inquietud mi nena ya tiene 4 meses y medio y yo le doy pura teta . pero tengo demasiada leche y cada rato se m botan asi ella coma cada rato .. q puedo haceer ? es horrible

    • Hola,

      Como bien indican, el sacaleches puede ser una buena opción. Si no, siempre puedes consultar con tu ginecólogo.

      Un saludo

  2. Es mejor darle puro pecho y si se te bota no imxta xk a mi me paso lo mismo alos 1ros dias tnia mucha leche y mi nena no tomaba mucho cosa k iso k me sacara la leche y paso unos dias y m kde con poca leche dspues de tanto sacarme xk se me botaba es mejor usar protectores y darles a cada momento k kieran tomar xk asi crecen mas fuerts y sanos…

  3. Me hubiera gustado saber que después del parto o la cesaría comienzas con problemas de digestión. (Tarde tres días en ir al baño y fue doloroso). Al comentarlo con mis compañeras de trabajo todas dijeron que era algo normal, Y POR QUE NADIE LO DICE EN NINGUNA PARTE???? ni el medico ni mi madre ni ellas y ni siquiera en internet!!!! Me lleve un susto de muerte.
    También me hubiese gustado que alguien me explicara como respiran los bebes recién nacidos, muy rápido y luego paran como por cuarenta seguros. Los cuarenta segundos mas largos de tu vida porque piensas que esta muerto porque ni se mueve!!!!!

    • Tienes razón. Muchas veces nos encontramos con “sorpresas” que son conocidas por mucha gente ero que, por vergüenza, no se cuentan. Así que, muchas gracias por tu aporte.

      Un saludo

  4. Como ya lo han dicho ya en sus comentarios anteriores, ser madre no es tarea facil como talves nos imaginamos cuando no lo eramos, hay muchas cosas de las cuales nos damos cuenta cuando ya estamos alli y nos hubiese gustado saberlas antes de ser mamas, para evitar preocupaciones y algunos problemas de salud. tengo 24 años soy madre, de el mas bello bb del mundo tiene cuatro meses y medio le doy solo teta y no ha sido nada facil ha sido y sigue siendo un terrible sacrificio, he entrado en un gran descontol hormonal, un terrible estres y una insoportable ansiedad e insomnio, realmente me siento agoviada y agotada!!! ya no quisiera dar pecho a mi bb por lo mal de salud q me siento, pero yo quiero q el este muy bien que sea un niño sano siempre y por eso razon no dejo de darle su teta porque es lo mejor para el.

  5. Hola!
    mi bebe se llama LIAM tiene 1 año y 3 meses y fue lo mejor que me ha pasado, cuando el nació todo fue muy difícil para mi, dado a que soy madre adolescente, el lleno mi vida y mundo de color ahora todo tiene un buen sabor y es cada mañana mejor, un buen susto que me lleve un día que duro 3 días sin hacer popo y lloraba mucho y yo lo lleve a urgencias y llore mucho ese día nunca había sentido esa sensación indescriptible de que te quitan un pedazo de tu vida. FUE MUY HORRIBLE y no se lo deseo a ninguna madre, al final el bebe no tenia nada, según los médicos en bien entro a la sala y me lo quitaron, le quitaron el paño y estaba popo jajajaja

    • Hola Julissa, Mucho ánimo con tu bebé y no te preocupes, todas las madres hemos pasado por un momento de esos de ‘trágame tierra:) Un saludo

DEJA UNA RESPUESTA