13 cosas que los hombres deben saber sobre las mujeres embarazadas

hombres-embarazo

Cuando se trata de lidiar con mujeres embarazadas, no soy un experto. Yo no sé ni cómo tratar a las mujeres en general. De hecho, soy la antítesis de un experto. Afortunadamente, he cometido cualquier error estúpido y he metido la pata tantas veces durante los embarazos de mi mujer que estoy sobrecualificado para hablarte sobre cosas que necesitas saber para evitar meter la pata como yo.

Aquí están las 13 cosas más importantes que debes recordar:

 

1. Alimentarla constantemente

hombres-embarazo

Todo el mundo sabe que la comida es importante para las mujeres embarazadas. Pero lo que quizás no nos dicen es que el tiempo es esencial. Es decir, cuando ella dice que tiene hambre, ella quiere decir que está hambrienta. Ella necesita comida inmediatamente.

Cuando ella dice “Tengo hambre” no quiere decir que esperará a la cena que tienen dentro de una hora, significa que quiere comer algo antes de salir para el restaurante. Y puede que necesite comer también cuando ya estén en el coche.

 

2. Comida: Lo tuyo es de ella, durante estos meses lo que es de ella no tiene límites

hombres-embarazo

Es probable que ustedes lleven juntos algunos años y hayan decidido estar juntos y compartir una vida y todo lo que ello conlleva. Pero si usted se come su comida o la que ella ha decidido que es de ella, esto le traerá consecuencias.

Es probable que si reclama alguno de los alimentos que usted se ha comido y no lo encuentre, entre en cólera y sea difícil de controlar.

Por eso, simplemente no lo haga, no se coma la comida de su mujer embarazada.

 

3. Prepárate para subir de peso

hombres-embarazo

Hasta ahora solo hemos hablado de comida, pero es que es realmente importante en esta etapa.

Es muy probable que su mujer tenga antojos, en mi caso, mi mujer durante el primer embarazo quería comer pizza, kit kats y pomelos. Da igual el antojo de tu mujer, usted también subirá de peso.

Es inevitable compartir sus antojos y comer comida basura.

 

4. No hagas ningún comentario sobre su aumento de tamaño

hombres-embarazo

Sabía que las mujeres embarazadas aumentan de peso, así que decidí no hacer ningún comentario sobre la bonita barriga de mi mujer. Yo solo decía que se trataba de un proceso natural y que no había nada tan hermoso.

Después de decirlo 2 o 3 veces ella me soltó: “Deja de decirme eso, ¡yo estoy gorda!. ¡Yo sé que estoy gorda y no necesito que digas lo contrario!”. No importaba si para mí, nunca había estado tan hermosa.

 

5. “Cerebro de placenta” (término utilizado en el habla inglesa)

Yo sé que suena algo extraño, pero no lo es. Esto comienza cuando la mujer busca sus gafas y las tiene en la cabeza. Pero sigue avanzando a cosas peores como dejar la puerta del sótano abierta cuando en la calle hay 5 grados.

6. Adiós al sentido del humor

hombres-embarazo

La buena noticia es que ella ha ganado un bebé. La mala noticia, es que no hay suficiente espacio para el bebé y su sentido del humor.

Si a usted le gusta hacer bromas como a mí, esto es preocupante. Pero por desgracia mi esposa no apreciaba mi humor cuando hablaba de un pequeño parásito en su estómago.

Los resultados si usted hace tipo de bromas, podrá imaginárselos. Yo se lo he advertido.

 

7. Diga adiós al sexo

hombres-embarazo

Escuche con atención, estarás frustrado sexualmente. El primer trimestre es el peor. Es cuando peor lo pasa ella, debido a la cantidad de cambios que sufre su cuerpo.

Durante el segundo trimestre, aparece el deseo sexual de la mujer, así que aproveche el tiempo. En los últimos meses, ella estará desesperada por tener al bebé y le pedirá tener sexo con la esperanza de que eso ayude a adelantar el momento del parto. Esto puede ser algo incómodo, pero después de unas semanas es bienvenido y un gran alivio para usted.

 

8. Sí, sus pechos son más grandes, pero no se pueden tocar

hombres-embarazo

Hablando del tema del sexo, déjenme comentarles algo sobre una de las cosas más crueles de la naturaleza.

Una mujer embarazada es muy hermosa. Tiene un resplandor especial, su pelo y su piel, están más relucientes.

Además, los pechos crecen considerablemente, el único problema es que no está permitido tocarlos.

 

9. Tú pene no puede hacer daño al bebé

Su pene no afectará al bebé que está dentro del vientre de su esposa. No asustará al bebé, ni le causará ningún tipo de daño.

 

10. Será reemplazado por almohadas

hombres-embarazo

¿Has gastado un montón de dinero en un buen colchón? ¿Con una especie de espuma con memoria y que te hace sentir como sí 1000 angelitos te masajean mientras duermes todas las noches?. Espero que también hayas gastado dinero en un cómodo sofá, porque probablemente sea donde dormirás gran parte del embarazo.

Esto no se debe al aumento de tamaño de su esposa, más bien, es debido a la cantidad de almohadas que ella necesita. Estas se convierten en sus compañeras de cama, mandándolo a usted al sofá.

 

11. No tratarla como si fuera de cristal

Muchos hombres, se sienten protectores de sus mujeres. Pero cuando están embarazadas, no quieren que aumentemos esa protección y que hagamos cosas como levantar cosas pesadas por ellas. Yo sentía que era más importante que nunca protegerla, pero me soltó “No estoy hecha de cristal, deja de tratarme como una princesa”.

 

12. Las mujeres embarazadas son perezosas

hombres-embarazo

Esto es un tema algo delicado. Están llevando una nueva vida en el interior, sus cuerpos están creciendo y cambiando constantemente.

Pero lo cierto es que las mujeres embarazadas son PEREZOZAS. Durante el embarazo, nos tocará hacer más tareas del hogar y si ella no lleva ni siquiera los platos al fregadero no podemos decir nada porque…

 

13. No puedes quejarte

Todas estas cosas que he mencionado, no se pueden hablar con su esposa embarazada. Porque si ella está perezosa, no te deja tocar sus pechos, no recuerda las cosas, duerme con muchas almohadas y usted tiene que hacerlo en el sofá, está aumentando mucho de peso y come a todas horas; no importa, ella está embarazada.

Si te quejas por algo, su respuesta será algo como: “un bebé del tamaño de una sandía está creciendo en mi vientre y voy a tener que empujar para que salga por un hueco que ahora no es más que del tamaño de un limón.”

COMPARTIR
Psicóloga, madre de tres hijos. Me gusta todo lo relacionado con el arte y el pilates está dentro de mis rutinas diarias. Viajar es mi gran pasión y lo hago siempre que puedo, pero no tanto como me gustaría.

DEJA UNA RESPUESTA