5 Consejos para sobrevivir al primer año del bebé con tu matrimonio feliz

familia

La vida de pareja puede verse afectada con la llegada de un bebé. Son muchos cambios los que se dan en las rutinas y esto puede dañar la relación con tu pareja.

La falta de sueño, las hormonas y la obsesión por el bebé ya desde el embarazo, pueden comenzar a distanciarte de tu marido. Es importante, estar tranquila durante el embarazo y aprender a compartir los momentos con la pareja, que también se sienta partícipe de lo que estás viviendo y lo que se está formando dentro de ti.

Tienes que aprender a ser madre y seguir siendo esposa. Esto puede resultar abrumador y puedes llegar a sentir que no le dedicas tanto tiempo como antes a tu marido, porque pasas todo el día pendiente al bebé. Incluso algunos hombres llegan a sentir celos de sus propios hijos.

Hay algunas cosas que te pueden ayudar a mantener tu matrimonio intacto durante el primer año de vida de tu bebé.

 

1. Comunica tus necesidades con frecuencia

pareja hablandoEsto es fundamental en cualquier pareja y aún más, cuando acaban de tener un bebé. Es probable que cada uno se cree unas expectativas y tenga unas necesidades que deben ser comentadas con la pareja.

[quote_box_center]La falta de comunicación puede ser la causante de malos entendidos que lleven a discusiones sin sentido.[/quote_box_center]

Por ejemplo, quizás tú necesites que tu pareja se encargue de dormir al bebé para dedicarte unos minutos al día a ti misma. O bien, él quiera relajarse media hora cuando llega a casa después del trabajo, porque está muy cansado y necesita desconectar.

Cada persona tiene necesidades diferentes y hablar de ellas abiertamente puede liberar tensiones en la pareja.

 

2. Deja de lado las expectativas

familiaCuando te conviertes en madre te creas grandes expectativas acerca de todo lo que quieres hacer, cómo educarás a tu hijo o cómo te vas a organizar con el nuevo miembro de la familia. Te haces una idea de lo que es la maternidad, pero al final siempre termina siendo diferente a como lo habías imaginado.

Todos los bebés son diferentes y lo que funciona con uno no tiene porque funcionar con otro. Por eso, la idea que tenías sobre la maternidad basándote en libros, artículos y consejos de familiares y amigos, no se ajustará a lo que vivas realmente.

Por otro lado, los padres también son diferentes y puede que tu marido tenga otra manera de dormir al bebé, pero no es ni peor ni mejor que la tuya, solo diferente y se funcionan, ambos lo están haciendo bien.

 

3. No trates de hacerlo todo tú

pareja hablandoMuchas veces las madres sienten que todo el peso está en sus hombros. Intentan hacerlo todo de forma perfecta y esto hace que se sientan agotadas y frustradas.

Cuando comienzas a delegar algunas tareas en otros, te darás cuenta de que estás más relajada, más feliz y de mejor humor.

A la mayoría de los hombres hay que decirles directamente que necesitas ayuda con ciertas tareas para que se den cuenta de que estás saturada.

 

4. Tiempo para ti y tiempo en pareja

familiaLa mayoría de las madres pasan todo su tiempo con el bebé, pero es importante dedicarse tiempo a sí misma y también a la pareja.

Puedes pedirle a tu marido u otro familiar que se quede con el bebé, mientras tú sales a tomar un café, vas al salón de belleza o simplemente haces la compra.

También puedes recurrir a algún familiar o niñera para salir a cenar con tu marido de vez en cuando. Si esto no es posible, pueden realizar salidas en familia con el bebé.

 

5. Dar las gracias

familiaTanto si eres tú como tu marido el que se hace cargo del bebé, dar las gracias por cuidar de él, puede marcar la diferencia.

Después de pasar todo el día pendiente del bebé, jugar con él, dormirlo, limpiar cuando él está dormido, bañarlo, cambiar pañales… Un “gracias por cuidar de nuestro hijo” al final del día, te dará fuerzas para seguir adelante.

 

Recuerda que la llegada de un bebé, puede hacer que se sientan más unidos como pareja. Pero también es cierto, que hay muchos cambios con los que hay que lidiar y es mejor hacerlo entre los dos para que vuestro matrimonio se fortalezca y perdure en el tiempo.

 

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA