10 posturas de yoga que todas las madres practicamos

Todo el mundo nos dice lo beneficioso que es hacer ejercicio. Es más, cuando les decimos que no tenemos tiempo, que estamos estresadas, nos recomiendan yoga.

No dudo de los beneficios del yoga, todo lo contrario, me encanta el yoga, pero eso de “Limpia tu mente” “Relájate”… ¡Ojalá! Ser mamá a veces es demasiado absorbente como para poder parar durante una hora para relajarnos. Pero, ¿habías pensado que ya hacías yoga a diario?

1. Postura de la silla o la de “Ir a un baño público”

Con esta postura harás una gran sesión de ejercicios de glúteos, mientras que al mismo tiempo no te contaminarás con desechos humanos. No parece posible que haya más pis sobre el asiento del inodoro, pero no lo es. Conseguirás más bonificación si se ejecuta este movimiento mientras sostienes a tu bebé, que, ya sea una  emergencia o no, ni se te ocurre dejar en el suelo.

 

yoga-madres-pose

 

2. Postura del perro bocabajo o la de “¡Sal de ahí abajo ahora mismo!”

Te sorprenderás realizando esta postura varias veces al día. Por ejemplo, cuando les dices a tu hijo que es hora de ir a la cama, cuando le dijes a tu hijo que toca brócoli, cuando le dices a tu hijo que es hora de la ducha… ¿Se te ocurre alguna más?

 

yoga-madres-pose1

 

3. Postura de Superman o la de Intentar coger una pieza de Lego de debajo del sofá

Un gran ejercicio fortalecedor traseros, y una manera segura de evitar rabietas. Esta postura también se puede adaptar para la recuperación de libros, peluches, lápices de colores o cualquier otra cosa que tu hija haya decidido dejar en el triángulo de las Bermudas de tu sofá.

 

yoga-madres-pose2

 

4. Postura de la torsión o la de “Darle el chupete a tu hijo en el coche”.

 

La postura más difícil y la más importante de todas. Un trayecto de coche feliz depende de tu habilidad para poder darle a tu bebé el chupete, el paquete de papas o lo que sea que lo hace llorar como si no hubiese un mañana.

 

yoga-madres-pose3

 

5. Postura pinza de pie o a la de “Cómo pueden ser ya las 3 de la madrugada”

Alivia la tensión de los riñones y la parte baja de la espalda con esta maravillosa técnica de flexión. Podrás realizarla todos los días.

 

yoga-madres-pose8

 

6. Postura del Guerrero 3 o la de “No me agarres de pantalón que no alcazo”

Por alguna razón desconocida, tendrás más oportunidades de perfeccionar esta postura cuando se estés cocinando algo muy, muy caliente en el fuego. Por lo general, algo que salpica aceita.

 

yoga-madres-pose9

 

7. Postura del cadáver o la de “Acabo de acostar a los niños”

Desafortunadamente, son solo las 7 de la tarde, tendrás que esperar un poco más (esperemos que poco) para practicar esta postura.

 

yoga-madres-pose4

 

8. La postura del niño o la de “Se me olvidó fregar los platos “

Eses frustrante momento, en el que, ya has acostado a los niños, ya vas de cabeza a la cama y al pasar por la cocina… ¡Los platos! Pero bueno, al menos liberarás la tensión del cuello.

 

yoga-madres-pose5

 

9. Postura de la media pinza o la de “No te entiendo cielo”

“Pate”. ¿Qué? “¡¡Pate!! Y así media hora. Ese fue el tiempo que tardé en entender que mi hija me estaba pidiendo el chupete. Esa época en la que tu bebé aún no ha arranco a hablar, pero balbucea puede ser tan frustrante como divertida. ¿Coforeno? ¡Ahh, el teléfono! ¿Cuál fue esa palabra extraña de tu pequeño?

 

yoga-madres-pose6

 

10. Postura del Guerrero 1 o “¡Qué niño tan bonito tengo!”

Da igual el tiempo que pasemos recogiendo cosas del suelo, lo que nos cuesta que se metan en la bañera o lo cansadas que lleguemos al final del día. Nuestro pequeño es el mejor regalo que jamás podremos recibir.

 

yoga-madres-pose7

 

COMPARTIR
Profesora y madre de una hija. Soy una gran apasionada de la lectura y la escritura que espera ayudar a otras madres compartiendo mis experiencias, aciertos y errores.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA