16 Mentiras que te dices a ti misma para sobrevivir

mujer pensando

Ser madre es duro y a veces es necesario decirte a ti misma pequeñas mentiras para afrontar el día a día y sobrevivir. Cuando nos creemos estas mentiras, aunque solo sea por un momento, vemos la maternidad como algo maravilloso y que solo tiene ventajas.

Aquí tienes algunas mentiras frecuentes entre muchas madres:

 

1. Yo sé lo que estoy haciendo. 

No tienes ni idea de lo que estás haciendo, pero decir que sí, te hace seguir adelante.

 

2. Con el tiempo dormirá toda la noche.

Después del nacimiento pasan los meses y la situación no mejora. Se despierta cada dos horas (con suerte) pidiéndote comida. Ya tiene 2 años y sigue sin dormir toda la noche, pero “con el tiempo dormirá toda la noche”.

bebe no duerme

3. Lo hizo sin darse cuenta.

Como cuando abre la puerta de la casa y tú tienes los rulos en el pelo, o peor aún, esa mascarilla de color verde en la cara que te recomendó tu “mejor amiga”.

 

4. La casa hay que mantenerla limpia.

El día que limpias la casa y te dices a ti misma y a tus hijos, que todo está limpio, solo hay que mantenerlo limpio; es muy probable que esa limpieza no dure más de una hora.

limpiar con ninos

5. Voy a disfrutar de este batido que me estoy preparando solo para mí.

Terminarás con tu hijo enganchado en tu pierna gritándote por un poco de tu batido.

 

6. Después me daré una ducha de media hora para relajarme.

Después tu hijo estará pataleando y con ganas de jugar. Puede que consigas meterte en la ducha, pero no será como lo habías imaginado (música, tranquilidad y relax).

ducharse

7. Nadie se dio cuenta.

Cuando te das cuenta que tienes tu camisa manchada de algo sospechoso (leche, cereales, chocolate) y estas en el supermercado o en la cola del banco. Lo más probable es que al menos una persona se haya fijado en tu ropa manchada.

 

8. Esta noche los niños se irán pronto a la cama.

El baño, la cena, son las 20:00. Preparar la maleta y la ropa para el colegio, leer un cuento, las 21:30. Preguntas que te hacen solo al final del día, abrazos y besos, ya son las 22:30. ¿Temprano?

nina durmiendo

9. No huelo nada.

Al entrar al coche, notas una mezcla de olores procedentes del sillón de atrás, concretamente de la sillita de tu hijo. Sin embargo, tu prefieres pensar que no huele a nada.

 

10. Recogeré los platos más tarde.

Claro que sí, cuando los niños se vayan pronto a la cama, ¿no?

fregar los platos

11. Solo voy a cerrar los ojos para descansar la vista.

Cuando cierras los ojos, abres la boca y comienzas a emitir sonidos (ronquidos), es una siesta, no descansar la vista.

 

12. Esto es solo una etapa.

Cuando tu hijo está gritando en el suelo o corriendo sin rumbo y destrozando todo a su paso, o bien,  cuando es solo un bebé y no para de llorar y no sabes por qué.

bebe llorando

 

13. Mi segundo hijo será más tranquilo.

Esto realmente es lo que te gustaría, pero no necesariamente lo que pasará. Eso sí, esta mentira te ayudará a que te decidas por tener un segundo hijo.

 

14. Voy a dormir un poco cuando se duerma el bebé.

Raramente lo harás, intentarás limpiar, poner orden y lavar toda la ropa que se te ha acumulado.

poner lavadora

15. El pañal no huele tan mal.

Sí, huele fatal, pero mejor pensar que no.

 

16. No me preocupa que no coma tanto.

Hay etapas en las que los niños comen menos, pero realmente sí te preocupa que no coma. De hecho, te preocupa bastante, aunque tu pediatra te haya dicho que tu hijo tiene un peso normal para su edad.

nino no come
Como ves no estas sola, somos muchas las que recurrimos a mentirnos a nosotras mismas. ¿Qué otras mentiras piadosas te has dicho a ti misma para sobrevivir a la maternidad?

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA